martes 29 de agosto de 2023 - 6:30 PM

La extralimitación de la contralora de Santander, Blanca Luz Clavijo: auditoría confirma irregularidades

Una auditoría concluyó que la contralora Blanca Clavijo se extralimitó al pedir la suspensión de la alcaldesa de Suratá, al parecer para manipular elección del próximo director de la Cdmb.
Compartir

El pasado 24 de febrero el departamento de Santander fue noticia nacional luego de que un grupo de manifestantes agrediera al gobernador Mauricio Aguilar a su ingreso a la sede de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, luego de haber suspendido provisionalmente a la alcaldesa de Suratá, Ana Francisca Coronado, pocas horas antes de la asamblea corporativa de la entidad ambiental, en la que se escogería a los cuatro alcaldes delegados ante Consejo Directivo de la Corporación.

Además: Ordenan el reintegro de la alcaldesa de Suratá, Ana Coronado, suspendida unas horas antes de la elección en la Cdmb

Quienes realizaban la protesta señalaban al gobernador Aguilar de estar en contubernio con la contralora departamental (encargada, tras la suspensión de Fredy Anaya), Blanca Clavijo, y haber ordenado la medida contra la alcaldesa en represalia por no acceder a votar por la lista que ellos querían imponer en el Consejo Directivo de la Cdmb, que a final de este año escogerá al nuevo director de la entidad.

Aunque Clavijo, Aguilar y Anaya han negado la supuesta manipulación de la elección del próximo director de la Cdmb, Vanguardia tuvo acceso a un reciente informe de la Auditoría General de la República en el que el organismo de vigilancia evidencia irregularidades en la suspensión ‘exprés’ de la alcaldesa de Suratá, entre otros hallazgos y actuaciones sospechosas.

Extralimitación

Para la Auditoría General, existieron claras irregularidades en la investigación adelantada por la Contraloría departamental en contra de la alcaldesa.

El informe concluye que la contraloría departamental de Santander, en cabeza de Blanca Luz Clavijo, se extralimitó en la aplicación objetiva del principio de “verdad sabida y buena fe guardada”, al haber suspendido a Coronado a pocas horas de la Asamblea corporativa en la Cdmb. En la auditoría además se cuestiona que la Contraloría no presento ni una sola prueba.

“Del contenido de las anteriores transcripciones no se evidencia en el texto de la Resolución No. 000096 de 17 de febrero de 2023, ni en la parte considerativa, ni la resolutiva, ni en ninguno de los puntos antes transcritos ninguna relación de pruebas con que cuenta la Contraloría de Santander para exigir al Gobernador la suspensión de la alcaldesa en mención, en cuyo caso se infiere la violación de los principios de debido proceso e imparcialidad a los que se debe atemperar cualquier actuación administrativa, por lo que la ausencia de sus lineamientos hace que dicha decisión limite presuntamente en subjetividad”, concluye el informe firmado por Diego Fernando Uribe, auditor delegado para la Vigilancia de la Gestión Fiscal.

Falsa denuncia

Pero las inconsistencias en la suspensión de la alcaldesa de Suratá no solo fueron de carácter administrativo. Esta redacción pudo conocer que incluso la denuncia ciudadana que dio pie para la investigación y posterior suspensión de la alcaldesa fue falsa.

Al menos así quedó en evidencia luego que Xiomara de los Santos Altafulla (quien supuestamente interpuso la denuncia), a través de una declaración juramentada afirmó que no conoce Suratá, y reconoció que no ejerce ninguna actividad como veedora ciudadana como se lee en la queja en contra de Coronado.

“Declaro de igual forma que no es cierto que yo personalmente haya estado en la entrega de la maquinaria amarilla retroexcavadora, no es cierto que yo haya solicitado la verificación de la maquinaria, no tengo conocimientos especializados en esta materia, no tengo idea cómo se maneja una máquina y dónde se puede apreciar las horas de uso, no estuve nunca en mi vida en el municipio de Suratá ni mucho menos en las instalaciones de la oficinas de la Contraloría General de Santander”, afirmó Altafulla.

Vanguardia pudo corroborar que el correo electrónico que aparece como medio de contacto de la supuesta veedora ciudadana no existe y que la veeduría Porvenir de Suratá, de donde supuestamente vino la queja, no aparece en los registros de la Cámara de Comercio.

Lea también: Contraloría General de la Nación asume investigación de irregularidades de la regional Santander en caso Cdmb

Control preferente

Ante estos hallazgos la Contraloría General de la República ordenó la una intervención funcional al proceso de responsabilidad fiscal iniciado por el órgano de control de Santander contra la Alcaldesa de Suratá.

Tres meses después, la propia Contraloría ordenó el levantamiento de la medida cautelar que pesaba en contra de la alcaldesa Coronado, al concluir que no existían razones de relevancia que llevaran al convencimiento de que la medida de suspensión provisional ordenada por la Contraloría de Santander, bajo la dirección de Blanca Luz Clavijo, era justificada.

Piden investigaciones

Ante estas presuntas irregularidades la Auditoría General le pidió a la procuradora Margarita Cabello, que investigue disciplinariamente a la contralora de Santander, Blanca Luz Clavijo, y al Subcontralor Delegado para Procesos de Responsabilidad Fiscal, Mauricio Mantilla ( uno de os funcionarios más cercanos al excontralor Fredy Anaya cuando ejerció como jefe de la entidad).

Con Mantilla hay un antecedente, en su momento fue sancionado con cuatro meses de suspensión cuando fungió como jefe de la Oficina Jurídica de la Clínica Guane , al omitir calificar la experiencia en la invitación pública para escoger la universidad que adelantaría el concurso de méritos para la elegir al gerente de la ESE.

La ficha de Anaya

Pocos días después de conocer el fallo que revocaba todo el proceso de su elección como contralor departamental, Fredy Anaya modificó el equipo de trabajo del ente de control y dejó nombrada a Blanca Luz Clavijo como contralora auxiliar, en reemplazo de Yenny Rubio, que hasta ese momento ejercía dicho cargo, pero era más cercana al clan Aguilar.

Con dicho enroque, Anaya Martínez se aseguró de que una funcionaria de su plena confianza y manejo continuara al frente de la Contraloría una vez quedara en firme la nulidad del proceso de su elección, como finalmente sucedió.

Anaya mantiene el poder en la contraloría y lo estaría utilizando con fines electorales. Además tendría un alto interés en retomar el control de la Cdmb, entidad de la que ya fue director.

Así quedó en evidencia en enero pasado cuando varios alcaldes de las provincias de Soto Norte y Guanentá denunciaron haber recibido invitaciones a reuniones secretas con el excontralor de Santander, quien habría hecho presencia en las jornadas de capacitación que organizó el ente de control para mandatarios locales.

Según algunos alcaldes, Fredy Anaya, en compañía del exalcalde de Rionegro, Alberto Rodríguez (esposo de la contralora Clavijo), pedía el voto para las listas de candidatos al Consejo Directivo de las corporaciones ambientales, con advertencias y presuntas amenazas de investigaciones fiscales si no votaban con sus intereses.

Le puede interesar: Polémica por suspensión de alcaldes a pocas horas de la asamblea corporativa de la Cdmb

Citan a la Contralora

En la Comisión Primera de la Cámara de Representantes se aprobó recientemente una proposición para llamar a debate de control político a la Contralora de Santander, Blanca Clavijo, por estas presuntas irregularidades en el ente de control fiscal regional.

Sin embargo, el representante a la Cámara por Santander, del partido Alianza Verde, Cristian Avendaño, confirmó que aún no hay fecha para la realización del debate en el Congreso.

El mismo legislador además radicó un proyecto de Ley para eliminar las contralorías municipales y departamentales que actualmente funcionan en el país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Reportero de la página Política y miembro de la Unidad Investigativa desde el 2015.

Desde estos espacios ha llevado a cabo una serie de trabajos de investigación periodística sobre las estructuras del poder político en la región y desnudar las diferentes formas de corrupción que se presentan en el sector público de Santander.

@oscarivanrey

orey@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad