lunes 26 de junio de 2023 - 6:49 AM

Política

¿En búsqueda de poder en la ONU? Santos y Duque estarían interesados en un alto cargo de esta organización

Los dos expresidentes estarían interesados en suceder a Antonio Guterres, quien funge como Secretario General de las Naciones Unidas, ONU. Esto es lo que se sabe sobre el pulso entre los exmandatarios de Colombia.

De forma sigilosa, pero potente, se viene librando desde hace un par de meses un pulso entre dos expresidentes de Colombia que, cada uno desde orillas políticas y con credenciales diferentes, siente que tiene el potencial para ocupar la Secretaría General de las Naciones Unidas.

Por un lado, está el expresidente y Nobel de Paz, Juan Manuel Santos, quien tiene una relación estrecha con varios estamentos internacionales, que van desde la misma ONU y pasan, incluso, por El Vaticano, y que tras abandonar la Casa de Nariño –en 2018– se ha mantenido medianamente distante de la política interna, aunque no desaprovecha ciertos espacios para lanzar pullas bajo el halo de opinar sobre el país.

De hecho, hace una semana, ante Asobancaria en Cartagena, aseguró que el Gobierno de Gustavo Petro –al que ayudó a elegir y en el que consiguió reencauchar a uno que otro alfil suyo– no tiene un rumbo definido y que eso, por ende, afecta al país.

Y justo en ese escenario se les escuchó a algunos asistentes informados sobre la posibilidad de que Santos, el protagonista de esos dardos, tenía interés en llegar al máximo cargo de la ONU.

Días después, de acuerdo con fuentes consultadas por El Colombiano, el expresidente Santos estuvo en Nueva York reunido con algunos miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la instancia que, precisamente, nomina ante a la Asamblea General a los candidatos a llegar a la Secretaría.

Uno de los corresponsales de RCN Televisión lo abordó en la sede del organismo multilateral, ubicada en una exclusiva zona de Manhattan junto al río Hudson, y le preguntó de forma directa si tenía interés o no en llegar a ese cargo.

“Yo no estoy en ninguna búsqueda de ninguna nominación”, fueron sus palabras. Pero los hechos, y la cita previa a dar esa respuesta, podrían mostrar lo contrario.

Incluso, este diario indagó con fuentes diplomáticas sobre qué tanto impulso podría recibir Santos desde el Gobierno de Petro y recordaron que, durante la campaña, el tema se abordó de manera informal, pero ahora –con el distanciamiento que tienen el mandatario y el nobel de paz– eso no sería tan firme.

Pero si el exprimer ministro de Portugal, António Guterres, termina su periodo en 2026 al frente de la Secretaría General de la ONU, ¿por qué se habla desde ya sobre su eventual reemplazo?

La razón es que la campaña, de forma sigilosa, ya comenzó. Además, el siguiente periodo en ese cargo le corresponde a Latinoamérica, por lo que Santos, el más reciente nobel de paz de la región, es un candidato casi fijo.

Pero no es el único. El otro toro que saltó al ruedo, y por cuenta de la postulación explícita de un expresidente, es el antecesor de Petro en la Casa de Nariño.

En efecto, el expresidente Iván Duque –quien se mueve muy bien en círculos de poder en Washington y trabaja con el Instituto Wilson Center de la capital estadounidense– ha dejado ver en privado el interés de moverse para buscar ese cargo.

Su nombre, incluso, lo puso a sonar el expresidente mexicano Felipe Calderón, quien aseguró que Duque podría ocupar la Secretaría General de la ONU porque el tema clave para el planeta es la lucha contra el calentamiento global y el exmandatario colombiano –a su juicio– tiene todas las credenciales para liderar esa labor.

De hecho, lo hizo hace pocas semanas durante un foro de la organización internacional Concordia, que trabaja en varios asuntos con la ONU y que, precisamente, designó a Duque en septiembre de 2022 como líder de la iniciativa Concordia por la Amazonía para, precisamente, preservar la riqueza natural de esa región clave para el globo.

Además, Duque hace parte del Grupo Idea, un conglomerado de exmandatarios de centro derecha de Iberoamérica –como el mexicano Calderón y, entre otros, el español José María Aznar–, que seguramente le hará lobby a una eventual aspiración suya en la ONU.

Ese pulso, entre un exmandatario que firmó la paz con las Farc y un expresidente que enfrentó la pandemia del Covid, tiene impacto en la región y hace que Colombia, pese a las polémicas internacionales que cada tanto desata Petro, esté en el radar de la organización multilateral más importante del mundo.

La otra ficha en juego

Ahora bien, la pelea Santos versus Duque por la Secretaría General de la ONU puede ser impactada por una tercera candidata latinoamericana que ya ha trabajado con Naciones Unidas y cuenta con un prestigio regional importante.

Se trata de la expresidenta de Chile Michelle Bachelet, quien entre el 2018 y el 2022 fue la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Por eso mismo, conoce muy de cerca a Guterres, tiene alta influencia internacional y puede aspirar con todas las credenciales para quedarse con un cargo que tradicionalmente han ocupado hombres. Sería la primera mujer en ocupar ese cargo y su experiencia en escenarios internacionales le da un bagaje que puede aprovechar.

Lo cierto es que la puja se está calentando desde ya y, en cuanto a los colombianos, Petro puede jugar un papel importante en los círculos diplomáticos que se deben mover para esa elección.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad