miércoles 04 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Vuelve la violencia electoral

Los primeros llamados a trabajar en la protección de los candidatos son los mismos líderes políticos, que deben bajarles el tono a las discusiones y frenar los señalamientos
Escuchar este artículo

Karina García Sierra había advertido que temía por su vida. En un video, que publicó en las redes sociales, denunció que miembros de su equipo de campaña a la alcaldía de Suárez, Cauca, habían sido amenazados por hombre armados. En el video la candidata afirmó que estaban circulando falsas noticias en su contra y que temía por su integridad, por lo cual pidió garantías para su vida. Hace una semana, en un consejo de seguridad electoral, se había ratificado el riesgo que corría la candidata.

El domingo pasado, Karina García fue asesinada en el corregimiento de Betulia, Cauca, tras un ataque con granadas y ráfagas de fusil al vehículo en el que se transportaba. Junto a la candidata fueron asesinados su señora madre, el joven aspirante al Concejo Yeison Obando y dos miembros del esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección que le habían sido asignados.

Un informe de la Defensoría de Pueblo confirma que desde finales de 2016 y en lo que va del 2019, por lo menos tres grupos armados ilegales han hecho presencia en el Cauca y afectado a la población civil: Epl, Eln y las disidencias de las Farc. Uno de los que tiene mayor poder criminal es la columna móvil Jaime Martínez, conformada por antiguos miembro de las Farc.

Según la Defensoría, el norte del Cauca es una zona estratégica para la movilidad, tráfico, tránsito y financiación de grupos ilegales.

El Gobierno ha dicho que detrás del crimen de Karen estaría alias “Mayimbú”, jefe de la columna Jaime Martínez.

Es absolutamente preocupante lo que está pasando. La Misión de Observación Electoral (MOE) ha pedido atención frente al incremento de la violencia electoral, para lo cual es urgente adoptar medidas que frenen lo que está ocurriendo en el país.

Para la Misión de Observación Electoral (MOE), es urgente adoptar medidas para afrontar los casos de violencia política que ocurren en la actual campaña electoral. De acuerdo con la MOE, cada día y medio está ocurriendo un hecho de violencia en algún lugar del país, para lo cual piden que los gobernadores y el Gobierno Nacional planteen una mesa de trabajo urgente con las organizaciones políticas para trabajar en mecanismos y alertas tempranas que permitan proteger a los candidatos. Así mismo, es necesaria una política dirigida a la prevención de la violencia política.

Según la MOE, entre el 27 de julio y el 2 de septiembre de este año se han presentado 24 hechos de violencia política: cinco asesinatos, un atentado, un secuestro y 17 amenazas, en Cauca, Sucre, Bolívar, Antioquia, Arauca, Magdalena, Valle del Cauca, Boyacá, Chocó, La Guajira, Norte de Santander y Risaralda.

No podemos regresar a las épocas oscuras de asesinatos de candidatos y terror electoral. Sin duda, el rearme de grupos disidentes de las Farc significa un gran reto para el Gobierno actual, que debe priorizar la protección de los candidatos. Pero los primeros llamados a trabajar en la protección de los candidatos son los mismos líderes políticos, que deben bajarles el tono a las discusiones y frenar las acusaciones y señalamientos, pues en este país basta un solo señalamiento para que acabar con una vida.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad