domingo 12 de julio de 2009 - 10:00 AM

‘$3,9 billones vale cada año la corrupción en Colombia’

Combatir la corrupción en Colombia puede resultar una labor titánica para quien la emprenda, más cuando se sabe que por lo menos $3,9 billones se quedan en los bolsillos de contratistas y contratantes, producto de la consabida ‘mordida’ o soborno.

Sin embargo, el Estado quiso hacerle contrapeso a este flagelo creando hace 11 años la oficina del Zar Anticorrupción, un programa que funciona adscrito a la Vicepresidencia de la República y que debe velar por la transparencia en la contratación y en otras actuaciones públicas. Esta semana estuvo en Bucaramanga Óscar Ortiz González, un abogado egresado de la Universidad del Rosario que desde hace más de un año está investido con las funciones de Zar, en un momento en que la corrupción está en boca de todos los colombianos por cuenta de la ‘Yidispolítica’, los pagos con notarías por los votos de la reelección y además, por los cuestionados negocios de los hijos del Presidente.

Aunque el funcionario evita profundizar en estos cuestionados temas, sí destaca su lucha porque las corporaciones públicas como las Asambleas, los Concejos e incluso Alcaldías y Gobernaciones, sean transparentes.

Preguntas y respuestas

¿Qué función puede cumplir el Zar Anticorrupción en un país donde este flagelo se alimenta en todo momento?
'Fortalecer el poder ciudadano para controlar los asuntos públicos y fortalecer las instituciones, particularmente la autonomía de las entidades territoriales. Que los municipios, los departamentos y la organización nacional tengan los anticuerpos para que nos sean tan vulnerables a la corrupción'.

¿Cree que de verdad ha logrado ‘vacunar’ a las entidades de la corrupción?
'Nunca es suficiente pero hemos podido avanzar. Ahora que estamos en Bucaramanga venimos a robustecer el Concejo y la Asamblea y a impulsar la rendición de cuentas de estas corporaciones. En la democracia es mucho más fuerte el vidrio que el ladrillo, por eso existe desconfianza en los políticos y en especial en las corporaciones de elección popular, no sólo por los escándalos sino por el desconocimiento que hay, a la gente le parece que son unos lugares oscuros donde todo es por debajo de la mesa, lo que necesitamos es ponerle transparencia'.
Pero los Concejos y Asambleas no son sólo transparentes cuando sesionan, los electores también desconfían porque muchos se dedican a conseguir cuotas burocráticas y favores personales…
'Efectivamente esto no impide que se sigan teniendo relaciones clientelares con el Gobierno, pero sí estimula a los más juiciosos…en la medida en que todos sus actos, sus debates sus votos sean públicos, todos tienen que mostrar un buen desempeño porque la gente empieza a darse cuenta quién tiene argumentos'.

¿Entonces la solución es hacerlos visibles?
'En la medida en que hay público en las barras, se les impone una mayor responsabilidad en el sentido que los elegidos son responsables frente a sus electores y el pueblo en general'.
Informes realizados por Confecámaras sobre transparencia en la contratación indican que en Colombia no hay contratista que no tenga que pagar ‘mordida’, ¿qué hace la oficina del Zar frente a esta situación?
'No sólo esos estudios sino otros dicen que en promedio, en Colombia, el soborno para acceder a la contratación es del 12,9 por ciento, si le aplicamos ese casi 13 por ciento a los 30 billones de pesos que destina el Estado para la contratación nos da 3,9 billones de pesos en sobornos, con los que se pueden pagar dos años de seguridad democrática, se podrían tener cerca de 180 mil viviendas de interés social, se pueden hacer mil cosas, entonces hay que tomar medidas… sugerimos etapas adicionales, más audiencias públicas, más explicaciones, más contrapreguntas, estudios de terceros, que opinen gremios, la academia'.
Pero independiente de ello la ‘mordida’ se paga, entonces entre pagar el soborno y obtener la utilidad entonces ¿qué calidad puede tener una obra?
'Ese es uno de los proyectos que tenemos en proceso de aprobar, que son las auditorías visibles. Esto es como en medicina, no hay un sólo remedio, cada problemita tiene su vacuna. La Ley tiene muchas garantías para los proponentes, pero también tenemos que hacer un cambio cultural, exigir más y dar más. Pero también es importante vincular a los beneficiarios para que ayuden a cuidar el desarrollo del contrato, cuando la gente sabe que ahí se va a construir la casa, va a tener un inmenso interés de saber quién es el que construye'.

Las relaciones con el Gobierno

¿No es incómodo hablar de anticorrupción cuando un programa de este tipo depende de un Gobierno, como el del presidente Álvaro Uribe al que señalan de manejar las cosas a su acomodo?
'Para mí no es incómodo, estoy orgulloso de estar al frente de este proceso… Casi todo el tiempo la gente se fija en lo que considera una debilidad, que no tiene dientes, que no tiene la capacidad de meter a nadie a la cárcel, no tiene la posibilidad de sancionar disciplinariamente ni de forma fiscal, de manera que la gente dice que es un programa mueco, pero la virtud no está en los dientes sino en las neuronas'.

¿Tiene registro de cuantos resultados o procesos han logrado?
'El año pasado llegaron cerca de 7 mil informaciones, hay unas documentadas desde el inicio, en otras en las que el programa tiene que hacer gestión para investigar y otras que son deleznables, que son prácticamente calumnias y no son relevantes, de todo eso vamos a armar un observatorio para no quedarnos analizando caso por caso, por ahora estamos sistematizando la información para ver fallas'.

¿Alguna vez le ha advertido al Presidente o al ‘Vice’ sobre alguna circunstancia donde probablemente haya corrupción?
'Sí, en lo que ocurrió con el Contador General que resultó involucrado en un proceso; en el caso del ex Director del Invías que aunque tenía oportunidad de presentar recursos ante la Procuraduría, la Oficina consideró que dadas las circunstancias del caso y lo delicado de los cargos, era mejor separarlo de sus funciones; en el caso del Mininterior, en contratación para obtener servicios de seguridad tecnológica en las cárceles, consideramos que no todo estaba correcto y el Programa insistió en hacer más revisiones'.

¿Qué tiene por decir el Zar Anticorrupción sobre los negocios de los hijos del Presidente?
'En esos casos no he tenido información, si me llegara, fijaría una estimación sobre el asunto'.

¿No ha habido suficiente ilustración con los debates que sobre el tema ha hecho el Congreso?
'Sí pero cuando hay investigaciones en cabeza de unas autoridades, es prudente dejar que la autoridad se pronuncie, pero podemos hablar de otros casos como la ‘parapolítica’ o la ‘farcpolítica’... yo digo que cualquier político que esté al servicio de organizaciones al margen de la Ley, hace que sea peor que las Farc o que los ex ‘paras’, porque los políticos son voceros de los colombianos y eso es ser traidor'.
Habla de la ‘farcpolítica’, la ‘parapolítica’ y ¿la ‘yidispolítica’? Con las denuncias del ex superintendente de Notariado, ¿no se abre otro capítulo en esta historia de ‘pagos de la ree-lección’?

'Hemos conocido hasta ahora una primera fase, pero debo ser prudente frente a este tema del que está conociendo la Corte Suprema de Justicia y yo no tengo los elementos de juicio en relación con esos hechos, porque además es una investigación que apenas está empezando'.
Con excepción de los casos que mencionó del Contador y el ex Director del Invías, quedaría la sensación de que el Zar opera hacia fuera de la Casa de Nariño y no hacia adentro…
'Digamos que se necesita, si el mal existe se necesita, qué tal que no lo tuviera. Yo entiendo que un programa de estos se pueda mirar con escepticismo, pero entonces ¿la solución sería que no hubiera?'.

¿Cree que el país va a tener elecciones transparentes?
'Estamos trabajando para ello…queremos generar unos mecanismos especiales, pero también se necesita de muchas cosas más, cruces de bases de datos, el apoyo de la Misión de Observación Electoral, más capacitación a la Fuerza Pública…pero hay que cuidar que ni la plata ni el plomo imperen en las decisiones del pueblo'.

LISTA

¿Quiere denunciar casos de corrupción?

La Oficina Anticorrupción recibe las quejas así:

1 Conmutador : 562 9300- 334 1507 - FAX: 5658671 Bogotá
2 Línea gratis de atención desde cualquier lugar del país: 018000-913040
3 Página de Internet : www.anticorrupcion.gov.co
4 Correo electrónico: buzon1@presidencia.gov.co
5 Correo: Cra 8 No 7-27, Edificio Galán
6 Atención personal: Carrera 8 No 7-27, Edificio Galán-Bogotá

Síntesis

Las funciones de la Oficina de Anticorrupción

1 Impulsar la realización de estudios, evaluaciones, sondeos, estadísticas, con miras a establecer las principales causas de corrupción o ineficiencia en materia administrativa.

2 Desarrollar proyectos y herramientas, que propicien la modernización, ética, eficiencia y transparencia de la gestión del Estado.

3 Apoyar proyectos que mediante la utilización de tecnología permitan conectar a las entidades del Estado con la comunidad.

4 Liderar proyectos que mediante el análisis de la información contable y presupuestal de las entidades y organismos del Estado, permitan evaluar la gestión y la eficiencia en la administración de los bienes públicos.

5 Fortalecer en las entidades el control interno de gestión y el control interno disciplinario.

6 Desarrollar metodologías que permitan detectar y castigar los casos de corrupción administrativa.

7 Recibir denuncias en contra de funcionarios de cualquier orden, darles, el trámite ante la autoridad competente y hacer el seguimiento respectivo.

8 Rendir periódicamente informes al Vicepresidente sobre el desarrollo y resultados del programa.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad