viernes 16 de diciembre de 2022 - 10:39 AM

La Cámara de Representantes concilió la reforma política tras negar más de 140 impedimentos

Tras más de cinco horas en que se tuvieron que votar más de 140 impedimentos, la plenaria de la Cámara de Representante concilió la reforma política con 103 votos contra 13, con lo cual queda lista para seguir su segunda vuelta en marzo.
Compartir

Cuando se llegó a pensar que la reforma política del gobierno de Gustavo Petro ya estaba lista para su segunda vuelta, este jueves la misma tuvo un 'freno de mano' que se lo impuso uno de sus propios socios de la coalición, la Alianza Verde, que tanto en el Senado como en la Cámara.

Aunque la conciliación tuvo una votación amplia, sus dificultades se centraron en las críticas que hicieron varios senadores y representantes de la Alianza Verde, partido que hace parte de la coalición de Gobierno.

Los 'líos' a la reforma comenzaron desde la madrugada, cuando sobre la 1:00 de la mañana varios de los senadores verdes pidieron no votar la reforma, porque afectaba a los partidos pequeños y nuevos liderazgos.

Uno de los senadores que así lo expresó fue Inti Asprilla, quien sostuvo que "en este punto no nos encontramos con el presidente Gustavo Petro". Igual manera se expresó el senador Iván Name, quien consideró que ese reforma no representa a los verdes.

Otro senador de los verdes que se apartó de la conciliación fue Jonathan Hernández, quien le pidió a sus compañeros de partido que es el momento de convertirse como independientes.

Pero aunque se mostró como una posición de partido, a la postre los senadores verdes que sí apoyaron la conciliación fueron Iván Name, Ana Espitia, Ariel Ávila, Guido Echeverri, Jairo Castellanos, Gustavo Moreno y Sor Berenice Chávez. Los que dijeron no fueron Angélica Lozano, Inti Asprilla, Jonathan Hernández. No votaron la conciliación Gustavo Moreno y Andrea Padilla.

Sin embargo, el problema mayor se dio en la Cámara de Representantes, en donde la conciliación se demoró más de cinco horas en poder ser aprobada, esto porque congresistas como Katherine Miranda y Catherine Juvinao advirtieron la presencia de 'micos'.

La mayor advertencia la hizo la representante Miranda, quien les advirtió en la plenaria que se metió un mico en el artículo referente a la integración para las listas de 2026, en donde podrán ser reelegidos los actuales congresistas postulándose en la misma posición en que fueron elegidos.

En su intervención sostuvo que “nosotros no podemos aprobar una reforma política en la que los propios congresistas están tomando ventaja para las elecciones próximas. Por lo tanto llamamos la atención del Gobierno, del Congreso de la República y del Pacto Histórico para que, por favor, desmonten esta reforma política, porque atenta contra la democracia y contra el pueblo colombiano”.

Juvinao por su parte fue la que advirtió que si los representantes votaban la reforma iban cometer prevaricato, porque estaban legislando en su favor, por lo que anticipó es que los denunciarán para perder su investidura. Esa advertencia llevó a que más de 140 representantes dijeran que estaban impedidos y por eso pidieron que lo tramitaran en la plenaria. Eso llevó a que la aprobación se tomará más de cinco horas.

Fue tal el revuelo que armaron los verdes, que el propio presidente del Senado, Roy Barreras, quien estuvo en un procedimiento médico por el cáncer que le están tratando, escribió en su cuenta de Twitter: “Me despierto y me dicen que hay una gran contradicción en la Cámara en la conciliación de la reforma política. Katherine Miranda es una gran congresista, valiente y honesta, pero se equivoca gravemente y hace equivocar a la opinión pública. Ni el Gobierno ni el senador Ariel Ávila han metido ningún mico en el proyecto”.

El presidente del Senado señaló que el tema de las listas cerradas que “no gusta a youtubers y vedettes que son la excepción en medio de unas mayorías elegidas en el sistema clientelista lista abierta. Piensan en ellos, no en acabar el sistema de compra y venta de votos. Por eso, no ven que la lista cerrada necesita democracia interna”.

Y cerró su discusión indicando que “si para 2023 algún ‘director dueño del bolígrafo’ amenaza a sus congresistas con negarles el aval, podrán apelar al último resultado democrático que es la elección anterior”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad