domingo 19 de enero de 2020 - 12:00 AM

Contraloría reportó 12 hallazgos administrativos en el Sitm

El ente de control indicó que varios compromisos adquiridos en el CONPES 3558 de 2008 no se han cumplido. Para la fecha, el Sitm ya tendría que estar cubriendo el 66% del transporte colectivo, tener los portales terminados y operar completamente en zonas como el Norte de Bucaramanga y Girón.
Escuchar este artículo

En el reciente informe de auditoría de la Contraloría General de la República a Metrolínea, el ente de control fiscal reportó 12 hallazgos administrativos, de los cuales 11 tendrían incidencia disciplinaria y 2 incidencia fiscal por $18.767 millones.

El informe se hizo con corte al 31 de diciembre de 2018 y en este se destaca que el Sitm ha acumulado un déficit operacional de $38.909 millones desde que entró en operación en 2010.

Los años más críticos fueron 2015, 2016 y 2017, con más de $6 mil millones de déficit operacional en cada uno de esos periodos. En 2018, las pérdidas fueron de $4.695 millones.

Entre los hallazgos administrativos, la Contraloría destaca que la infraestructura de Metrolínea no se encuentra terminada al 100%, por cuanto no se han culminado hitos representativos como los portales de Bucaramanga (en ejecución) y Floridablanca (obras paralizadas).

El ente de control recordó que el compromiso en el CONPES 3552 de 2008 era que estos portales debían estar operando en el tercer trimestre de 2010 y a la fecha, nueve años después, solo hay dos portales construidos, los de Girón y Piedecuesta, aunque el primero aún no está en operación y le faltan algunas obras como el patio-taller, los carriles de aceleración y adelantamiento, un puente peatonal y un retorno vehicular.

En el Portal de Girón, además, se tuvieron que asumir $2.191 millones para el traslado de un tramo del gasoducto Gibraltar, un costo que, según la Contraloría, no estaba justificado y representó el 10% del valor de la obra.

De igual forma, tampoco se ha logrado el ingreso del Sitm a Girón y al Norte de Bucaramanga (allí actualmente hay una operación parcial), ni se ha alcanzado la cobertura proyectada del 66%. De los 368 buses que deberían estar operando, solo hay matriculados 236, de los cuales 19 no están circulando.

Más hallazgos

La Contraloría señala que no se cumplió tampoco el compromiso de construir una ciclorruta entre Floridablanca y Piedecuesta, ni se ha evidenciado el cumplimiento de la verificación por parte de Metrolínea en lo relacionado con la participación de pequeños transportadores.

El ente de control recordó, por otro lado, que en auditorías anteriores, realizadas para las vigencias 2009-2012, se registraron 55 hallazgos y Metrolínea presentó un Plan de Mejoramiento que a la fecha, seis años después de la última auditoría, no se habría cumplido de forma efectiva.

Según el ente de control, de esos 55 hallazgos, 18 son competencia de las contralorías municipales y departamental y 22 tuvieron una mejora o se cumplieron los compromisos. En los 15 restantes se generaron nuevos hallazgos, toda vez que no tuvieron acciones de mejora efectivas.

El informe de auditoría no estudió algunas acciones que son competencia directa de las contralorías regionales. Un ejemplo de ello son las demandas y sentencias judiciales, pues estas hacen referencia a Metrolínea o los municipios, mas no a la Nación.

Ante estos hallazgos, Metrolínea deberá elaborar y/o ajustar el Plan de Mejoramiento que se encuentra vigente, con acciones y metas de tipo correctivo y/o preventivo, dirigidas a subsanar las causas administrativas.

Portal de Girón no está operando
Más allá de las demoras que hubo, para la Contraloría preocupa que no se sabe cuándo entrará a funcionar el Portal de Girón, cuya obra terminó en mayo de 2018 (hace casi 20 meses).
Allí faltan obras complementarias como el patio taller, carriles de aceleración y desaceleración, un puente peatonal y un retorno operacional. Con esto se habría violado el principio de planeación del gasto público.
Metrolínea explicó que los carriles de aceleración ya cuentan con estudios y presupuesto aprobados y se espera permiso de intervención del Invías para iniciar la obra. También se instalarán unos semáforos.
En cuanto al puente peatonal, se espera la aprobación para adelantar el proyecto que ya está incluido en el plan de adquisiciones.
Infraestructura incompleta
La Contraloría reportó que de los cuatro portales no había ninguno en operación (el de Piedecuesta se terminó y entregó a finales de 2019, después de la redacción del informe). Además, de los 24 puentes peatonales proyectados, hay construidos 16.
Ya están cumplidos los compromisos frente a rutas troncales, pretroncales, alimentadoras, estaciones de transferencia y de puerta derecha.
Al respecto, el Ministerio de Transporte explicó que la implementación se ha dado de manera gradual y se ha avanzado en la medida en que se han tenido que superar dificultades como la necesidad de adelantar nuevos estudios y diseños definitivos de los portales (los diseños de los cuatro portales se modificaron) y la actualización de las redes de servicios, entre otros.
También hay que resaltar que el Portal del Norte está a punto de ser entregado y en Girón ya se están adelantando las gestiones para las obras complementarias faltantes.
En el caso de Floridablanca, la construcción sigue paralizada, pero se está haciendo un rediseño de la obra y existe el compromiso de la Nación y los entes territoriales de encontrar los recursos para culminar la edificación.
Vinculación de flota pendiente
Uno de los compromisos era chatarrizar y disminuir la capacidad transportadora de buses convencionales y poner en operación 368 vehículos: 15 articulados, 203 padrones y 150 alimentadores en Metrolínea.
No obstante, a 31 de diciembre de 2018 solo hay matriculados 236 buses, de los cuales 19 (6 articulados, 5 padrones y 8 alimentadores) no están operando.
Según el AMB, la desvinculación de buses se dio de forma gradual, de acuerdo con las fases de Metrolínea. Ya se han desvinculado 903 buses metropolitanos y 161 municipales. Metrolínea explicó que la flota completa no se ha adquirido, porque se requiere terminar primero la construcción de los portales del Norte y Girón.
Falta ciclorruta
El CONPES 3552 de 2008 estableció la construcción de una ciclorruta entre Papi Quiero Piña y la Estación El Molino de Piedecuesta, por $5.689 millones. Esta obra no se ha ejecutado y a la fecha ni siquiera está proyectada en el plan de inversión de Metrolínea o de los municipios del área metropolitana.
Según el ente gestor, el proyecto no se pudo ejecutar por múltiples inconvenientes, entre ellos la falta de un Plan Maestro Metropolitano de Ciclorrutas y los altos costos de algunos predios que se requieren, pues allí funcionan empresas como Holcim.
La Gobernación se comprometió a girar parte de los recursos, pero la iniciativa no avanzó y el dinero nunca se giró.
Gasoducto Gibraltar
El contrato del Portal de Girón tuvo un costo final de $21.514 millones, de los cuales $2.191 millones (10% de la obra) fueron para el traslado de un tramo del Gasoducto Gibraltar - Bucaramanga.
Según la Contraloría, estos costos no eran elegibles para el proyecto, pues en 2010, antes de adquirir el lote, se conocía el trazado del gasoducto y se definió la servidumbre. Cuando se construyó el portal, se acordó un realineamiento de la tubería que incluso generó retrasos.
Metrolínea aclaró que para el 2010 sólo se tenían los diseños de la UIS, proyectados para un terreno compuesto por tres predios, pero el proyecto final se hizo en un solo predio y por ello se hizo un rediseño que implicó el consecuente traslado del gasoducto. Aún así, con los nuevos diseños la obra costó menos.
Pequeños propietarios
Uno de los compromisos contractuales de los operadores del Sitm fue el de garantizar la participación de los pequeños propietarios y no disminuir, durante los primeros ocho años de la concesión, el número y la participación de estos en la estructura societaria.
Para ello, los concesionarios debían remitir anualmente a Metrolínea S.A. una certificación sobre el cumplimiento de este compromiso. Según el ente de control, si bien Metrolínea hizo algunos seguimientos, no se cumplió con lo estipulado con los reportes anuales.
Cabe destacar que en 2014 se dieron algunas sospechas de modificación que fueron reportadas por la Unidad Investigativa de Vanguardia, pero un estudio realizado entonces por el AMB encontró que no había indicios de irregularidades.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad