lunes 24 de abril de 2023 - 12:00 AM

Entrevista con el ministro del Interior: “Aquí no hay crisis, hay es una deliberación”

El ministro Alfonso Prada es para muchos el apaga incendios y no sólo de la cartera del Interior, de ahí que se le ve en todo lado en donde al gobierno de Gustavo Petro se le vaya formando una crisis, en especial en el Congreso, en donde hasta el momento ha sabido sortear las dificultades con la coalición mayoritaria.
Compartir

El ministro Alfonso Prada reconoce abiertamente que el tema de la reforma a la salud es en donde se han presentado serias discrepancias al interior del Gobierno, en particular con la ministra de Salud, Carolina Corcho. Sin embargo, destaca que esto hace parte de la deliberación que permite el presidente Gustavo Petro en el Gobierno. En esta entrevista habla sobre cómo va la agenda legislativa, comenzando por la reforma a la salud, y advierte que si se aplazan algunos proyectos para el otro periodo no será un fracaso. De la misma forma, sostiene que Petro no está enmermelando a los partidos para que le aprueben las reformas.

Dijo usted que aún le faltan cinco crisis a la reforma a la salud. ¿Por qué es tan negativo sobre el futuro de la reforma?

Hablar de crisis no es ser incrédulo, pero sí es reconocer que cada paso que damos es difícil, no es fácil, el proyecto es de alta complejidad, es un proyecto largo, un proyecto que cambia el sistema de salud en Colombia, sea un sistema mixto a que incorpora el nuevo concepto de la atención primaria preventiva y predictiva, y que crea un pagador único que mantiene vivas las EPS, que en dos años se convertirán en gestoras de salud y vida, adaptándose a las reglas de la territorialización de tal manera que cada artículo es potente, es difícil, por eso creo que de aquí a que logremos sacar la ley va a haber varios momentos de tensión y de dificultad, pero creo que al final vamos a tener una buena ley.

¿Por qué tuvieron una estrategia diferente de tramitar esta ley, mucha discusión fuera y ahora sí en el Congreso, esto no es un mayor desgaste?

Desde la misma campaña comenzó a moverse este proyecto de ley, fue de las propuestas que hizo el presidente Petro, de tal manera que el debate ha sido largo, se dio antes de que radicáramos la ley también con intensidad. Al interior del gabinete hubo debate, pues todo lo que digo es de público conocimiento y se volvió muy mediático, el proyecto estaba muy expuesto a la opinión de los colombianos, cosa que no es mala, para algunos que hagamos tanto debate puede ser malo, pero yo sí creo que este, por la importancia del contenido del proyecto, era muy importante hacer un debate previo a la llegada al Congreso.

¿Es cierto que le están dando ‘lentejas’ ‘mermelada’ a los partidos de la coalición para aprobar la reforma, tal y como dicen en la oposición?

Es totalmente injusto que digan eso, porque difícilmente un proyecto se ha debatido tanto en la opinión pública y yo llevo ya en esto observando debates de proyectos de ley, yo diría que casi que de cientos de proyectos de ley y no había visto un debate tan profundo, tan serio con posiciones diversas, con documentos y equipos técnicos detrás de cada partido, detrás de cada congresista expertos, de tal manera que venir a decir ahora que se vota contra contraprestaciones clientelistas, yo creo que los hechos desmienten eso, porque si eso fuese así este proyecto ya había estado aprobado hace seis meses o el trámite no sería tan traumático.

¿Cree que la votación de lleno del proyecto será artículo por artículo?

Eso está reglamentado en las normas que rigen el procedimiento legislativo, tenemos que votar primero la ponencia positiva y probarla y se abre el debate sobre el articulado, han radicado los ponentes una enmienda y además de la enmienda hay otros artículos adicionales que tienen proposiciones y un grupo de artículos nuevos que hay que votar por aparte, va a ser una votación larga y compleja, una votación que no va a ser sencilla, va a ser una votación larga, no artículo por artículo, pero si habrá unos temas de especial debate.

¿Usted cree que la coalición está en crisis más allá de la reforma a la salud?

A mí me han dicho cada vez que vamos a votar un proyecto de ley que va a haber crisis o que hay crisis en la coalición, pero cada proyecto me dicen que va a haber crisis o que hubo crisis, yo siempre he respondido que esto es el debate normal que se da en el Congreso de la República, con los ponentes, con los partidos, cuando los proyectos son difíciles las mayorías a veces se desbaratan, porque los congresistas no son combinados de piedra en un debate.

¿Esa deliberación en la coalición se da más con el Partido Liberal o con cuál?

Yo me siento tranquilo con el apoyo que nos han dado hasta hoy los partidos, pero esa pregunta es para trasladársela a ellos, yo no respondo por los partidos y sus decisiones políticas.

¿La reforma a la salud no estancó el resto de la agenda legislativa del Gobierno?

Nosotros en el período anterior logramos 19 iniciativas aprobadas, cuatro de ellas reformas constitucionales, tres de ellas siguen adelante, acabamos de darle el primer debate de la segunda vuelta a la reforma constitucional que reconoce el campesinado como sujeto de derechos, acabamos de negar la propuesta de archivo de la jurisdicción agraria, creamos una comisión para dialogar con las Cortes de aquí al martes y los partidos políticos en relación con la estructura ya de lo que va a ser el debate la semana entrante del articulado.

Esta semana en plenaria sacamos adelante la prohibición de fracking en segundo debate en el Senado de la República, simultáneamente sacamos de la Comisión Primera del Senado el Código Electoral, que es un código, pues como su palabra lo indica una norma de cientos de artículos y alto nivel de complejidad que llevábamos meses debatiendo y logramos sacarla también hace una semana. Logramos la aprobación en primer debate en las cuatro comisiones económicas del Plan de Desarrollo y vamos, esperaría yo a radicar el próximo lunes, la ponencia a más tardar, para que el martes y el miércoles se anuncie el comienza el debate. Pregunto más bien yo si eso no es que la agenda del Gobierno va haciendo exitosa la coalición sigue apoyándonos en el grueso del paquete legislativo.

¿Y el resto de la agenda?

Vienen los retos, cuáles son los retos, los proyectos de justicia y de paz en la Comisión Primera, tenemos ya nombrados todos los ponentes, está ya radicada una de las ponencias entiendo para la ley de acogimiento y desmantelamiento de bandas criminales y también hemos avanzado mucho en el diálogo ya con los ponentes en las comisiones particularmente en la Cámara en el proyecto de humanización de penas. Nos quedaría pendiente las dos reformas laborales, que son pensiones y la reforma. La laboral también tiene ponentes, comienzan las audiencias públicas que van a convocar la Comisión Séptima de Cámara y de Senado. La laboral va un poco retrasada, va detrás en cola de la reforma a la salud y la de pensiones ya comenzó su trámite componentes y señalamiento o convocatoria de audiencias en la Comisión Séptima, de tal manera que estamos trabajando en todos los frentes legislativos de los de las propuestas que hicimos y vamos con buenos tiempos.

¿Se perdieron las sesiones extras de comienzo de año?

No, para nada, le doy datos: hicimos 47 audiencias, si no hubiéramos presentado los proyectos en extras estaríamos haciendo las 47 audiencias y no hubiéramos comenzado toda esta serie de votaciones que se dieron, la presentación de los proyectos en las extras no era para que se votaran allí, sino para que comenzará precisamente a agotarse el procedimiento legislativo que nos permitiera llegar a las votaciones en que estamos en las ordinarias, por eso se equivocan y no conocen bien el procedimiento legislativo, los que dicen que en las extras no pasó nada, pasó demasiado.

¿Pero si les permite el presidente Petro ser deliberativos a ustedes?

Sí, total, pues yo soy un ejemplo de ello, aquí estoy, tengo diferencias a veces con los colegas y pues sigo ejerciendo. Le doy un testimonio, el presidente Gustavo Petro es un demócrata, es un hombre tolerante, es un hombre de debate, es un hombre que le encanta la argumentación y en la medida en que uno defienda una posición con argumentos, es muy respetuoso.

Quedan ocho semanas del periodo ordinario, ¿se van para sesiones extras en junio?

Es posible, tenemos el tiempo suficiente para probar las reformas, pero estas son las sesiones cortas del año, son unas sesiones cortas que terminan el 20 de junio, el Gobierno tiene la posibilidad de alargar las extras hasta por un mes entre el 20 de junio y el 20 de julio y empatar con las ordinarias, lo podríamos hacer perfectamente, pero es posible que no necesitamos sino una semana, dos semanas de extras o que no necesitemos nada.

También la Constitución y el reglamento permiten que si a un proyecto se le ha dado ya un debate y pues seguramente en estos dos meses que restan decisiones, vamos a tener en todos los proyectos uno, dos, tres debates y si no los cuatro pueden continuar en las sesiones ordinarias del 20 de julio, para darle el último debate también aquí nada, yo creo que los tiempos en general nos favorecen para las reformas constitucionales, el término si se agota el 20 de junio, razón por la cual van a ser seguramente programadas a partir de esta semana como primer punto del orden del día en las comisiones primeras de Senado y Cámara.

¿Es decir, si todos los proyectos no salen esta legislatura no es un fracaso?

No, para nada. De dónde sacan que es un fracaso tramitar tantas leyes simultáneamente y que tengan que salir todas en unas pocas semanas, yo lo respondí hace unos días diciendo que no se acaba el mundo sino logramos todas las reformas de aquí al 20 de junio, lo que tenemos que seguir haciendo es el trabajo para intentar que salgan el 20 de junio.

¿Ya hablamos del ambiente en el Congreso y la coalición, pero cómo está el ambiente al interior del Gobierno?

Pues usted lo acaba de ver en la Comisión Séptima de la Cámara, el gobierno unido, estuvimos varios ministros alrededor de la defensa del proyecto Gobierno Nacional, esto no es un proyecto de un ministro sino del Gobierno. Que hemos tenido discrepancias al interior del equipo de ministros es también público y además quedó todavía más en evidencia con la salida prematura de Alejandro Gaviria, pero tenemos al interior del Gobierno diferencias en muchos temas, no solamente en el tema de la salud, porque el presidente ha conformado un equipo de gobierno pluralista, que es deliberante y en el que uno puede opinar y claro que yo opino como opinan otros ministros y tenemos diferencias, pero sí tenemos un cierre a las diferencias que se llama Gustavo Petro.

Cuando tenemos una diferencia, la elevamos al presidente y él nos da la línea. Con la ministra Corcho claro que hemos tenido diferencias de enfoque en algunos temas, pero siempre cordiales, siempre respetuosas y siempre que no logramos resolverlas entre nosotros, el presidente las resuelve.

El ministro del Interior, Alfonso Prada, reconoce abiertamente que el tema de la reforma a la salud es en donde se han presentado serias discrepancias dentro del Gobierno, en particular con la ministra de Salud, Carolina Corcho. Sin embargo, destaca que esto hace parte de la deliberación que permite el presidente Gustavo Petro en el Gobierno.

En entrevista Prada habla sobre cómo va la agenda legislativa, comenzando por la reforma a la salud, y advierte que si se aplazan algunos proyectos para el otro periodo no será un fracaso. De la misma forma, sostiene que Petro no está ‘enmermelando’ a los partidos para que le aprueben las reformas.

Dijo usted que aún le faltan cinco crisis a la reforma a la salud. ¿Por qué es tan negativo sobre esto?

Hablar de crisis no es ser incrédulo, pero sí es reconocer que cada paso que damos es difícil, no es fácil, el proyecto es de alta complejidad, es un proyecto largo, un proyecto que cambia el sistema de salud en Colombia, sea un sistema mixto a que incorpora el nuevo concepto de la atención primaria preventiva y predictiva, y que crea un pagador único que mantiene vivas las EPS, que en dos años se convertirán en gestoras de salud y vida, adaptándose a las reglas de la territorialización, de tal manera que cada artículo es potente, es difícil, por eso creo que de aquí a que logremos sacar la ley va a haber varios momentos de tensión y de dificultad, pero creo que al final vamos a tener una buena ley.

¿Por qué tuvieron una estrategia diferente de tramitar esta ley, mucha discusión fuera y ahora sí en el Congreso, esto no es un mayor desgaste?

Desde la misma campaña comenzó a moverse este proyecto de ley, fue de las propuestas que hizo el presidente Petro, de tal manera que el debate ha sido largo, se dio antes de que radicáramos la ley también con intensidad. Al interior del gabinete hubo debate, pues todo lo que digo es de público conocimiento y se volvió muy mediático, el proyecto estaba muy expuesto a la opinión de los colombianos, cosa que no es mala, para algunos que hagamos tanto debate puede ser malo, pero yo sí creo que este, por la importancia del contenido del proyecto, era muy importante hacer un debate previo a la llegada al Congreso.

¿Es cierto que le están dando ‘lentejas’ y ‘mermelada’ a los partidos de la coalición para aprobar la reforma?

Es totalmente injusto que digan eso, porque difícilmente un proyecto se ha debatido tanto en la opinión pública y yo llevo ya en esto observando debates de proyectos de ley, yo diría que casi que de cientos de proyectos de ley y no había visto un debate tan profundo, tan serio con posiciones diversas, con documentos y equipos técnicos detrás de cada partido, detrás de cada congresista experto, de tal manera que venir a decir ahora que se vota contra contraprestaciones clientelistas, yo creo que los hechos desmienten eso, porque si eso fuese así este proyecto ya había estado aprobado hace seis meses, o el trámite no sería tan traumático.

¿Cree que la votación de lleno del proyecto será artículo por artículo?

Eso está reglamentado en las normas que rigen el procedimiento legislativo, tenemos que votar primero la ponencia positiva y probarla y se abre el debate sobre el articulado, han radicado los ponentes una enmienda y además de la enmienda hay otros artículos adicionales que tienen proposiciones y un grupo de artículos nuevos que hay que votar por aparte, va a ser una votación larga y compleja, una votación que no va a ser sencilla, va a ser una votación larga, no artículo por artículo, pero si habrá unos temas de especial debate.

¿Usted cree que la coalición está en crisis más allá de la reforma a la salud?

En cada proyecto me dicen que va a haber crisis o que hubo crisis, yo siempre he respondido que esto es el debate normal que se da en el Congreso de la República, con los ponentes, con los partidos, cuando los proyectos son difíciles las mayorías a veces se desbaratan, porque los congresistas no son combinados de piedra en un debate.

¿Esa deliberación en la coalición se da más con el partido Liberal o con cuál?

Yo me siento tranquilo con el apoyo que nos han dado hasta hoy los partidos, pero esa pregunta es para trasladársela a ellos, yo no respondo por los partidos y sus decisiones políticas.

¿La reforma a la salud no estancó el resto de la agenda legislativa del Gobierno?

Nosotros en el período anterior logramos 19 iniciativas aprobadas, cuatro de ellas reformas constitucionales, tres de ellas siguen adelante, acabamos de darle el primer debate de la segunda vuelta a la reforma constitucional que reconoce el campesinado como sujeto de derechos, acabamos de negar la propuesta de archivo de la jurisdicción agraria, creamos una comisión para dialogar con las Cortes de aquí al martes y los partidos políticos en relación con la estructura ya de lo que va a ser el debate la semana entrante del articulado.

Esta semana en plenaria sacamos adelante la prohibición de fracking en segundo debate en el Senado de la República, simultáneamente sacamos de la Comisión Primera del Senado el Código Electoral, que es un código, pues como su palabra lo indica una norma de cientos de artículos y alto nivel de complejidad que llevábamos meses debatiendo y logramos sacarla también hace una semana. Logramos la aprobación en primer debate en las cuatro comisiones económicas del Plan de Desarrollo y vamos, esperaría yo a radicar el próximo lunes, la ponencia a más tardar, para que el martes y el miércoles se anuncie el comienza el debate. Pregunto más bien yo si eso no es que la agenda del Gobierno va haciendo exitosa la coalición sigue apoyándonos en el grueso del paquete legislativo.

¿Y el resto de la agenda?

Vienen los retos, cuáles son los retos, los proyectos de justicia y de paz en la Comisión Primera, tenemos ya nombrados todos los ponentes, está ya radicada una de las ponencias entiendo para la ley de acogimiento y desmantelamiento de bandas criminales y también hemos avanzado mucho en el diálogo ya con los ponentes en las comisiones particularmente en la Cámara en el proyecto de humanización de penas. Nos quedarían pendientes las dos reformas laborales, que son pensiones y la reforma. La laboral también tiene ponentes, comienzan las audiencias públicas que van a convocar la Comisión Séptima de Cámara y de Senado. La laboral va un poco retrasada, va detrás en cola de la reforma a la salud y la de pensiones ya comenzó su trámite y señalamiento o convocatoria de audiencias en la Comisión Séptima, así que estamos trabajando en todos los frentes legislativos de los de las propuestas que hicimos y vamos con buenos tiempos.

¿Se perdieron las sesiones extras de comienzo de año?

No, para nada, le doy datos: hicimos 47 audiencias, si no hubiéramos presentado los proyectos en extras estaríamos haciendo las 47 audiencias y no hubiéramos comenzado toda esta serie de votaciones que se dieron, la presentación de los proyectos en las extras no era para que se votaran allí, sino para que comenzará precisamente a agotarse el procedimiento legislativo que nos permitiera llegar a las votaciones en que estamos en las ordinarias, por eso se equivocan y no conocen bien el procedimiento legislativo, los que dicen que en las extras no pasó nada, pasó demasiado.

¿Pero si les permite el presidente Petro ser deliberativos a ustedes?

Sí, total, pues yo soy un ejemplo de ello, aquí estoy, tengo diferencias a veces con los colegas y pues sigo ejerciendo. Le doy un testimonio, el presidente Petro es un demócrata, es un hombre tolerante, de debate, es un hombre que le encanta la argumentación, y en la medida en que uno defienda una posición con argumentos, es muy respetuoso.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad