miércoles 06 de febrero de 2019 - 12:00 AM

¿Nuevo Código Disciplinario inhabilitaría a corporados?

Polémica ha suscitado el artículo 43 del nuevo Código Disciplinario, ya que para algunos expertos la norma estaría inhabilitando a concejales y diputados para los próximos comicios.
Escuchar este artículo

Con menos de 10 días de haber sido sancionada por el presidente Iván Duque, la Ley 1952 del 28 de enero de 2019, más conocida como Nuevo Código General Disciplinario, ha levantado más de una ampolla en el ámbito político, toda vez que la nueva norma estaría dejando a muchos por fuera de la competencia electoral del próximo octubre, especialmente a concejales y diputados.

Además: Las nueve leyes que entraron en vigencia en el mes de enero

El artículo de la discordia

Particularmente, el entorno político se encuentra convulsionado por cuenta del artículo 43 de la mencionada Ley, en el cual se definen las incompatibilidades para desempeñar cargos públicos en el país.

Esto estaría dispuesto “Para los gobernadores, diputados, alcaldes y concejales y miembros de las juntas administradoras locales, en el nivel territorial donde hayan ejercido jurisdicción, desde el momento de su elección y hasta doce meses después del vencimiento de su periodo o retiro del servicio”, según la norma sancionada la semana pasada.

Lea también: A la Cámara pasa el nuevo Código Único Disciplinario

Para varios expertos, este aparte del nuevo Código Disciplinario estaría inhabilitando a concejales y diputados de poder participar en las elecciones de octubre próximo porque, en el caso de resultar elegidos, no habrían cumplido con el periodo de los doce meses que define la Ley.

Norma inexequible

Según el exmagistrado del CNE Armando Novoa, hasta ahora la única restricción que establece la Ley 617 del 2000, es que los corporados pueden inscribirse como candidato a la Gobernación o Alcaldía para el siguiente periodo, con la única limitante que deben renunciar antes del momento en que se produzca su inscripción, por lo que si el artículo 43 del Código Disciplinario establece una restricción, estaría desplazando una norma especial que es la Ley 617 de 2000.

“El Código Disciplinario es una Ley Orgánica, y estas no pueden estar por encima de normas Estatutarias, como lo es la Ley 617 de 2000. Todo lo que se refiere a modificar una norma electoral debe ser una Ley Estatutaria, todo lo que tenga que ver con el organismo electoral debe ir por Ley Estatutaria”, agregó Novoa.

“Más absurdo resultaría que se les impidiera, (a concejales y diputados), aspirar a una reelección inmediata, porque es de una estirpe constitucional, sería lesivo a los derechos fundamentales concluir que los corporados no pueden aspirar a una reelección inmediata”, anexó el exmagistrado del CNE.

En contexto: Por “inconstitucional e inconveniente” Santos objetó el código disciplinario

Los caminos a seguir

Para los expertos, ante la ambigüedad del nuevo Código Disciplinario, y la premura de un calendario electoral que comenzó a marchar desde hace cuatro meses, el Gobierno Nacional debería tomar acciones inmediatas para tratar de dar claridad sobre las reglas que regirán en la próxima contienda electoral.

Como una primera medida, los expertos consideran que el gobierno de Iván Duque debería elevar ante el Consejo de Estado una consulta sobre las implicaciones del artículo 43 del nuevo Código Disciplinario.

“El Gobierno Nacional debería estar elevando una consulta ante la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, para que esa corporación judicial sea la que se pronuncie preliminarmente, porque, de lo contrario, si no hay suficiente claridad, esto va a ser una fuente incierta de interpretaciones de una norma restrictiva. El concepto debe salir con anterioridad a la fecha en que se inicie la inscripción de los candidatos, ya que si se da cuando el proceso está surtiendo su trámite, podría afectar el principio de reglas ciertas para resultados inciertos”, consideró el exmagistrado Armando Novoa.

Por su parte, un abogado administrativista aseguró que la Ley 1952 presenta tantas falencias, que cualquier demanda de revisión de constitucionalidad podría tumbar la norma recién sancionada.

“Cualquier ciudadano podría demandar ante la Corte Constitucional la inexequibilidad del nuevo Código Disciplinario y muy seguramente terminaría tumbando la norma, sin embargo, ese trámite es dispendioso y el próximo mes de mayo entra en vigencia el nuevo Código Disciplinario”, señaló un abogado constitucionalista quien pidió reserva de su identidad.

Hablan los afectados

Dentro de las corporaciones edilicias en Santander existen versiones encontradas por cuenta de las posibles implicaciones restrictivas del nuevo Código Disciplinario.

Le puede interesar: “Ganaron un round pero tienen la pelea perdida”: Alcalde de Bucaramanga

Para el diputado de Cambio Radical Édgar Suárez, posible candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, la Ley 1952, define “quiénes no pueden ocupar cargos a futuro. Es decir, si alguien se lanza al Concejo o Alcaldía y sale elegido, no puede renunciar para ocupar un cargo público. O si se ‘quema’, no puede ser nombrado como funcionario público en la jurisdicción en la que aspiró, sino hasta después de 12 meses”.

Por su parte, el diputado Mario Cárdenas, precandidato a la Gobernación de Santander por el Centro Democrático, considera que “una ley no puede tener retroactividad. La ley es hacia el futuro. La ley entra en vigencia en futuro. En concepto de algunos abogados constitucionalistas, nosotros no somos empleados públicos, somos funcionarios públicos por lo que no estamos inhabilitados para aspirar a la Gobernación. Mi precandidatura no se ve afectada, y continuaré trabajando para obtener el aval”.

hablan los afectados
Dentro de las corporaciones edilicias en Santander existen versiones encontradas por cuenta de las posibles implicaciones restrictivas del nuevo Código Disciplinario.
Para el diputado de Cambio Radical, Édgar Suárez, posible candidato a la Alcaldía de Bucaramanga, la Ley 1952, define “quiénes no pueden ocupar cargos a futuro. Es decir, si alguien se lanza al Concejo o Alcaldía y sale elegido, no puede renunciar para ocupar un cargo público. O si se ‘quema’, no puede ser nombrado como funcionario público en la jurisdicción en la que aspiró, sino hasta después de 12 meses”.
Por su parte, el diputado Mario Cárdenas, precandidato a la Gobernación de Santander por el Centro Democrático, considera que “una ley no puede tener retroactividad. La ley es hacia el futuro. La ley entra en vigencia en futuro. En concepto de algunos abogados constitucionalistas, nosotros no somos empleados públicos, somos funcionarios públicos por lo que no estamos inhabilitados para aspirar a la Gobernación. Mi precandidatura no se ve afectada, y continuaré trabajando para obtener el aval”.
Armando Novoa, exmagistrado del CNE
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad