domingo 15 de septiembre de 2019 - 12:00 AM

Persiste ‘el ausentismo’ del Gobierno en el Congreso

Congresistas y analistas políticos coinciden en señalar que el Gobierno Nacional continúa distanciado con el Congreso, situación que le podría afectar la agenda legislativa a la administración Duque.
Escuchar este artículo

Al expresidente y senador Álvaro Uribe no le gusta perder y menos en luchas políticas que las hace propias. Y así lo evidenció el miércoles pasado en el Senado de la República cuando fue derrotado en su propósito que se acabaran las contralorías regionales, las cuales le significan al erario poco más de 600 mil millones de pesos.

Además: Consolidar las mayorías en el Congreso, prioridad del gobierno de Iván Duque

Uribe, poco después de que se aprobara la reforma constitucional al funcionamiento de la Contraloría General de la República, fuera de micrófonos, expresó que es preocupante que los ministros no hubieran estado defendiendo ese proyecto.

Directo sí fue el presidente del Senado, Lidio García, quien sostuvo que el gobierno debe estar presente en las discusiones de los proyectos de mayor complejidad. “Al gobierno pareciera que no le interesara qué decisión se toma en el Congreso de la República, cuando vienen los ministros es porque los llaman para venir. Es inconcebible que en un debate tan importante como éste no aparezcan los ministros que deben estar y defender las posiciones del gobierno”, expresó García.

Incluso advirtió que “aquí nosotros somos totalmente independientes y no tenemos ningún problema, pero ellos deben defender las posturas y lo que le interesa al gobierno para sacar sus iniciativas adelante. Esto no lo he visto yo en más de 13 años que llevo en el Congreso de que los ministros no vengan y si vienen lo hace cinco minutos y se van”.

Desde el conservatismo, igualmente se ve que a los ministros les falta ir más al Congreso de la República. El senador antioqueño Juan Diego Gómez asegura que “nunca en este año largo se ha sentido el acompañamiento ... en esta reforma a la Contraloría brilló por su ausencia el gobierno, no es suficiente que aparezca tan sólo un viceministro”.

Lea también: Congreso modificó horarios para participar en elecciones locales

Para Gómez, hay que esperar qué ocurra en los próximos meses con la discusión de reformas que ha llevado el gobierno al Congreso, como por ejemplo la que busca acabar la casa por cárcel, proyecto que hace parte del paquete de las reformas anticorrupción. El senador considera además que un proyecto más de especial atención del gobierno como el presupuesto general de la nación para el 2020, pasará sin mayores problemas. “El presupuesto por su naturaleza no tiene problema, tendrá su discusión, pero una situación diferente será si traen al Congreso por ejemplo la reforma pensional”.

Desde el partido de gobierno, Centro Democrático, el senador valluno John Harold Suárez, asegura que el presidente Iván Duque siempre ha dicho que es un respetuoso de la independencia de los poderes, de ahí que no ha influido en ese relacionamiento con el Congreso, pero para el senador sí es necesario que los ministros sean más cercano.“... se necesita esa representación del gobierno, hay una diferencia de poderes, pero no es menos cierto que el encargado de hacer prevalecer las propuestas es el propio gobierno que debe defenderlas”, indica Suárez, quien además recuerda que ya han pasado 13 meses y los ministros ya deben haber entendido el funcionamiento del Congreso.

Desde fuera del legislativo, el analista John Mario González, dice que lo sucedido esta semana con la ausencia del gobierno en la discusión de la reforma constitucional de la Contraloría, muestra ese distanciamiento.

“Es un gobierno tan débil que prefiere hacer omisión y no sentar posición sobre temas que involucran al país, es grave que no siente posición como sucedió esta semana”, indicó el analista.

Estima que es posible que ningún alto funcionario haya ido a defender el proyecto porque tal vez no querían tener un enfrentamiento con el contralor Felipe Córdoba, quien en su opinión tiene un amplio manejo político en el Congreso, incluso más fuerte que las mayorías oficialistas.

Le puede interesar: Elecciones locales se atraviesan en el avance de agenda legislativa

El consejero político

En la semana que termina el presidente Iván Duque notificó algunos cambios que se empezarán a dar en algunos cargos del gobierno, uno de ellos es la salida del alto consejero para los asuntos políticos, Jaime Amín, quien se va para la embajada de Colombia en los Emiratos Árabes.

Su función principalmente fue la de ser el enlace en la relación del presidente de la República con el Congreso, pero la misma no fluyó, en particular porque al gobierno no le gusta trabajar de cerca con los partidos para evitar que se le interprete que está dando la llamada ‘mermelada’ de la burocracia.

Para el senador Juan Diego Gómez, “esa figura no ha funcionado, el relacionamiento en este tiempo no ha sido el mejor”. El senador del Centro Democrático, John Harold Suárez, dice que más allá de la persona del saliente consejero, lo que se necesita es una persona “con mucha conectividad con los congresistas, entendiéndose que no es complaciente con el clientelismo”.

En concepto del analista John Mario González, el principal ‘pecado’ de Amín fue que no logró consolidar las mayorías y que además pareció no haber logrado tener una buena interlocución con el propio presidente Iván Duque.

En contexto: ¿Llegó la hora del cambio de gabinete en gobierno Duque?

Un problema más

Y tal como pasó en la primera legislatura, la semana que termina volvió a dejar en ‘capilla’ a un nuevo ministro del presidente Duque. La oposición radicó una petición para tramitar la moción de censura contra la ministra del Transporte, Angela María Orozco, a quien le indican que es la responsable de haber favorecido económicamente al grupo financiero Aval en el caso de la Ruta del Sol II.

La moción la lidera el senador del Polo Democrático Jorge Robledo, quien sostiene que la ministra de Transporte no podía buscar un acuerdo y mucho menos decretar nulo el contrato de la Ruta del Sol II, porque ella estuvo vinculada con el grupo Aval.

Según Robledo, “se metió en el proyecto de regalarles a los banqueros un billón de pesos de los colombianos y de esos 600.000 millones para el Grupo Aval, eso solo ya le da para salir del Ministerio y en segundo término, ella estaba impedida para hacer cualquier contacto con los negocios de Luis Carlos Sarmiento, porque su empresa tuvo entre sus clientes al Banco de Occidente y al Banco de Bogotá”.

El futuro del trámite de esta moción parece que será el mismo de las dos anteriores, la que se presentó contra el ministro Alberto Carrasquilla, por los llamado bonos del agua, y al ministro de la Defensa, Guillermo Botero, por su responsabilidad en supuestos falsos positivos. Las dos se negaron

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad