miércoles 29 de junio de 2022 - 4:37 PM

La política es dinámica: De la contienda al diálogo, la historia de varios políticos en Colombia

Las campañas políticas y los debates en el Congreso de la República se han encargado de dividir los sectores políticos, crear rivalidades y sumar enemigos que, luego de un tiempo, se pueden convertir en aliados.

Las más recientes campañas en Colombia ahondaron en las divisiones de algunos sectores. Las diferencias se hicieron más fuertes hasta que, por cálculos políticos, tuvieron que conversar y llegar a acuerdos en común.

Este miércoles 29 de junio se reunieron dos de los 'pesos pesados' de la política colombiana que han tenido fuertes debates y choques dentro y fuera del Congreso de la República. El expresidente Álvaro Uribe Vélez conversó en privado, por primera vez en mucho tiempo, con su rival ideológico y presidente electo de Colombia, Gustavo Petro.

Sostuvieron una conversación luego de haberse gritado en el Congreso de la República "paramilitar", "guerrillero", "asesino" y "sicario". Conversaron en términos cordiales, según Uribe, por un "mejor país".

Este primer encuentro entre los dos políticos de vertientes diferentes (izquierda y derecha) demostró la veracidad del adagio popular: la política es dinámica.

Si bien es cierto que este encuentro no se puede leer como un apoyo completo del Centro Democrático a la agenda legislativa de Gustavo Petro, sí marcó un hito en la historia política del país luego de varios y crudos enfrentamientos.

Así como los dos líderes pasaron de los insultos a una conversación cordial, han sido varios los políticos colombianos que han dejado a un lado sus diferencias para dialogar en buenos términos.

Es el caso, por ejemplo, del mismo Gustavo Petro y Rodolfo Hernández. Los dos hicieron parte de la campaña por llegar a la Casa de Nariño. Fueron rivales políticos y en medio de la carrera presidencial se dijeron de todo; se trataron de guerrillero, corrupto y de ser un candidato en cuerpo ajeno.

Las diferencias ahondaron hasta que todo se definió en segunda vuelta. Tras la victoria de Gustavo Petro, Rodolfo Hernández bajó el tono de su discurso e incluso conversó en privado con el Presidente electo.

"Empezó el cambio", dijo el exalcalde de Bucaramanga en su cuenta de Twitter, acompañando el trino con una foto con Gustavo Petro. Adicionalmente aseguró que aceptará la curul de la oposición en el Senado, pero que hará control y apoyo político desde la independencia.

Lo mismo ocurrió con Alejandro Gaviria y Gustavo Petro. En los debates presidenciales, cuando los dos pertenecían a coaliciones diferentes, se dijeron de todo en varios escenarios de conversación.

A pesar de las marcadas diferencias, el exministro de Salud decidió apoyar en segunda vuelta al exalcalde de Bogotá. Incluso ha sonado como posible ministro de la cartera de Hacienda, a la que Gustavo Petro le está buscando 'cabeza' y con lupa.

Gaviria también es protagonista de otra 'reconciliación'. Días antes de la segunda vuelta estallaron los 'petrovideos', un sinnúmero de productos audiovisuales en los cuales el Pacto Histórico planeaba la estrategia para reducir el caudal electoral de los demás candidatos.

En uno de los videos aparece el senador Roy Barreras, quien asegura que deben "destruir" a Alejandro Gaviria para que no ganara la candidatura única de la Coalición Centro Esperanza.

A pesar de las duras palabras, Gaviria no se distanció de Barreras y hace poco conversaron en privado y publicaron una fotografía.

El excandidato a la Alcaldía de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán, y quien disputó la administración con el candidato de Rodolfo Hernández, Juan Carlos Cárdenas, anunció que en segunda vuelta presidencial apoyaría la candidatura de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, a pesar de las grandes diferencias que los dividían.

A través de un video publicado en sus redes sociales, el concejal de Colombia Justa Libres manifestó que no podía apoyar a un candidato que pusiera en riesgo la democracia del país y mucho menos, que amenazara la libertad de culto.

El cabildante dejó en claro que su voto era a favor de Rodolfo Hernández, a pesar de las diferencias políticas que los dividen desde hace años.

De aliados a rivales

La política es tan dinámica que así como pasan de ser rivales a aliados, también hay personajes que rompen relaciones.

Es el caso del alcalde de Bucaramanga Juan Carlos Cárdenas y su padrino político Rodolfo Hernández. El hoy mandatario llegó a la administración municipal de la mano del líder de la Liga de Gobernantes, quien abonó terreno con sus banderas anticorrupción.

Pero esa relación se terminó cuando Cárdenas fue elegido y diseñó un Plan de Desarrollo que no fue del gusto de Rodolfo Hernández.

Hernández y Fajardo

Antes de la primera vuelta presidencial Rodolfo Hernández estuvo en conversaciones con el entonces candidato Sergio Fajardo, con quien intentó llegar a un acuerdo político de cara a la Casa de Nariño.

Conversaron, tomaron café, pusieron los temas sobre la mesa, las propuestas y las diferencias, pero no lograron consolidar nada. Lo mismo sucedió para segunda vuelta: se reunieron; sin embargo, no llegaron a feliz término y no hubo alianzas, a pesar que la Liga de Gobernantes ya le había ofrecido a Fajardo el Ministerio de Educación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Arley Sánchez

Comunicador social y periodista egresado de la Universidad de Investigación y Desarrollo, UDI.

Realizó sus prácticas universitarias en la Unidad Investigativa de Vanguardia, apoyando temas de periodismo de datos y chequeo de noticias falsas.

Actualmente se desempeña como redactor de la página Política.

@arleysanchezp

dsanchez@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad