domingo 15 de febrero de 2009 - 10:00 AM

¿Estamos preparados para recibir a los nuevos turistas?

Los 259 mil ingresos registrados durante 2008 al Parque Nacional del Chicamocha, han hecho que las expectativas para el departamento en materia de turismo este año sean muy buenas. Se espera que por lo menos la cifra aumente en un 50%, lo que significaría que el Parque recibiría cerca de 380 mil visitantes.

Pero a pesar de que la cifra puede sonar bastante atractiva, el verdadero reto para este año será que las personas que llegan a visitar el Parque, lleguen también a Bucaramanga.

Según la directora regional de la Asociación Nacional de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), Martha Yaneth Lancheros, 'no se puede desconocer que el Parque Nacional del Chicamocha ha sido un gran impulsador del turismo en Santander, pero tampoco nos podemos olvidar de Bucaramanga'.

Según la ejecutiva,  por lo menos el 50% de las personas que ingresan al Parque Nacional del Chicamocha son de Bucaramanga, y el porcentaje restante, que son los verdaderos turistas, no llegan a la capital santandereana  porque tienen la idea de que el turismo en la región es sólo el Parque y los deportes extremos que se realizan en San Gil.

'Eso es una muestra de que en Bucaramanga aún tenemos mucho por hacer. La capacidad hotelera ha crecido significativamente pero aún hace falta más promoción', señaló.

Por su parte, Aura Pimiento, directora regional de Proexport Santander, señaló que 'en el departamento estamos haciendo bien la tarea. Estamos viendo los frutos de un trabajo de promoción que iniciamos hace varios años, y hoy podemos decir que Santander está ganando un lugar muy importante en materia de turismo, porque tenemos características de diferenciación que hacen que nuestro destino sea muy atractivo'.

En cuanto a los proyectos hoteleros que se han desarrollado en el departamento, la Ejecutiva resaltó que sólo en 2008 la capacidad hotelera en Santander aumentó 166 habitaciones que se sumaron a las 179 que se habían inaugurado en los dos años anteriores.

'Para este año existen proyectos hoteleros muy importantes en la zona de San Gil, Curití y Barichara; y en Bucaramanga, la creación de nuevos centros comerciales y la zona franca, serán elementos importantes para el desarrollo turístico de la región', dijo Pimiento.

Así mismo, señaló que Proexport en alianza con la Corporación Parque Nacional del Chicamocha, preparan una estrategia de promoción del Cañón del Chicamocha y todos los atractivos a su alrededor'.

¿En qué vamos?

Según el consultor turístico Luis Gustavo Álvarez, en Bucaramanga se debe hacer un trabajo de sensibilización de la comunidad receptora, con el propósito de brindar un buen trato a los turistas, sean nacionales o extranjeros.

'No se trata de capacitar únicamente a los empleados de un hotel, un restaurante o de los terminales aéreos. Se trata de que cada uno de los bumangueses e incluso los santandereanos en general, entendamos que somos nosotros mismos los promotores del turismo, y así sin necesidad de ser un prestador oficial de un servicio, el visitante se sienta bien atendido'.

De acuerdo a una encuesta de Napoleón Franco contratada por Proexport, el 55% de los turistas que estuvieron en Colombia llegaron porque un amigo, familiar o conocido les habló bien del destino, eso quiere decir que el popular ‘voz a voz’ es algo muy importante.

Además, la encuesta reveló que menos del 50% de los turistas que estuvieron en Bucaramanga disfrutaron su estadía en la ciudad, quedando por debajo del promedio nacional que se ubicó en 52%.

'Tal vez las circunstancias actuales no lo permitan, pero guardando las proporciones, sería ideal que en Bucaramanga volviera a suceder lo de hace unos 10 años, que cuando alguien preguntaba una dirección, la otra persona, si se encontraba cerca del lugar, lo acompañaba hasta allá. Ese era un gesto de cordialidad por el que se reconocía a la ciudad', señala Álvarez.

Resaltar la cultura

En el tema cultura, para el experto en turismo se hace muy importante que se promocionen más las riquezas culturales de la región.

'Tenemos una gastronomía muy rica, la música y la cultura se hacen un elemento importante a la hora de conquistar a los turistas.

A pesar de que tenemos muy buenos restaurantes típicos, se debería aumentar el número de esta clase de establecimientos con el fin de tener un ambiente más autóctono que es lo que finalmente busca el turista extranjero', recalcó Luis Gustavo Álvarez.

No obstante, el consultor señaló que se hace necesario que estos restaurantes tengan una variedad de oferta en sus platos, ya que a muchos turistas extranjeros les da miedo lo desconocido y prefieren encontrar algunos platos de los que están acostumbrados a comer.

Una ciudad desorientada

El dato más reciente sobre las apreciaciones que tuvieron los turistas extranjeros que durante 2008 llegaron a Bucaramanga, señala que el 34% de los turistas calificaron  como aspectos a mejorar la organización y el aseo de la ciudad, y el 61% optó por recomendar un mejoramiento de la señalización y orientación en la ciudad. Eso, según los encuestados, le daría una mejor cara a la capital santandereana.

Precisamente este es uno de los aspectos, que a juicio del experto en turismo, se debería trabajar con mayor intensidad.

'Los turistas tienen que saber en dónde están y para dónde van, y la mayoría de las veces por no decir que todas, esto es muy complicado porque en materia de nomenclaturas y señalización, la ciudad vive un caos, eso sin tener en cuenta el constante cambio del sentido de las vías. Lamentablemente es una falencia no sólo de la ciudad, sino de todo el departamento. Se necesita establecer un sistema de señalización con la información de cada uno de los municipios de manera que las personas que viajan por carretera tengan la opción de elegir destinos, que a pesar de que no estaban en sus planes iniciales, los enamoren en el transcurso del viaje', dijo.

Además, se debe dar prioridad a la entrada en funcionamiento de los Puntos de Información Turísticos (PIT), que son espacios especializados en la atención de turistas y que deben estar en las terminales aéreas y terrestres, centros comerciales, parques, y zonas específicas de la ciudad.

Hay que aumentar

Para Luis Gustavo Álvarez, a pesar de que Bucaramanga y el departamento en general han tenido un buen avance en cuanto a capacidad hotelera, la gran acogida que ha tenido el departamento como destino turístico obliga a que se comiencen a generar nuevos proyectos.

'Si bien es cierto que las grandes inversiones son necesarias, también debemos empezar a pensar en proyectos como casonas y hostales, que a pesar de ser proyectos pequeños, no deben olvidar los estándares de calidad y buen servicio que se deben ofrecer. Además, porque el turista europeo tiende a querer llegar a ese tipo de hoteles más pequeños. Puede ser un hotel de tres y cuatro estrellas que tiene limitaciones en sus servicios, pero lo que se ofrezcan tienen que hacerlo con gran calidad', señaló. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad