jueves 23 de mayo de 2019 - 8:25 PM

Decisión de la Corte favorecería el caso de Andrés Felipe Arias

La Corte Constitucional tomó una importante decisión sobre los casos en los que en la primera instancia una persona haya sido absuelta o su caso haya sido archivado y en la segunda instancia haya sido condenada, en este caso podrán impugnar el fallo, como un derecho fundamental.

Esta decisión, con ponencia del magistrado Antonio José Lizarazo, recalca, en el estudio de dos casos particulares, que al no permitir la impugnación de la sentencia, “la Sala Penal del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva, y la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia al resolver el recurso de queja, desconocieron el derecho del accionante a la impugnación de la primera sentencia condenatoria, razón por la cual incurrieron en violación directa de la Constitución, en cuanto no aplicaron la garantía constitucional consagrada en el artículo 29 de la Constitución y en los artículos 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

Con la impugnación, más allá de la casación, la defensa puede poner en tela de juicio todo el procedimiento y controvertir de nuevo las pruebas que fueron presentadas durante el juicio, es prácticamente aplicar una tercera instancia.

En su decisión, la Corte “exhortó, una vez más, al Congreso de la República, a efectos de que regule dicho procedimiento en ejercicio de su amplia de libertad de configuración del derecho y dentro del marco de la Constitución”. La Corte no se refirió a los destinatarios de dicha regulación, ni a aspectos relacionados con la prescripción de la acción penal, ni la cosa juzgada de las sentencias que no hayan sido objeto de impugnación, en tanto se trata de elementos de la regulación que corresponde adoptar al Congreso de la República dentro del marco de la Constitución.

La esperanza de Arias

Precisamente esta se ha convertido en una rendija de esperanza para el uribismo, que por diferentes mecanismos ha intentado que el exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, condenado a 17 años de prisión por el desvío de recursos de Agro Ingreso Seguro, pueda tener segunda instancia.

Por eso, el congresista Juan David Vélez, representante a la Cámara de colombianos en el exterior, del Centro Democrático, está trabajando en un proyecto de ley con el que busca que las sentencias condenatorias dictadas desde 1991 y que no pudieron ser apeladas, porque no existía la segunda instancia, o porque no podían impugnarse las decisiones de segunda instancia, puedan ser revisadas, según reveló El Espectador.

Andrés Felipe Arias celebró la decisión: “¡La justicia es el camino que llevará a la verdadera paz de Colombia! ¡Gracias Corte Constitucional, gracias Centro Democrático por ser una luz de esperanza, una voz de justicia y verdad!”

Este es un boquete que se le abriría a la justicia, ya que no solo el caso de Arias podría entrar a revisión sino todos los ocurridos desde la constituyente de 1991, lo que incluye el proceso 8.000 y todos los casos de parapolítica que fueron sancionados con una única instancia. Lo que además de desgastar a las instituciones puede tener un alto costo si se tiene en cuenta el presupuesto limitado de la Nación.

Para ello, la Corte advirtió que para efectos de la regulación, resulta indispensable un diagnóstico del impacto presupuestal y administrativo de la implementación del procedimiento legal, razón por la que exhortó al Consejo Superior de la Judicatura y al Gobierno Nacional para que, con participación de la Corte Suprema de Justicia, y en el marco del principio de colaboración armónica, dispongan de lo necesario para adelantar dicho diagnóstico y para que se cuente con los recursos presupuestales y administrativos necesarios para la puesta en marcha del procedimiento que se adopte.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad