sábado 01 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Manolo Azuero, designado alcalde (e) de Bucaramanga

Gobernación espera la terna de aspirantes para elegir al nuevo Alcalde. El grupo de ciudadanos que inscribió la candidatura de Hernández Suárez será el que envíe los ternados.

El gobernador de Santander, Didier Tavera, designó al jefe de Gobernanza del municipio, Manolo Azuero, como el Alcalde encargado de Bucaramanga, en reemplazo del suspendido Rodolfo Hernández, quien fue sancionado por la Procuraduría de manera provisional mientras el Ministerio Público adelanta la investigación disciplinaria en contra del mandatario local, por la presunta agresión verbal y física al concejal del ASI, Jhon Claro.

Una vez pública esta resolución, el hoy alcalde encargado de la ciudad ratificó su compromiso para continuar gobernando con transparencia y encaminando proyectos que reivindiquen la dignidad de los ciudadanos.

“Trabajaremos junto al Gabinete con determinación, en defensa de los principios del alcalde Rodolfo Hernández y de su Gobierno, concentrados en implementar las obras y programas del Plan de Desarrollo que cultivan el bienestar y el progreso de los ciudadanos”, manifestó el Alcalde (e).

Esta redacción pudo conocer que la primera opción de Rodolfo Hernández para suplir su vacancia temporal del cargo fue la secretaria de Hacienda, Olga Chacón, a quien el Concejo el pasado jueves le aplicó la moción de censura. Sin embargo, Didier Tavera se negó a designar a Chacón como alcaldesa y pidió una segunda opción, que contempló el nombre de Manolo Azuero.

Definición en la terna

Azuero Figueroa dirigirá los rumbos del Municipio hasta que el grupo de ciudadanos que inscribió la candidatura de Rodolfo Hernández a la Alcaldía de Bucaramanga por la ‘Lógica, Ética y Estética’, envíe la terna de aspirantes, de la cual el Gobernador deberá elegir al suplente de Rodolfo Hernández como alcalde de Bucaramanga.

Aunque algunos abogados administrativistas ponían en duda la necesidad de la presentación de una terna de candidatos a Alcalde Encargado para la ciudad, toda vez que la sanción de la Procuraduría contra Rodolfo Hernández es temporal, el asesor jurídico de la Gobernación, Luis Alberto Flórez, afirmó que es necesaria la presentación de una terna para suplir el cargo de Alcalde en Bucaramanga.

“La Ley 136 de 1994 es clara en señalar que ante la ausencia temporal o definitiva de un mandatario se tiene que enviar una terna de candidatos por parte del partido o en este caso del grupo significativo que inscribió la campaña del Alcalde sancionado, para que el señor Gobernador designe a su reemplazo. Este mismo caso acabó de suceder en Barrancabermeja, donde el gobernador tuvo que designar el reemplazo temporal del alcalde Echeverri mientras este afronta un proceso penal en su contra”, explicó Flórez.

Ante este panorama, serán los ciudadanos: Reinaldo Ramírez, exmagistrado del Tribunal Administrativo de Santander; Jorge Rodríguez, líder comunal de Estoraques; y Laurentina Ariza, líder comunal de Esperanza III, quienes envíen la terna de aspirantes a suplir el cargo de Hernández Suárez en la Alcaldía de Bucaramanga.

“Los grupos significativos no tienen militantes por lo que cualquier ciudadano que no esté inhabilitado, y que no haga parte como militante o directiva de un partido político, podrá ser candidato en la terna para ser designado Alcalde encargado”, explicó el exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, Armando Novoa.

Hasta el cierre de esta edición se manejaban los nombres de Manolo Azuero, actual Alcalde (e), y Olga Chacón, secretaria de Hacienda, como dos de los integrantes de la terna a suplir el cargo de Rodolfo Hernández mientras su suspensión.

“Continúa la lucha”

Por su parte, el suspendido alcalde, Rodolfo Hernández, señaló que esta sanción en su contra es tan solo un round perdido, pero continúa en la lucha por no permitir que los partidos tradicionales retomen el gobierno municipal.

“Si ellos creen que Bucaramanga va a ser gobernada por la corrupción se equivoca, esto no tiene reversa el cambio que va a haber en Bucaramanga, simplemente yo he servido de alfil para poder descubrir toda esa podredumbre que hay en la administración pública”, indicó Hernández Suárez.

Así mismo, Rodolfo Hernández afirmó que acatara las disposiciones de la Procuraduría y descartó que vaya a renunciar a su cargo como Alcalde de Bucaramanga.

“Por ahora perdimos un round, pero la batalla definitiva será el 27 de octubre del año entrante que volveremos a derrotar la politiquería y no permitiremos que recobren la Alcaldía. Me siento muy bien con la decisión, y felicito a la Procuraduría General de la República. Me hicieron en 12 horas un proceso”, añadió el mandatario local.

Hernández afirmó que dedicará estos tres meses a descansar.

Investigación disciplinaria

Tras conocer por los medios de comunicación y las redes sociales el video en el que se observa la discusión del alcalde Rodolfo Hernández y el concejal Jhon Claro, la Procuraduría Primera Delegada para la Vigilancia Administrativa ordenó la apertura de una investigación en contra del mandatario de Bucaramanga, para determinar las posibles faltas disciplinarias en las que habría incurrido.

En específico, la Procuraduría busca determinar si el alcalde Rodolfo Hernández incurrió en “las faltas presuntamente cometidas, sean calificadas como gravísimas o graves”.

En caso de ser calificada como falta gravísima, Hernández Suárez será destituido e inhabilitado de su cargo como Alcalde de Bucaramanga; de ser calificada la falta como grave, el mandatario local solo recibiría una suspensión temporal del ejercicio de su cargo.

Por ahora, el Ministerio Público ordenó la práctica de pruebas, entre las que se encuentra recibir la declaración juramentada del concejal Jhon Claro y oír en versión libre al alcalde Rodolfo Hernández.

Razones de la suspensión

Ejerciendo el control preferente, la Procuraduría General, a través de la Procuraduría Primera Delegada para la Vigilancia Administrativa, ordenó la suspensión provisional por tres meses del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, mientras adelanta la investigación.

Según el ente de control disciplinario, la medida provisional se toma para prevenir posible injerencia por parte de Hernández Suárez en el trámite de la investigación en su contra.

La Procuraduría Delegada señala que tiene conocimiento de las presuntas y reiteradas conductas desplegadas por el señor Alcalde de Bucaramanga en las cuales se podrían avizorar hechos que constituirían actos de agresión física, verbal o injuria a la ciudadanía en general y a servidores públicos, razón por la cual en la actualidad, este organismo de control está adelantando actuaciones disciplinarias en su contra, frente a hechos que guardan relación entre sí respecto del comportamiento de Rodolfo Hernández como mandatario local.

“En otras palabras, esto implica que el señor Alcalde puede reiterar su proceder, ya que en el desarrollo habitual de su gestión se halla en contacto permanente con ciudadanos y servidores públicos en diferentes ámbitos en los cuales por definición se presentan fuertes y controversiales debates o cuestionamientos que logran exacerbar el ánimo de quienes participan en ellos, lo que puede afectar el dominio propio de los involucrados, que de acuerdo con los medios de convicción que hacen parte de estas diligencias, al parecer no lograría controlar el señor Hernández, razón amplia y suficiente, para adoptar la medida cautelar de su suspensión provisional en busca de precaver que el disciplinado en un evento diferente por aquel por el que está siendo investigado proceda en similar o igual forma”, señala la Procuraduría.

Moción de la discordia

La rivalidad entre el concejal Jhon Claro, quien hasta la semana anterior hacía parte de la bancada minoritaria del Concejo que respalda a la Administración Municipal, y el alcalde Rodolfo Hernández, se dio en la sesión del pasado 20 de noviembre, cuando la secretaria de Hacienda, Olga Chacón, quien rendía descargos dentro del proceso de moción de censura que adelanta la coalición mayoritaria en su contra, recusó a varios concejales, entre ellos al cabildante Claro.

Dentro del recurso, Olga Chacón recusó a los concejales que en 2015 aprobaron, al parecer de manera irregular, la reestructuración de la Contraloría municipal. Entre los cabildantes que firmaron dicha reestructuración se encuentra Jhon Claro.

Dicha recusación no fue bien recibida por el cabildante del ASI, quien al cierre de dicha plenaria no solo cuestionó la actuación de la Secretaria de Hacienda, sino que además pasó a ser uno de los promotores de la moción de censura a la funcionaria.

El cambio de postura del concejal Claro llevó a que el alcalde Rodolfo Hernández, en su tradicional Facebook Live de ‘Hable con el Alcalde’ del lunes pasado, arremetiera contra el cabildante cuestionando su independencia y sus intereses políticos.

Tras la transmisión del mandatario local, Jhon Claro solicitó una entrevista con el alcalde Hernández, la cual terminó en el bochornoso acto de agresión en el despacho municipal.

@PatriciJaniot
@ingrodolfohdez los bumangueses aspiramos a que lidere con ejemplo para seguirlo; no para corregirlo y condenarlo.

@CancinoAbog
Lo del alcalde de Bucaramanga es Violencia a servidor público. Golpeó a un concejal. No más comportamientos de este señor.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad