sábado 27 de diciembre de 2008 - 10:00 AM

2009, el año de la renovación de la Corte Constitucional

El 2009 será un año de cambios en la Corte Constitucional. Seis de sus nueve magistrados saldrán por vencimiento de su periodo.

El Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia presentaron sus candidatos pero está pendiente de los dos postulados por el presidente Álvaro Uribe.

El grupo nuevo deberá asumir viejas quejas por el hacinamiento en las cárceles y los incumplimientos de las EPS. También deberán analizar la exequibilidad de los estados de excepción como la conmoción interior y la emergencia social y, muy probablemente, del referendo para la reelección.

De estos y otros temas habló con Colprensa el presidente saliente de este tribunal, el magistrado Humberto Sierra Porto.

preguntas y respuestas

El 2009 arranca con seis nuevos magistrados, sólo falta conocer los dos candidatos del Presidente, ¿cómo ve a los cuatro que ya fueron elegidos?
'Debo resaltar y agradecer desde la labor del Consejo de Estado y de la Corte Suprema de Justicia en la elaboración de las ternas. Todos los magistrados son personas de las más altas condiciones profesionales, además de ser prenda de garantía e independencia'.

Aún falta que el presidente Álvaro Uribe escoja sus dos candidatos, ¿alguna recomendación?
'Me parece importante que en el futuro haya una participación femenina. Las mujeres deben tener una representación acorde, no sólo a su número, sino a la importancia de su papel en la comunidad'.

Algunas organizaciones están preocupadas por los candidatos del Presidente, quizás por los cuestionamientos hechos al Consejo Superior de la Judicatura. ¿Le preocupa ese tema?
'No. Me parece que hay prevenciones desproporcionadas. Además, la historia muestra que los presidentes han sido muy responsables a la hora de designar sus candidatos a la Corte'.
La Corte ha centrado su atención en el desplazamiento y uno de los abanderados en este tema es el magistrado Manuel José Cepeda, quien se va el próximo año,
¿queda huérfana esa población?
'El magistrado Cepeda, al igual que los demás colegas que se retiran, ha hecho una excelente labor, pero es bueno entender que las sentencias son en su conjunto. También debe comprenderse que muchas de las cosas en materia de desplazamiento están en manos de las autoridades gubernamentales.

Un asunto recurrente en la Corte son las tutelas que reclaman tratamientos médicos...
'La Corte ha intentado equilibrar la lógica del mercado con los principios de solidaridad, justicia y los derechos fundamentales, por eso quiso proteger a los ciudadanos de la negligencia y los abusos. Muestra de ello fue la sentencia 760, que trazó la bitácora de las EPS e IPS'.

La frustrada reforma a la justicia también estuvo en la agenda, ¿cómo ve hoy la Corte ese tema?
'El tiempo nos dio la razón. Consideramos que era una reforma improvisada en la que no se hizo un debate previo, ni un análisis profundo'.

Y del choque de trenes...
'Gracias al manejo discreto y responsable por parte del Presidente y de sus miembros, fue posible adelantar un diálogo constructivo para disminuir el mal denominado choque de trenes'.

¿No comparte el uso de ese término?
'No, porque se transmite a la opinión pública un total divorcio entre las altas cortes y eso no es así'.

¿En qué se ha avanzado en el diálogo entre las Cortes, de cara a lo que usted llama roces institucionales?
'Debo destacar la decisión de la Corte Suprema de Justicia de tramitar las tutelas contra sus providencias. Este cambio es de mucha importancia. Además, reduce y elimina buena parte de las demandas que se han presentado contra el Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por impedir el acceso a la administración de justicia'.

Se ha dicho que ese paso lo motivó el fallo de la Judicatura en favor del ministro de Protección Social, Diego Palacio, en la Yidispolítica, ¿qué cree usted?
'A las decisiones de los cuerpos colegiados resulta difícil implicarles un motivo, porque hay tantos motivos como magistrados toman la decisión'.

¿Y ustedes, como Corte Constitucional, qué han hecho?

'La Corte modificó su reglamento para que las tutelas contra sentencias sean debatidas por los nueve magistrados y no por tres, como hasta ahora sucedía'.
¿Esperan que en 2009 el Consejo de Estado dé un paso similar al dado por la Corte Suprema?
'El caso del Consejo de Estado es diferente, porque en su inmensa mayoría tramita las sentencias que se presentan contra ellos. No obstante, es un reto para que esa corporación, con las demás Cortes, avance en este diálogo'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad