martes 01 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Avales a familiares de parapolíticos, un 'dolor de cabeza' de los partidos

La presencia de candidatos al Congreso de la República que sean familiares de dirigentes que hayan sido condenados por el proceso de la ‘parapolítica’, tiene en aprietos a varios partidos que evalúan la posibilidad de entregar o no el aval para que integren sus filas.

Esa ‘encrucijada’ la vive  el Partido de ‘La U’, cuya su dirección nacional estudia desde hace más de una semana el tema, debido a que se ha presentado una fuerte división de opiniones entre sus militantes, en particular los senadores. Para el senador Armando Benedetti, 'la dirección se está chupando y se deben negar los avales a los familiares de quienes estén condenados'. Incluso señala que si bien hay una responsabilidad personal en lo judicial y la condena, es para la persona que tuvo sus vínculos con los paramilitares, en lo político 'los votos sí le quedan al hermano o la esposa'.

La posición de Benedetti es contraria a otro sector de congresistas de ‘La U’, que en cabeza de su vocero en Senado, Luis Elmer Arenas, sostiene que se les debe dar el aval porque que las responsabilidades son de las personas.

La indecisión de dar o no el apoyo radica en que la nueva reforma política señala que la responsabilidad de dejar entrar a los partidos a personas vinculadas con grupos al margen de la ley, también recaerá en los directivos que autoricen integrar las listas.

Dichos avales en todos los partidos dependen de los directorios nacionales y regionales, razón por la cual los controles deben ser mayores para evitar, lo que se ha llamado, los infiltrados.


Anunciarán nombres

El Partido de Integración Nacional (PIN), anterior Convergencia Ciudadana, expondrá a la opinión pública los nombres de sus candidatos, según anunció su presidente Samuel Arrieta, quien además defiende la idea de que los candidatos que tengan familiares vinculados o condenados por la parapolítica no deben responder por quienes están pagando una condena.


Más inversión

Reinaldo José D’Silva Uribe, coordinador del Grupo Gestión de Ingresos de Santander, dijo que lo que se hizo fue hacer una modificación a la excepción contemplada en la ordenanza 012 de 2005 que redujo de un día de salario mínimo legal vigente, a medio. Lo que se hizo fue retirar la excepción y quedar iguales con todas las empresas que realizan degüellos en otros departamentos del país.

D’Silva Uribe aseguró que el incremento no se reflejará en el precio final de la carne, porque el frigorífico cobra una tarifa de 200 mil pesos por el degüello de una res sin importar si pesa 100 o 400 kilos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad