miércoles 19 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Los diputados se salvaron de perder sus curules

Si bien el Consejo de Estado admitió que en la elección de diputados de 2007 los resultados electorales en Santander fueron 'alterados injustificadamente, la magnitud de las falsedades evidencia su inocuidad, pues aunque se hicieran los ajustes del caso ningún candidato perdería su curul'.

De esta manera los 17 diputados se salvaron de perder sus curules porque en otras palabras, lo que quiere decir el Consejo de Estado es que la variación en los resultados es mínima, a pesar de que sí se presentaron algunas inconsistencias.

El alto Tribunal resolvió una demanda de falsedad electoral que interpuso Jorge Arenas Pérez contra el electo diputado Luis Roberto Schmalbach Cruz, con la que buscaba que le entregaran a él la credencial por ser el siguiente en votación del Polo Democrático.

Pero el Consejo de Estado al resolver en segunda instancia la demanda que ya había fallado en primera el Tribunal Administrativo de Santander, le ratificó que si bien hubo alteración de resultados, los votos que se le sumarían no le alcanzan para superar los de Schmalbach.

Las inconsistencias


Dentro de los argumentos que esgrime el demandante está que en algunas mesas aparecieron más votos que electores y en otras, los formularios donde se consignan los resultados tenían enmendaduras y tachones.

Con base en esto, el Demandante sostiene que hay suficientes motivos para que se  declare nula la elección.

Al analizar el material probatorio, el Consejo de Estado consideró que 'los resultados evidencian que entre los partidos políticos siguen existiendo diferencias considerables que permiten sostener que aquellos que conquistaron una o más curules en la Asamblea de Santander las seguirían conservando, sin existir la menor posibilidad de que les fuera arrebatada por quienes los siguieron en votos, debido a las diferencias considerables en votos que los siguen distanciando'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad