miércoles 11 de octubre de 2023 - 7:00 PM

Con proyecto de Ley buscan que la Empas deje ser propiedad de la Cdmb

La iniciativa, radicada en la secretaría de la Cámara de Representantes, restringe que las corporaciones ambientales puedan ser propietarias de empresas de servicios públicos.
Compartir

El representante a la Cámara por Santander, Cristian Avendaño, radicó un proyecto de Ley que busca prohibir que las corporaciones autónomas regionales puedan tener empresas u acciones en empresas de servicios públicos domiciliarios porque podría presentarse un conflicto de intereses.

Además: Las movidas secretas de políticos para quedarse con el control de la Cdmb y la CAS

Con esta iniciativa legislativa, el congresista de la Alianza Verde propone particularmente que la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, deje de tener el control total sobre la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas.

“Este es un proyecto que surge tras el despropósito que cometió el Concejo de Bucaramanga en los años 60, pues de forma irregular esta corporación regaló el alcantarillado a la Cdmb, autoridad ambiental que en 2006 creó la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Empas, para convertirlo en todo un fortín burocrático y de contratación a dedo”, explicó el representante Avendaño.

Según el proyecto, las corporaciones ambientales como la Cdmb, no pueden controlar empresas de servicios públicos domiciliario, pues una de las obligaciones que tienen dichas entidades es la fiscalización ambiental, por lo que se presentaría un conflictos de intereses.

“Otra irregularidad que estaría cometiendo la Cdmb y otras corporaciones autónomas en Colombia, al tener empresas o acciones en empresas prestadoras de servicios públicos, es la transgresión al principio de imparcialidad y al principio de moralidad de la administración pública, los cuales están contemplados en los numerales 3 y 5 de la Ley 1437 de 2011”, aseguró el congresista.

Esta iniciativa legislativa también cuenta con la firma de la representante Julia Miranda y próximamente surtirá su primer debate en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes.

¿Irregularidad histórica?

El proyecto de ley se sustenta en una investigación realizada por Avendaño en la que encontró que el Concejo de Bucaramanga, en 1974 autorizó la cesión de las redes de alcantarillado a la Cdmb sin ninguna contraprestación. Para ese entonces la Cdmb tenía una personería jurídica de derecho privado.

Según la investigación, la Cdmb solo se convirtió en persona jurídica de Derecho Público cuando se transformó en Corporación Autónoma Regional mediante Resolución No. 1489 de 1995 al adoptar en sus nuevos estatutos las disposiciones de la Ley 99 de 1993.

Pese a que la Cdmb nunca tuvo la competencia para realizar la prestación del servicio de alcantarillado, jamás restituyó las redes de alcantarillado a la ciudad de Bucaramanga. A su turno, en el 2006 producto del cumplimiento de un fallo del Consejo de Estado, decidieron crear y constituir la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander -Empas-, entregándole como aporte en capital las redes de alcantarillado, valoradas en ese entonces en $179 mil millones de pesos, a cambio del 99 % de las acciones de dicha empresa.

“Al día de hoy la Cdmb, como autoridad ambiental, ejerce control sobre una empresa de servicios públicos de la que también es dueña. Esto provoca que se niegue la oportunidad a la ciudad de orientar las utilidades de dicha empresa en clave del bienestar de la ciudadanía, negando con esto la realización de inversiones estructurales, como es por ejemplo la construcción de una Planta de Tratamiento para el Área Metropolitana”, agrega Avendaño.

Lea también: Tavera y Anaya pujan por la Dirección de Cdmb

Demanda de estatutos

Por tratarse de una empresa de servicios públicos la Empas no se rige bajo el estatuto de contratación o Ley 80, sino cuenta con su propio manual de contratación, característica que la hace llamativa para sectores políticos de la región.

En 2020, tras una intensa puja por el control de la Empas, el exgobernador Didier Tavera, quien actualmente ostenta el poder en la Cdmb, y el actual mandatario departamental, Mauricio Aguilar, quien intentaba en ese momento el control de la Empas, se reunieron y acordaron el control político en torno al manejo de ambas entidades.

Con la salida de Ruth Ardila de la gerencia, el director de la Cdmb nombró a Ludy Elena Alemán como nueva gerente suplente de la empresa de servicios públicos. Alemán venía desempeñándose como asesora en contratación de la Empas y es ficha directa del exgobernador Tavera.

El presupuesto de la Empas para el 2023 superó los $123 mil millones.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad