domingo 07 de junio de 2020 - 12:00 AM

Urgen obras e inversión vial metropolitana

Uno de los mecanismos más expeditos para reactivar la economía es la ejecución de estos proyectos de infraestructura, pues además de mejorar la conectividad y movilidad del área metropolitana, requieren mano de obra y demanda de bienes y servicios de los proveedores locales
Escuchar este artículo

En agosto de 2016, ante el fracaso de la Concesión ZMB, por solicitud de la administración de Bucaramanga, se celebró el Convenio 1113, mediante el cual la Nación hizo entrega a la región, por 16 años, de la administración y recaudo de los peajes de Rionegro y Lebrija, con el objeto de destinar esos recursos a la ejecución prioritaria de las obras pendientes al momento de la liquidación de esta concesión.

En su momento, se evaluó qué ente de carácter público regional cumplía con los requisitos de idoneidad para recaudar y administrar los recursos, así como para estructurar y ejecutar los proyectos y obras faltantes de la fallida concesión; y otros futuros de infraestructura en la región. Del juicioso examen se concluyó que el Idesan era el indicado para garantizar la administración de aproximadamente un billón de pesos, que será el recaudo durante la vigencia del convenio. Además, se estableció que el control y seguimiento se haría a través de un Comité Directivo, conformado por el Municipio de Bucaramanga, el Departamento de Santander, el Invías y la ANI.

En lo que va corrido del Convenio, Idesan ha administrado satisfactoriamente las vías que le fueron entregadas, así como contratados diseños y ejecutado obras, de manera transparente, priorizando los proyectos determinados en el Convenio.

Actualmente se ejecuta la rehabilitación de La Salle-Aeropuerto, la estabilización de un talud, la recuperación de la vía a Rionegro y obras de mantenimiento rutinario y emergencias puntuales. Esta inversión asciende a una suma aproximada de $55 mil millones. Así mismo, ya se cuenta con los diseños terminados y las licencias requeridas del Tramo La Virgen–La Cemento (se incluye el intercambiador Colseguros) y la Rehabilitación del Tramo Palenque–Café Madrid (incluye el puente sobre la Quebrada Las Navas).

Si bien es cierto el balance en la estructuración de los proyectos ha sido satisfactorio, ha faltado mayor diligencia en la contratación de las obras, por cuanto se requiere de manera urgente que la administración departamental solicite a la Asamblea y esta apruebe las vigencias futuras, para que Idesan dé apertura a importantes procesos licitatorios. Cumplido el anterior trámite se podrán ejecutar obras por $120 mil millones, de los cuales ya se dispone de $62 mil millones en la fiducia y de un crédito aprobado por la banca por $100 mil millones, logrando el cierre financiero.

Uno de los mecanismos más expeditos para reactivar la economía es la ejecución de estos proyectos de infraestructura, pues además de mejorar la conectividad y movilidad del área metropolitana, requieren mano de obra y demanda de bienes y servicios de los proveedores locales. Por lo expuesto, desde Vanguardia hacemos un llamado al Gobernador y a la Asamblea Departamental para que procedan en consecuencia, y demostrarle al Gobierno Nacional que estamos en capacidad de administrar eficientemente los recursos que por delegación nos son entregados; así también tendremos argumentos para demandar que Santander sea partícipe del desarrollo de la infraestructura vial del país.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad