viernes 05 de marzo de 2021 - 4:00 PM

Destituyen e inhabilitan por 10 años a Carlos Fernando Sánchez, exdirector de Panachi

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad general por el término de 10 años al exdirector ejecutivo de la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, Panachi, Carlos Fernando de Jesús Sánchez Aguirre, por gestionar el otorgamiento de créditos con particulares, de manera verbal.
Escuchar este artículo

Según la información suministrada por el ente de control, se demostró que el disciplinado omitió las formalidades que se exigen para los contratos estales al realizar acuerdos verbales con un particular, quien le prestó $490’000.000 a la entidad a su cargo con un considerable pago de intereses.

Para la Procuraduría Regional de Santander, el exdirector ejecutivo del complejo ecoturístico desconoció los principios de moralidad y responsabilidad que rigen la función pública.

La falta del exfuncionario fue calificada como gravísima a título de culpa gravísima. Contra la decisión de primera instancia procede recurso de apelación ante la Procuraduría Delegada para la Contratación Estatal (reparto).

Lea también: Procuraduría absolvió al representante Edwin Ballesteros por colapso de la represa de La Batanera en Vélez, Santander.

La defensa del exdirector de Panachi apeló la decisión de la Procuraduría Regional de Santander por lo que el proceso disciplinario fue trasladado a la Procuraduría Delegada para la Contratación Estatal donde se encuentra en reparto.

El proceso

La Procuraduría investiga las presuntas irregularidades administrativas y financieras en el manejo de recursos desde 2007, fecha en la que fue creada la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, Panachi, a partir de unas denuncias ciudadanas sobre el manejo administrativo de los diferentes parques turísticos. Entre dichas irregularidades administrativas, la Fiscalía indaga por qué los tres exdirectivos recibieron bonificaciones económicas que no estaban aprobadas por la junta directiva y que ascendieron a $350 millones.

Además, se investiga la legalidad de créditos onerosos suscritos con personas naturales cercanos a los $300 millones, también sin la aprobación de la junta directiva y a tasas de interés más altas de las autorizadas por las autoridades bancarias.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad