domingo 18 de enero de 2009 - 10:00 AM

Colombia está en la oscuridad frente al tema del secuestro

Mientras el país se prepara para el regreso a la libertad de seis secuestrados políticos en poder de las Farc, miles de familias en Colombia aguardan a una nueva comunicación de aquel grupo u organización que tiene plagiado a su ser querido.

Hoy, los colombianos no sabemos cuántos de los nuestros están en la selva o amordazados en cuartos oscuros en poder de la delincuencia común o de la guerrilla.

'Es un acto antidemocrático porque la información pública y las bases de datos se trabajan por convenios, siempre hemos trabajado a partir de las cifras oficiales, pero en este momento el país no tiene el número real de secuestrados', afirmó Olga Lucía Gómez, directora de País Libre.

Gómez recordó cómo hace seis meses el Fondo Nacional Para la Defensa de la Libertad Personal (Fondelibertad) adquirió un compromiso para que el país y la sociedad civil conocieran lo que estaba pasando en materia de secuestro.

La cifra más reciente corresponde al 7 de julio pasado y por eso Gómez señaló 'que el país está en la oscuridad en el tema del secuestro'.

Respecto a ese último informe, la directora de País Libre criticó la presentación de este consolidado nacional, del cual se desconoce cómo fue el tratamiento de la información y la manera como se mide el número de secuestrados en Colombia.

'No hay derecho que decidan guardarse las cifras y mostrar un consolidado general que nadie sabe cómo lo están tratando, no han sido explícitos en cómo están calificando los delitos y no sabemos cuántos casos investiga la Fiscalía', manifestó Gómez.

LA CONTROVERSIA

Expertos consultados por Colprensa explicaron que Colombia nunca ha tenido cifras reales de esta problemática por falta de una política pública en este tema.
 
Para Jairo Libreros, analista político y experto en Política de Seguridad y Defensa Nacional, cuando comenzó la política de seguridad democrática y las Farc se replegaron, disminuyeron los secuestros extorsivos.

Según Libreros, al mover sus tropas la guerrilla necesita dinero para la logística y la manutención, por lo que se incrementan los secuestros extorsivos.
'En este momento no tenemos claridad si los secuestros están relacionados con movimiento de tropas o se debe a delincuencia organizada como las oficinas de cobro', explicó Libreros.

Para este analista, actualmente no existe una línea de acción para combatir este problema, ni una medición precisa, aunque afirmó que esto no es nuevo.

'Antes de Uribe se decía que las Farc eran el principal secuestrador del mundo, que tenían por lo menos 5.000 plagiados. Esta cifra no se pudo verificar en la realidad, pero si fuera cierto, por cada prisionero la guerrillera debería tener tres hombres cuidándolo, lo que está fuera de la realidad de este grupo insurgente', sostuvo.

Libreros afirmó que nunca hemos tenido unas cifras cercanas y precisas de lo que es la dinámica del secuestro en las grandes y medianas ciudades del país.
La razón para este experto en seguridad, es que ha faltado un esfuerzo sostenido para luchar contra el secuestro y de otro lado, los municipios no tienen la infraestructura necesaria para afrontar este tipo de situaciones.

Este experto tiene su propia hipótesis: 'Si bien han disminuido los problemas de seguridad en el país, los temas de justicia no están avanzando de la mejor manera y por eso, la gente no denuncia, por eso la cifras no muestran la realidad'.

SE MIRAN CON RECELO


Por su parte, el consultor internacional Jhon Marulanda dijo que todas las estadísticas que salen de los Estados son siempre miradas con recelo y con precaución, porque normalmente las entidades del Estado en aspectos de seguridad siguen los lineamientos gubernamentales de tipo político.

'Estas cifras son miradas con recelo. En Venezuela las cifras de secuestro que sacan las entidades gubernamentales contradicen la realidad, mientras que en México las manejan la prensa', explicó.

Para Marulanda, hasta el momento no tener estadísticas reales sobre el secuestro plantea muchos interrogantes e incertidumbre por lo que está sucediendo.
'No podemos caer en los aspectos de seguridad en los mismos problemas que se presentan con las estadísticas del Dane, siempre cuestionadas. Esto es un problema delicado', sostuvo.

El consultor internacional afirmó que 'el Gobierno debe afinar temas como el de los ‘falsos positivos’ y las estadísticas, ya que son un punto negativo para la Seguridad democrática'. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad