miércoles 13 de marzo de 2019 - 12:00 PM

“Nunca me he salido de las normas de la ética ni de la ley”: Fernando Marín Valencia

Ante un juez de Control de Garantías, la Fiscalía le imputó cargos al empresario santandereano Fernando Marín Valencia, por supuesto lavado de activos, dentro del llamado Carrusel de la Contratación de la Alcaldía de Samuel Moreno Rojas, en Bogotá.

Al salir de la diligencia judicial en los juzgados de Paloquemao el empresario santandereano señaló, a medios nacionales: “Llevo más de 40 años haciendo empresa, creando empleo y haciendo desarrollo. Nunca me he salido de las normas de la ética ni de la ley. En este momento han cometido una gran injusticia conmigo, soy totalmente inocente de lo que se me acusa, me han hecho un daño espantoso, ustedes se acordaran de mi cuando sea absuelto”.

Lea también: Fiscalía imputará cargos a Fernando Marín Valencia por Carrusel de contratación en Bogotá

Entre tanto, la defensa de Marín aseguró que entendía los hechos por los cuales se imputó el delito de lavado de activos. Sin embargo, manifestó que lo que se busca es “querer inflar una imputación”. Marín se declaró inocente y no aceptó los cargos imputados.

La acusación

La Fiscalía General de la Nación le imputó el delito de lavado de activos en concurso homogéneo y sucesivo al exdiplomático Fernando Marín Valencia, por hechos presuntamente ocurridos entre los años 2009 y 2011, en el marco del carrusel de contratos en Bogotá.

El delegado del ente acusador indicó que fueron seis eventos diferentes en los que Marín Valencia supuestamente intervino, al recibir cerca de $4.723 millones por parte del contratista Emilio Tapia Aldana, los cuales habrían sido entregados tanto en efectivo como en cheques y otros títulos valores.

De estas transferencias, en junio de 2009 le fueron entregados $2.223 millones y los restantes $2.500 millones días después en la oficina de Tapia Aldana, sostuvo el delegado del ente acusador.

Agregó que con estos hechos fue afectado el bien jurídico de la administración pública dado que, el exdiplomático colocó en el sistema financiero colombiano sumas dinerarias provenientes de ilícitos del carrusel de contratos de Bogotá.

A partir de estos dos eventos, anotó, se detectaron operaciones de inversión en proyectos de construcción por sumas superiores a los $1.200 millones, girados a unas cuentas bancarias en Estados Unidos y retirados mediante el sistema de débito bancario.

El fiscal advirtió que el empresario incurrió, al parecer, en la adquisición ilícita, colocación, transformación, ocultamiento y encubrimiento de activos provenientes de los contratos del carrusel de contratos en la capital.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad