domingo 18 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Persiste la polémica por propuesta que buscaba suprimir las unidades de apoyo de los concejales de Bucaramanga

Tras conocerse que la mayoría de los concejales se negaron a aprobar la proposición que buscaba eliminar las unidades de apoyo de los cabildantes que al año le cuesta al municipio $1.824 millones, los propios cabildantes que votaron en contra justificaron que no acompañaron la iniciativa toda vez que era una propuesta “populista” sin sustento jurídico.
Escuchar este artículo

“La propuesta la eliminación de las Unidades de Apoyo Normativo con el fin de demostrar que, estas declaraciones resultan engañosas en la medida que de eliminar las unidades de apoyo además de ser ilegal no genera austeridad del gasto en la ciudad y por el contrario le otorga una capacidad burocrática de contratación en cabeza del mismo concejal proponente, situación que además de configurar un claro conflicto de interés constituye una jugada para aumentar su capacidad de contratación individual”, señaló el concejal Carlos Parra, de la Alianza Verde.

Además: Concejales de Bucaramanga se negaron a quedarse sin sus unidades de apoyo

Según los contradictores de la eliminación de sus unidades de apoyo, una vez que ese rubro sea liberado no podrá ser devuelto a la administración municipal como afirma el concejal Fabián Oviedo, autor de la iniciativa.

“Una distracción”

Por su parte, la concejal Silvia Moreno de la Liga Anticorrupción, aseguró que no acompañó la propuesta de eliminar la contratación de sus unidades de apoyo porque fue un acto de distracción del debate de fondo propuesto por la bancada del exalcalde Rodolfo Hernández sobre los supuestos malos manejos de los recursos del cabildo por parte de la actual mesa directiva.

“La Liga abrió el debate sobre la rendición de cuentas del Concejo principalmente de los dineros incluidos en la contratación de la cuenta contable: servicios generales indirectos, donde se presume hay una nómina espejo atribuida a la mesa directiva y otros concejales. Mientras esto sucede el concejal Fabián Oviedo desea distraer la atención, engañando a la opinión pública con proposiciones improcedentes como suprimir las unidades de apoyo”, acotó Moreno.

Lea también: Así quedó conformada la Mesa Directiva del Concejo de Bucaramanga para 2021

“Acto de coherencia”

Por su parte concejal de Cambio Radical, Fabián Oviedo, insistió que su propuesta es un acto de coherencia con la ciudadanía que pide austeridad.

“El Concejo habla de austeridad y no da ejemplo, con esto se pretendía suprimirle a cada concejal $8 millones de unidades de apoyo al mes que representa un ahorro de $1.824 millones al año, recursos que serían devueltos, no a la Presidencia del Concejo, sino a la administración municipal, para que esta dispusiera de ellos en proyectos que impacten positivamente la reactivación económica”, indicó Oviedo.

La propuesta de Oviedo Pinzón solo fue acompañada por los concejales Marina Arévalo, de la Liga Anticorrupción; Luis Fernando Castañeda, del Centro Democrático; Carlos Barajas, de la Alianza Verde, y Leonardo Mancilla del ASI.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad