martes 30 de octubre de 2018 - 12:01 AM

“La reforma a la justicia no responde a las necesidades”

Las nuevas contrataciones, seguridad social y pensiones son algunos de los retos de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia.

Para el magistrado santandereano Fernando Castillo Cadena, presidente de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, las nuevas formas de contratación laboral y los diferentes casos relacionados con problemas en el sistema de seguridad social y pensiones, son las prioridades y desafíos en este momento.

El magistrado, quien visitó en días pasados Bucaramanga para participar en el 10 Conversatorio de la especialidad laboral en el que el Fiscal General de la Nación, entre otros líderes, analizaron los problemas que aquejan a la justicia laboral ordinaria y las posibles soluciones.

Lea también: Se inició juicio en la Corte contra el exgobernador de Santander Hugo Aguilar Naranjo

Castillo Cadena, quien se graduó como abogado en la Universidad Santo Tomás, tiene doctorado en derecho de la Universidad Complutense de Madrid, España, y obtuvo un magister en derecho económico de la Universidad Javeriana, habló con Vanguardia Liberal sobre los retos que afronta desde la Sala Laboral, los desafíos que enfrentan con las nuevas contrataciones y la reforma a la justicia que se tramita en el Congreso.

¿Cuales son los principales retos de la sala laboral?

La jurisprudencia de la sala laboral ha venido evolucionando en el tiempo. Sin embargo, las nuevas realidades económicas y de paradigmas llevan a tener que hacer algunos cambios importantes a nivel jurisprudencial.

Por ejemplo, pensión de sobrevivientes para parejas del mismo sexo, hasta dónde va la discapacidad laboral, un tema que está en permanente evolución e implica ciertos retos para el mundo empresarial y la justicia.

Es importante tener en cuenta que la Corte Suprema de Justicia resuelve casos entre partes, es decir, entre demandante y demandado y que poco a poco esa jurisprudencia se vuelve de conocimiento general y empieza a ser aplicada, pero todos esos cambios son paulatinos.

¿Cuáles son los problemas que más aquejan a los juzgados y tribunales?

Las nuevas formas de contratación como el caso de Uber o Rappi, qué relaciones de contrato laboral se generan, si están amparadas por alguna forma de trabajo autónomo o independiente.

Además, los nuevos conceptos de incapacidad o invalidez, porque afectan el mercado de trabajo y tenemos que estar preparados para dar respuestas equilibradas para los empleadores y los empleados.

Le puede interesar: Congreso aprobó la lista cerrada y paridad de género en reforma política

¿Qué tan protegidos están los trabajadores en Colombia?

En Colombia es más el número de trabajadores por fuera del sistema de protección que adentro. Con relación a los que están en los sistemas de protección, con contrato de trabajo, seguridad social, en general tienen todas las garantías judiciales. No con ello quiero decir que la gente que está en la informalidad no pueda demandar contratos realidad, pero existen dificultades para acudir a los jueces laborales por lo cual son muchos los casos que no se resuelven por la justicia ordinaria.

¿Cuál es el panorama del sistema de pensiones?

Desde que estoy en el cargo de magistrado, hace dos años y medio, el panorama del sistema general de pensiones no ha cambiado mucho. La realidad es que los dos millones de pensionados en el país que gastan cerca de 38 billones de pesos de la nación son solo una pequeña parte de los 7.8 millones de habitantes en edad de pensionarse, ahí es donde se presenta el déficit pensional, el cual es matizado por el programa de Colombia Mayor que cobija a cerca de 1 millón 400 mil personas de la tercera edad, pero eso no es suficiente.

¿Tiene algún tema que ocupe especialmente su tiempo?

Lo que nos está ocupando todo el tiempo es la reforma a la justicia que se tramita en el Congreso, la cual, a nuestro sentir, no reforma la justicia. Parece más una reforma a la estructura del Estado, pero no responde a las necesidades del ciudadano como por ejemplo en el tema de la informalidad.

Así mismo, la Corte Suprema de Justicia está congestionada con casos de todo tipo, en especial de seguridad social, pensiones y casos de contratos realidad, en los cuales estamos tratando de sacar respuestas de calidad para todos los que demandan justicia, porque ese es nuestro compromiso como magistrados.

¿Cómo ve la discusión del salario mínimo?

En un país con tantas necesidades es normal que la gente quiera tener más capacidad adquisitiva. Como ustedes saben, el salario mínimo se incrementa uno o dos puntos por encima de la inflación que representan un incremento real pero no más poder de compra por el costo de vida. Esa es una discusión que debe incluir varios actores para llegar a un concertación real.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad