lunes 27 de julio de 2020 - 12:18 PM

A cinco años de prisión fue condenado el actual Gobernador del Cesar

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó al actual gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, a cinco años y 16 días de prisión por ser responsable del delito de corrupción al sufragante durante su primera campaña a la Gobernación.
Escuchar este artículo

El alto tribunal impuso una multa de 301,58 salarios mínimos legales mensuales vigentes, es decir, más de 200 millones de pesos, que deberá consignar a nombre del Consejo Superior de la Judicatura.

La determinación también ordena que se inhabilite a Monsalvo Gnecco para ejercer cargos públicos por el mismo tiempo de su condena, así mismo que pague sus cuentas con la justicia, desde su lugar de residencia.

En el sentido de fallo condenatorio, el máximo tribunal en lo penal consideró que "es incuestionable la responsabilidad penal de Luis Alberto Monsalvo Gnecco como autor del delito de corrupción al sufragante".

Lea también: Ley que habilita sesiones virtuales del Congreso se discute esta semana.

En ese caso, la investigación de la Fiscalía evidenció que, como candidato a la gobernación del departamento para el periodo 2012 – 2015, Monsalvo Gnnecco firmó pactos con los representantes de los sectores de invasión Tierra Prometida, Guasimales y Emmanuel, en Valledupar, con el compromiso de mantenerles la situación de ilegalidad a cambio de votos.

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema entregó a esa corporación videos, declaraciones y los acuerdos. Con este material, la Fiscalía demostró que Monsalvo Gnnecco se aprovechó de la necesidad de las comunidades vulnerables y pactó permitir que una condición contraria a la ley se prolongara para asegurar votos.

“Luis Alberto Monsalvo Gnecco actúo con conciencia de su antijuridicidad, ya que como economista con énfasis en administración de empresas y especialista en evaluación social de proyectos, político con experiencia en contiendas electorales para Corporaciones nacionales -por la circunscripción electoral del Cesar- sabía perfectamente que, al prometer la dádiva en los términos evaluados, seccionaba la libertad de los sufragantes aptos para votar en las elecciones a la Gobernación del Cesar”, reposa en el sentido de fallo.

El alto tribunal reseñó que el gobernador “desnaturalizó” la libertad del voto no solo de los líderes firmantes del acuerdo sino el de toda una población, afectándose la autonomía personal de los electores, cuya finalidad corruptora derivó en que a través de esa promesa su propósito fue el de obtener su apoyo.

Pese a la responsabilidad del actual gobernador, la Corte dejó claro que Monsalvo Gnecco ha asistido voluntariamente a las audiencias de formulación de imputación y acusación, preparatoria e instalación del juicio oral y la de alegatos de conclusión en el juicio oral, por lo que no hace necesario imponer medida de aseguramiento.

“No ha rehuido su comparecencia ante el Juez de Control de Garantías ni ante esta Corte, no se advierte necesario ordenar su captura en este acto procesal y, en consecuencia dispone que continúe en libertad hasta la emisión de la sentencia”, reseñó la providencia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad