miércoles 30 de octubre de 2019 - 12:00 AM

¿Seguirá ausente el control político en la Asamblea de Santander?

¿El electo gobernador Mauricio Aguilar controlará la Asamblea? ¿Qué papel jugará la Liga de Gobernantes Anticorrupción de Rodolfo Hernández? Los pronósticos de independencia y riguroso control político serían pocos en una Duma dominada históricamente por el mandatario de turno.
Escuchar este artículo

Si alguien lo detuviera en este momento para preguntarle si conoce qué hacen las asambleas departamentales, ¿cuál sería su respuesta?

El 70% de las personas no conoce cuáles son las responsabilidades específicas de los 418 diputados (16 en Santander) en las 32 corporaciones del país. Así lo registró un sondeo aplicado ayer a más de mil usuarios desde la cuenta de Twitter (@vanguardiacom) de esta casa periodística.

La Constitución Política establece que los diputados se encargan de expedir normas de presupuesto departamental y el presupuesto anual de rentas y gastos. Además, autoriza al gobernador para ejecutar contratos y vigila la implementación de su plan de desarrollo. También pueden “crear y suprimir municipios” en los entes territoriales y “determinar la estructura de la administración departamental”, entre otras funciones.

Para cumplir estas labores, en los comicios del pasado domingo se presentaron 13 listas correspondientes de movimientos y partidos políticos, que sumaban 195 candidatos en Santander. Todos, buscando una de las 16 curules en el departamento.

Un millón 179 mil 621 personas, escrutado el 99,41% de las mesas, votaron en Santander para elegirlos. Una cifra interesante si se quisiera hacer el cálculo de cuántos de estos electores conocían real y efectivamente las labores que se desarrollan en la Asamblea Departamental o al menos saben el lugar dónde sesiona.

Quien sí tiene una idea clara del desempeño de la actual Duma de Santander es el exdiputado, Roberto Schmalbach, quien fue crítico de la labor de la actual corporación y escéptico frente a los cuatro años que vienen en la Duma frente al gobierno de Mauricio Aguilar.

“Muchos diputados terminaron políticamente apoyando al gobernador Didier Tavera, a quien poca veeduría se le hizo. Viene ahora una nueva asamblea, que será tanto como la actual o peor en lo que representa a ser controlada, en este caso, por el Clan Aguilar. En la administración de Mauricio Aguilar se vendrán más obras como la del Santísimo, utilizando recursos de regalías para montarlas y favorecer los negocios de la familia Aguilar, que se ha burlado de la justicia...”, denunció Roberto Schmalbach.

La votación más alta para la conformación de la electa Asamblea de Santander la obtuvo Cambio Radical, que sumó dos curules con 114.222 votos. Si bien en el papel Mauricio Aguilar fue avalado por el movimiento ‘Siempre Santander’ y coavalado por el partido Conservador, la mayoría de los líderes de Cambio Radical en Santander apoyaron al electo mandatario. Cambio Radical avaló a Elkin Bueno, quien se retiró de la contienda electoral una semana antes de los comicios y terminó en la campaña del Clan Aguilar.

La segunda fuerza al interior de la Asamblea, al menos por votos, le correspondió al Partido Conservador, que obtuvo dos curules con 100.665 votos y que busca hacer coalición con otros movimientos a favor de la gestión de Mauricio Aguilar a partir del primero de enero de 2020. Partidos como el Liberal y La U esperan definir sus roles en esta coalición, mientras el Polo, con Camilo Torres, continuará haciendo veeduría.

¿Habrá oposición?

La Liga de Gobernantes Anticorrupción, movimiento que lidera Rodolfo Hernández, obtuvo 80.180 votos y dos curules. Jonathan Alejandro Duarte Rojas aseguró que se trabaja en un acercamiento con el Partido Verde y otros movimientos más para integrar una coalición. “Sabemos que a varios (diputados electos) ya los están llamando para hacerles ofrecimientos...”.

Duarte Rojas agregó que luego de la experiencia de la oposición en el Concejo de Bucaramanga, que no fue constructiva, la opción es conformar una coalición independiente. “En la gobernación de Richard Aguilar se tenían 15 diputados que le aprobaban todo y Roberto Schmalbach que se oponía. De la actual Asamblea no destaco nada, porque no le he visto nada. Y es que la gente en Santander desconoce las funciones de los diputados. En eso vamos a trabajar...”.

Y la labor será fuerte en tal sentido. Varios analistas coinciden que los comicios a la Asamblea representan un voto de poco interés para los electores. De hecho el voto en blanco el pasado domingo llegó a los 164.164 sufragios. La vicepresidenta de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos, Nury Gómez, fue contundente en su afirmación: El voto a las asambleas departamentales “es el menos conocido. Es la cuarta opción...”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad