domingo 21 de junio de 2020 - 12:00 AM

Licencia ambiental: la nueva puja del Parque de los Caminantes en los Cerros Orientales de Bucaramanga

La Alcaldía de Bucaramanga y la Cdmb cruzan versiones con respecto a la obligatoriedad de una licencia ambiental para poder ejecutar la obra del Parque de los Caminantes en los Cerros Orientales.
Escuchar este artículo

Desde el pasado cuatro de junio las obras de construcción del Parque de los Caminantes en los Cerros Orientales de Bucaramanga se encuentran suspendidas por orden de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, tras una visita sorpresa de vigilancia y control a los trabajos que ejecuta el Municipio en los Cerros Orientales, toda vez que la obra no contaba la licencia ambiental correspondiente.

Además: Cerros Orientales de Bucaramanga: Lo bueno y lo malo de intervenirlos

La medida cautelar elevada por la Cdmb, suscitó una nueva controversia entre exfuncionarios de la Alcaldía y la autoridad ambiental. Mientras los exfuncionarios de la administración municipal aseguran que la obra no necesita de licencia ambiental porque ya tiene el aval de la Cdmb, desde la Corporación Autónoma afirman que a pesar del Acuerdo de aprobación del cambio de zonificación para construir el parque lineal, la obra sí requiere de licencia porque es zona protegida.

La licencia de la discordia

El 19 de marzo del 2019 el Consejo Directivo de la Cdmb aprobó el Acuerdo mediante el cual viabilzaba y aprobaba el cambio de zonificación de zona de preservación a zona general de uso público, (subzona para la recreación) para un área de 0,9620 hectáreas del Drmi de los Cerros Orientales de Bucaramanga, con el find e contruir el Parque de los Caminantes.

En las 47 de páginas del documento de Acuerdo, la Cdmb regalmentó detalladamente las zonas y las obras que se podían o no realizar en el sector habilitado para construir el proyecto de la Acaldía de Bucaramanga.

Sin embargo, en ninguna parte del documento la Cdmb señaló que el proyecto de los Parques de los Caminantes requería de una licencia ambiental para su ejecución.

“La Cdmb conoce ese proyecto desde el 2016, hasta un Acuerdo del Consejo Directivo de la Cdmb de marzo que cambió la zonificación, ajustó y limitó el proyecto, es decir, dijo que se podía hacer, que no se podía realizar y como se debía hacer y a partir de ese Acuerdo fue que el municipio sacó el proyecto a obra. Sin embargo, de marzo a agosto, (cuando ya estaba todo contratado y la campaña a la Alcaldía estaba en pleno auge), la Cdmb cambió de opinión asegurando que ahora sí se necesitaba licencia. Fue una decisión política no técnica. Si nos hubieran dicho que necesitábamos licencia no hubieramos proseguido con el proyecto”, señaló Rodrigo Fernández, jefe de contratación en la administración de Rodolfo Hernández.

Lea también: El polémico parque que se abrirá paso entre los Cerros Orientales de Bucaramanga

Cabe recordar que Martín Camilo Carvajal, exdirector de la Cdmb, era cuota de Fredy Anaya, quien aspiraba a la Alcaldía de Bucaramanga.

Por su parte, Juan Carlso Reyes director de la Cdmb desestimó las declaraciones del exfuncionario de la Alcaldía y aseguró que a pesar del Acuerdo de cambio de zonifiación, ya que la noram señala que todas las interevenciones en zonas de Drmi deben contar con licencia ambiental.

“El Acuerdo del Consejo Directivo dice que se modifica esa zonificación de Drmi, pero ahí mismo dice textualmente que eses oficio no excluye de todos los permisos a que haya lugar. Es decir, le habilitaron el espacio para que pudieran desarrollar el proyecto que la Alcaldía quería desarrollar, pero eso no los excluía de la licencia ambiental”, señaló el Director de la Cdmb.

Así mismo, Juan Carlos Reyes afirmó que la Corporación ambiental suspendió las obras que actualmente ejecutaba la Alcaldía porque estaban afectando zona de protección.

“Tras las denuncias de la comunidad sobre la reactivación de las obras en los Cerros Orientales, nosotros visitamos el sector y con cartografía y GPS en mano, pudimos constatar que efectivamente estaban interviniendo en zona de Drmi sin licencia ambiental por lo que se impuso una medida como agravante de la medida que ya se había impuesto”, agregó el Director de la Corporación.

Iván Vargas, secretario de Infraestructura de la Alcaldía de Bucaramanga, aseveró a Vanguardia que “el Drmi no se ha tocado. La obra que se inició es sobre la vía urbana y vía rural”.

Vargas explicó que, paralelamente al proyecto del parque, el Municipio también inició unos trabajos de mitigación de riesgo relacionados con la estabilización de una vía vehicular que existe hace más de tres década en los Cerros Orientales, en inmediaciones del antiguo restaurante El Corcovado y que se adentra hasta el motel Casa Vieja.

“Hay unas obras que por gestión del riesgo sí se están trabajando dentro del Drmi, pero son trabajos enmarcados en la reducción del riesgo. Este argumento es el que tal vez desconoce la Cdmb”, explicó el Secretario de Infraestructura.

Le puede interesar: Cdmb cierra temporalmente la obra en los Cerros Orientales de la Alcaldía de Bucaramanga

Renuentes a la licencia

Mientras la Cdmb insiste en que la obra del Parque de los Caminantes sí requiere de licenia ambiental para su ejecución en zona de Drmi, el Municipio asegura que tomará acciones en contra de la Corporación Autónoma por extralimitar sus funciones y entorpercer la ejecución del proyecto el cual ya cuenta con el aval de la Cdmb.

“Primero salir y aclarar el proyecto ante la opinión pública. Segundo, estudiaremos acciones en contra de la Cdmb. Tercero, abordaremos los mitos y realidades ambientales del proyecto”, acotó Hélberte Panqueva, subsecretario de Medio Ambiente de Bucaramanga.

¿Medida contradictoria?

Del mismo modo, los defensores del proyecto del Parque de los Caminantes afirman que la misma Cdmb se está contradiciendo en la aplicación de la normativa, toda vez que la propia Corporación construyó sin tener licencia ambiental, el Parque Carlos Virviescas el cual está en Drmi de los Cerros Orientales, y que al igual que el proyecto del Parque de los Caminantes fue modificada su zona para uso público con subzona para la recreación.

“El Carlos Virviescas está en Drmi y no le exigieron licencia porque esa exigencia no tiene sustento. Menos en el caso de Cerros que la propia Cdmb en la zonificación eliminó elementos como parques o gimnasios. El Virviescas es de más impacto porque tiene esos elementos”, indicaron los defensores.

Por su parte, el Director de la Cdmb aseguró que en el caso del Parque Carlos Virviesca no se solicitó licencia ambiental toda vez que si bien el parque está ubicado en zona Drmi, su ubicación en zona de protección se tomó como medida de prevención para evitar futuras construcciones en el sector debido a su alto riesgo de inestabilidad de sus suelos.

“En la zona donde está ubicado el parque Virviescas tenía licencia urbanística, sin embargo, por temas de estabilidad de los suelos se comenzaron a deslizar las casas, y ese sector quedó abandonado. Después cuando se delimitó el Drmi se incluyó esa zona por ser de alto riesgo y así impedir que se pudiera construir en el futuro. Pero ecosistemamente es urbano”, indicó Juan Carlos Reyes.

En el año 2014, cuando la Cdmb proyectaba la construcción del parque Virviescas, la propia Corporación señala que el sector donde se iba a levantar la construcción es un predio rural con protección de Drmi.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad