jueves 20 de agosto de 2009 - 12:08 AM

Ampliación: Bernabé Celis, absuelto por la Corte Suprema de Justicia

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia absolvió al senador Bernabé Celis Carrillo del delito de contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

Ese delito, se dijo, se concretó mientras el actual parlamentario se desempeñó como Presidente de la Asamblea de Santander, entre noviembre de 1996 y febrero de 1997.

El alto tribunal de la justicia ordinaria sentenció que el dirigente santandereano no encontró irregularidades en el otorgamiento de un contrato por cuantía de 1'200.000 pesos mensuales al abogado Pedro Gerardo Tabares para que actualizara el archivo de la Duma Departamental.
 
De esta manera, la Corte despeja cualquier duda y cierra definitivamente este capìtulo, pues contra este fallo no procede recurso ni acción alguna, ratificando los argumentos de honestidad y buena fe que siempre expuso el congresista Celis Carrillo.
 
"Me siento muy feliz, pero al mismo tiempo muy tranquilo, porque si bien esa investigación me atormentó y me quitó varias horas de sueño, hoy se demuestra que tenía la razón y que actué de manera responsable y correcta", expresó Celis Carrillo minutos después de notificarse personalmente de la providencia en el Palacio de Jusitica en la Capital de la República.
 
"En casi treinta años de actividad pública y ejercicio de la polìtica siempre me he distinguido por la transparencia de todos mis actos y en esta episodio siempre sostuve que no había incurrido en actos de corrupción y mucho menos en una actuación tan simple como otorgar un contrato por apenas un millón doscientos mil pesos a una persona idónea, capacitada y con experiencia para contratar con el Estado, como en efecto sucedió con el doctor Pedro Gerardo Tabares".
 
La decisión proferida por la Corte respalda el concepto entregado por el procurador delegado para el caso ante la Corte Suprema de Justicia, quien solicitó la absolución del procesado por estimar que no cometió delito alguno.

'Acreditada la idoneidad y experiencia del contratista para llevar a efecto la tarea que se le encomendó, la necesidad de su contratación y el cabal cumplimiento de la labor para la cual se le contrató, no puede sostenerse que su escogencia haya sido amañada por haber obedecido solamente a la amistad que lo ligaba con el representante legal de la entidad contratante', dijo el representante del Ministerio Público.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad