sábado 14 de mayo de 2016 - 12:01 AM

Muestras PAE de Santander no llegaron al laboratorio del Invima

A pesar de que en un principio funcionarios del Departamento informaron que habían enviado al Invima las muestras de los alimentos, esto al final resultó no ser cierto.
Escuchar este artículo

Aunque la administración departamental a través del gobernador Didier Tavera, y las secretarías de Salud y Educación, había afirmado que las muestras de los alimentos industrializados del PAE con las que probablemente se habrían intoxicado diez niños de un colegio en Coromoro serían avaluadas por el Invima, eso nunca sucedió.

Así lo expresó el director general del Invima, Javier Humberto Guzmán, quien afirmó que las muestras jamás llegaron a la entidad.

“No hemos recibido ninguna muestra del Departamento de Santander relacionada con enfermedades trasmitidas por alimentos”, afirmó el Director.

La situación fue confirmada por la Secretaría de Salud de Santander, que explicó que las pruebas jamás salieron del laboratorio departamental por falta de contramuestras de los alimentos.

“El Invima no recibió las muestras de los alimentos del PAE en Coromoro porque hacían falta unas contramuestras necesarias para confirmar o descartar la presencia de bacterias contaminantes”, confirmó una fuente de la Secretaría de Salud.

Según la Gobernación, el Invima le dio la facultad a la Secretaría de Salud departamental para que sus laboratorios dirimieran el dilema de la contaminación o no de las raciones del PAE.

“El Invima nos autorizó como una entidad idónea para definir si los productos estaban contaminados o no”, agregó la fuente.

Lo curioso del caso es que hace un mes cuando se presentó el incidente con los niños de Coromoro, la secretaria de Salud Claudia Amaya, admitió que las pruebas de laboratorio de la Secretaría, habrían dado positivo en la contaminación de los alimentos con la bacteria Bacillus Cereus.

“La muestra de los alimentos que nosotros tomamos según el protocolo sí cultiva esa bacteria”, expuso Amaya.

La Gobernación sospechaba que la bacteria estaría presente en la leche condensada que se les entregó a los estudiantes del colegio Florentino González del corregimiento de Cincelada, en Coromoro.

 

¿Sí hubo contaminación?

Así las cosas, los resultados de laboratorio de la Secretaría de Salud departamental serían los únicos que determinarían si los productos entregados por el operador departamental del PAE fueron los que causaron la contaminación de diez niños en Coromoro.

Dichos resultados habrían dado como resultado que la leche condensada probablemente sí tenía una presencia excesiva de microorganismos que podrían haber afectado la salud de los menores, pero que según la Secretaría de salud, no da un reporte definitivo de que esa fuera la causa de la intoxicación.

“La Secretaría de Salud nos informó que efectivamente el alimento que consumieron esos niños sí eran de ese complemento alimentario pero no se puede establecer ciencia cierta si realmente ese fue el origen de la intoxicación en la medida que técnicamente las muestras deben tener su respectiva contramuestra, por lo tanto no se puede afirmar que efectivamente los productos del PAE fueran la causa de la intoxicación”, manifestó Ana de Dios Tarazona, secretaria de Educación departamental.

El mismo operador

El resultado de los análisis era de suma importancia para la comunidad estudiantil teniendo en cuanta que Surcolombiana de Inversiones, actual operadora del Programa de Alimentación Escolar en Santander, tenía el 70% de participación en la Unión Temporal que suministró los complementos alimentarios que al parecer sí estaban contaminados y sí podrían haber causado la intoxicación de los 10 niños.

Surcolombiana logró adjudicarse como único oferente la operación del PAE en 82 municipios de Santander para el 2016, con un costo de $23 mil 845 millones.

En distintas ocasiones varios colegios de diferentes partes del departamento se han quejado por el mal estado en el que reciben las raciones, o porque simplemente no les ha llegado el complemento alimentario para los niños de sus poblaciones.

Hablan los expertos

Según varios bacteriólogos consultados por esta redacción, cuando los resultados no son concluyentes se suele generar un manto de dudas sobre la transparencia del proceso, ya que a través de este mecanismo se puede evitar adjudicar responsabilidades a un tercero y evitar que éste se vea afectado.

“Lo que se puede deducir aquí es que probablemente quieren tapar algún tipo de responsabilidad sobre el operador que entregó los alimentos, porque si se comprueba que el operador suministró las raciones contaminadas le acarrearía denuncias penales en su contra y debería ser revocada la adjudicación para la operación de la entrega de alimentos escolares”, manifestaron expertos en el tema que pidieron la reserva de su identidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad