miércoles 29 de noviembre de 2023 - 11:25 AM

Polémica por millonario contrato para instalar controladores de semáforos donados por Bogotá a Bucaramanga

En un duro debate en el Concejo de Bucaramanga se conocieron detalles de la millonaria inversión y los cuestionamientos a una donación de 100 dispositivos para el control vial urbano, que la Alcaldía de Bogotá consideró “obsoletos e inservibles”, pero así fueron recibidos por Bucaramanga.
Compartir

La donación de 100 dispositivos controladores de semáforos que hizo en 2022 la Alcaldía de Bogotá a la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, con el fin de mejorar el funcionamiento de la vetusta red semafórica de la ciudad, terminó convertida en una millonaria inversión que fue duramente cuestionada en un debate de control político en el Concejo Municipal.

Este 28 de noviembre durante la sesión del cabildo, se conoció que el pasado 18 de octubre la Dirección de Tránsito local adjudicó de manera directa un contrato por 1.785 millones de pesos a la empresa YUNEX S.A.S, representada legalmente por Diego Antonio Martínez Vidal, para la instalación de los controladores semafóricos. El contrato tiene plazo de ejecución hasta el 29 de diciembre de 2023.

Varios concejales y ciudadanos que participaron en el debate cuestionaron, entre otras cosas, que la Alcaldía de Bucaramanga haya destinado una partida presupuestal tan alta para la instalación de los equipos, y se haya hecho por un modelo de contratación directa, además que se conoció que los mismos fueron catalogados por la entidad donante como “obsoletos e inservibles”.

$!Polémica por millonario contrato para instalar controladores de semáforos donados por Bogotá a Bucaramanga

El concejal Carlos Barajas fue uno de los primeros en criticar el contrato. “Cómo es posible, señor Director, que usted pague mil 700 millones de pesos por instalar unos inservibles, que no sirven para nada, según documentos de la Alcaldía de Bogotá, eso tiene que explicarlo”, dijo.

Director de Tránsito responde

El debate, cuyo objetivo era la presentación del informe de gestión trimestral del director de Tránsito de Bucaramanga, Carlos Bueno, terminó convertido en un escenario de cuestionamientos y recriminaciones de varios concejales al funcionario por el manejo de la contratación en la entidad.

La concejala Marina de Jesús Arévalo se sumó a los reparos. “Aquí tenemos un ejemplo del modelo de administración que impuso el alcalde Juan Carlos Cárdenas y al que muchos se han acomodado amedrentados por la dama del miedo, el de cero autonomía en los institutos descentralizados, pero además, no hay principio de planeación en la Dirección de Tránsito de Bucaramanga”, señaló la cabildante.

$!Polémica por millonario contrato para instalar controladores de semáforos donados por Bogotá a Bucaramanga

Ante las críticas por el millonario contrato para la instalación de los controladores, el director Bueno respondió que la donación no se hizo durante su gestión, pues lleva 11 meses en el cargo, y que es obligación instalarlos porque de no hacerlos se podría configurar un daño fiscal.

“Yo llegué aquí hace 11 meses y encontré una donación que se había gestionado, una serie de controladores, que según la Secretaria de Movilidad de Bogotá, tienen una vida útil de 15 años, y entendería que por esa razón se pidió. La donación yo no la pedí, la pidió este gobierno y la encontré”, respondió el funcionario.

Bueno recordó que los dispositivos de control de semáforos que funcionan actualmente en las intersecciones de Bucaramanga son tan viejos que en promedio tienen nos 30 años de uso. “Hay controladores que son de tecnología de hace 43 años”, subrayó.

Uno de los argumentos con los que fueron recibidos los aparatos es que aún tienen una vida útil de 15 años, a pesar de que la misma Secretaría de Movilidad de Bogotá (donante) en la resolución 148848 de 2022 los declaró inservibles u obsoletos.

$!Polémica por millonario contrato para instalar controladores de semáforos donados por Bogotá a Bucaramanga

“Esta discusión tuvo que darse hace un año, cuando se pidió esa donación, pero en este momento ya son parte de los activos de la entidad y es una responsabilidad instalarlos, porque son mejores que los que tiene ahora la entidad, y si no se usan hay un daño fiscal porque ya son parte de los activos”, dijo.

Según cálculos de la misma Dirección de Tránsito, modernizar toda la red semafórica de la ciudad podría costar cerca de 40 mil millones de pesos.

Ante la explicación, el concejal Carlos Barajas refutó.

“No hay daño fiscal porque son unos inservibles que le donaron al municipio y no se pagó nada, si usted no los instala no pasa nada, puede dejarlos allá que se pudran en el cuarto de San Alejo. Donde sí puede haber daño fiscal es en el modelo de contratación que utilizó usted para instalar los inservibles, por haberlo hecho de forma directa, eso tiene que aclararlo, ¿por qué 1.700 millones para contratar la instalación de los inservibles?", cuestionó Barajas.

Para resolver la polémica por el modelo de contratación, el director de Tránsito tuvo que darle la palabra a su principal asesora en la materia, la jefe de contratación de la entidad, Yuriana Katherine Pardo, quien aseguró que el contrato tenía que adjudicarse directamente porque solo hay una empresa autorizada en Colombia para la instalación de los dispositivos donados por Bogotá.

“El proceso se hizo a través de único oferente con el contratista YUNEX, que es la única entidad autorizada a nivel nacional por la tecnología Siemens para instalar y operar este tipo de controladores. Si alguien no autorizado por Siemens manipula estos controladores se podría perder la garantía sobre el software, por eso se hizo un proceso con único oferente”, señaló la asesora.

$!Polémica por millonario contrato para instalar controladores de semáforos donados por Bogotá a Bucaramanga

Ciudadanos participaron en el debate

A las críticas de los concejales por la contratación para la instalación de los 100 controladores referencia C-800, que ya no sirvieron más en Bogotá pero prometen mejorar el funcionamiento de los semáforos en Bucaramanga, se sumaron ciudadanos reconocidos por hacer veeduría a la gestión en la Alcaldía de Bucaramanga.

Por ejemplo, Mauricio Díaz Millán, quien denunció ante el pleno del Concejo posibles irregularidades en la selección del modelo de contratación para ejecutar los 1.785 millones de pesos. “Este contrato debió adjudicarse por licitación porque para instalar esos controladores deben realizarse trabajos de obra de infraestructura, debe cambiarse además el cableado y no lo están haciendo, varios de los que han instalado han presentado fallas”, manifestó.

También intervino el ciudadano Fernando Martínez, quien cuestionó que la Dirección de Tránsito haya preferido recibir dispositivos obsoletos e invertir millonarios recursos en su instalación y no avanzar en un proyecto que modernice de una vez por todas la red semafórica de la ciudad, que calificó como “inservible”.

“Que nosotros recibamos en esta ciudad la basura de la capital, es diferente, y lo que sí va a causar un detrimento patrimonial es que la próxima administración vaya a tratar de modernizar la central inteligente de tráfico y no pueda hacerlo porque se gastaron 1.800 millones de pesos en controladores inservibles, que no tienen repuestos según el mismo fabricante”, dijo Martínez.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad