domingo 06 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

Hidroituango: ¿golpe a la precandidatura presidencial de Sergio Fajardo?

El precandidato presidencial, Sergio Fajardo, fue imputado por la Contraloría como uno de los 28 responsables fiscales de las presuntas irregularidades en la construcción de la hidroeléctrica de Ituango en Antioquia.
Escuchar este artículo

La imputación de responsabilidad fiscal que hizo la Contraloría General de la República a Sergio Fajardo, por presuntas irregularidades en la contratación y ejecución del proyecto Hidroituango cuando fue gobernador de Antioquia, ha agitado el panorama político en relación a una eventual candidatura presidencial.

Además: $ 4,1 billones, monto de la responsabilidad fiscal por Hidroituango: Contraloría

Sergio Fajardo, que se ha venido perfilando como una de las posibles cartas de quienes se oponen al Gobierno del presidente Iván Duque, ahora deberá superar este tropiezo en el largo camino que falta para lanzar de manera formal las candidaturas presidenciales. El problema es que una de sus banderas ha sido justamente la lucha contra la corrupción en lo público y, pese a que el proceso que se adelanta en su contra aún no ha concluido, el hecho sí genera afectación en su imagen.

En este sentido, el columnista Pedro Viveros, señala que, si bien aún no se puede determinar la responsabilidad de Fajardo en el caso, mientras el proceso siga abierto, será una herramienta política para los opositores del candidato, porque el exgobernador siempre se ha mostrado como un dirigente transparente, lejos de todo tipo de implicaciones alrededor de proceso de corrupción de la clase política tradicional.

“Si no se resuelve rápido y se alarga el proceso de esta investigación, puede servirles a sus rivales políticos como elemento que incide en las elecciones presidenciales”, apuntó Viveros.

La puja política

Lo cierto es que lo que está ocurriendo es una oportunidad que están aprovechando tanto sus detractores como sus defensores para hacer sus golpes de opinión. De hecho, poco después de haberse conocido la noticia sobre su vinculación por un supuesto detrimento de más de 4 billones de pesos, empezó una fuerte discusión política.

Uno de ellos fue el también excandidato presidencial Gustavo Petro, con quien Fajardo no logró hacer una coalición para ganar la Presidencia en las pasadas elecciones. El senador de la Colombia Humana aseguró que el exgobernador de Antioquia, según la Contraloría, es responsable fiscal de la pérdida de casi 9 billones de pesos por el “desastre de Hidroituango”. Dijo que querían negocios rápidos con una junta de EPM manejada por el GEA, el grupo que supuestamente lo financia.

Para la representante de la Alianza Verde, Juanita Goebertus, el Gobierno y los partidos tradicionales montaron a un contralor que quiere ‘sacar del camino’ a Fajardo, mientras el petrismo lo celebra. Además, recordó que todavía no hay condena de responsabilidad fiscal. “Defendemos el debido proceso. Al centro no lo acaban así”, manifestó Goebertus.

Lea también: El revuelo, y lo que sigue, tras la imputación fiscal por Hidroituango

Fajardo precandidato

En medio del ajedrez político que desde hace un tiempo se ha empezado a mover por la Presidencia de la República, Sergio Fajardo es una de las cartas fuertes que tienen quienes se han autodenominado como el centro en Colombia.

Fajardo se perfila como una de las opciones de la población que no apoya ninguno de los dos extremos políticos del país, en cabeza de Gustavo Petro o del eventual candidato que seleccione el uribismo, y es uno de los candidatos a hacer parte de la gran coalición que vienen promocionados líderes como el excandidato presidencial Humberto de la Calle para superar la polarización.

De esta manera, Jorge Iván Cuervo agrega que la coyuntura por la que atraviesa Fajardo les sirve tanto al uribismo como a Gustavo Petro para poder mermar la capacidad política que tiene como candidato presidencial frente a los dos extremos, teniendo en cuenta que en las últimas encuestas hay gran porcentaje de ciudadanos que se considera de centro.

Caso Hidroituango

De acuerdo con la Contraloría, lo que ocurrió con Hidroituango fue consecuencia de una larga cadena de errores desde su planeación, diseño y hasta su ejecución y control. Por lo tanto, se imputaron 28 funcionarios y contratistas del proyecto, incluidos los exgobernadores de Antioquia Sergio Fajardo y Luis Alfredo Ramos, así como los exalcaldes de Medellín Alonso Salazar y Aníbal Gaviria.

La Contraloría asegura que esta cadena de errores hizo que se incumpliera el objetivo principal del proyecto, que era generar energía ya contratada y acordada para el año 2018, y en consecuencia, se produjo un desmesurado aumento de los costos de Hidroituango, inicialmente pactado en 6 billones de pesos, pero que terminó costando cerca de 13 billones, por la destrucción del valor del proyecto a junio de 2019.

Para el ente de control, los funcionarios imputados no actuaron diligentemente al decidir continuar invirtiendo millonarios recursos en el proyecto, aun conociendo las fallas evidentes que terminaron afectando el proyecto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad