jueves 24 de septiembre de 2009 - 12:30 AM

Presidente de Convergencia pierde su curul. Miguel Arenas es nuevo senador

El Consejo de Estado determinó que los senadores Samuel Arrieta, presidente de Convergencia Ciudadana, y Manuel Enrique Rosero del partido de la U, deben dejar sus curules, tras encontrar irregularidades y acciones fraudulentas en los votos que adquirieron en las elecciones de 2005.

Esta decisión la tomó la Sección Quinta del alto tribunal, luego de haber anulado las votaciones al senado de 2005, al encontrar problemas en algunas de las mesas de votación, y hacer un nuevo escrutinio.

'Se llevó a cabo la diligencia de escrutinios de las elecciones para senadores de la República, dándole cumplimiento a los dispuesto en la sentencia', precisó el presidente de la Sección Quinta, magistrado Filemón Jiménez.

Como consecuencia de esta decisión, Miguel de Jesús Arenas Prada de Cambio Radical y ex gobernador de Santander, entrará a reemplazar a Samuel Arrieta, mientras Guillermo Alfonso Jaramillo del Polo Democrático, a Manuel Rosero.

Por ejemplo, dijo el Presidente de la Comisión Quinta, al hacer el escrutinio resulta con más votos Miguel de Jesús Arenas por lo que remplaza al senador Arrieta.

Esta decisión en la que dos senadores perdieron sus curules ya quedó en firme.

Cabe recordar que Rosero es el autor del controvertido proyecto de Ley que quiere quitarle a la Corte Suprema de Justicia la tarea de juzgar congresistas y por ello, crear un tribunal especial.

Fraudes

Durante el proceso de verificación de las listas se encontró suplantación de electores, doble votación, alteración de resultados al pasar los datos del formulario E-14, que es el que hacen los jurados de votación frente al E-24, que es el que contiene el dato final para hacer los escrutinios. Además se registrador diferentes modalidades de fraude en cerca de 1.607 mesas.

'Esas irregularidades aparecen probadas al comparar las diferencias y no encontrar justificaciones ni en las actas, ni en los documentos electorales', sostuvo el magistrado Jiménez.

También explicó que hubo 34.018 irregularidades comprobadas, lo cual "produce variaciones en el umbral de la cifra repartidora y obviamente, en los candidatos".

Hace un mes el Consejo de Estado declaró la nulidad de las elecciones a Senado de la República (2005) al encontrar indicios de fraude el las elecciones ocurridas en varios regiones del país, entre ellas la Costa Atlántica, Santander, Valle y Chocó.

Los municipios en los que se encontró gran porcentaje de fraude fueron los casos específicos que presentaron irregularidades electorales como Remolino (Magdalena), González (Cesar) y Mompóx, (Bolívar).

La anulación de las votaciones


Durante un largo año los magistrados que integran la Sección Quinta del alto tribunal, acompañados de 30 asesores, analizaron uno a uno los argumentos consignados en 19 demandas de nulidad que finalmente decidieron unificar.

Uno de los demandantes más contundentes fue el ex procurador Edgardo Maya, quien pidió la exclusión de 6.500 mesas por considerar que se había configurado, entre otras faltas, inconsistencias en el diligenciamiento de los formularios y el fraude electoral.

Según consta en la decisión del Consejo de Estado, a los argumentos del ex procurador se sumaron las 60 mil irregularidades que se consignaban en el resto de los procesos.

Para el nuevo escrutinio, según los cálculos del Contencioso Administrativo, el alto tribunal estudió más de 500 cuadernos y 300 discos compactos en los que se consignaban, una a una, las pruebas que terminaron anulando la elección de los 102 senadores hasta hoy estaban en el Congreso de la República.
Pero mientras el Consejo de Estado decía que la decisión afectaba a los senadores Samuel Arrieta y Manuel Enríquez, estos en el Congreso de la República aseguraron que seguirán allí por varias razones.


Arrieta no se va. ¿Asumirá Arenas?

Para Samuel Arrieta, senador de Convergencia Ciudadana, si bien el fallo dice que debe salir el último senador elegido en ese momento, la realidad política de hoy demuestra que él ya no es último.

Explicó que por diversas razones, en particular por la llamada parapolítica, su partido ha tenido que cambiar a tres senadores, y por eso han entrado personas que sacaron menos votos que él en marzo de 2006, y por eso sería el último de ellos que debería salir, en este caso el pastor Jorge Trujillo, quien tan sólo sacó un poco más de 10 mil votos.

Otro situación que pasa en ese partido, es que Miguel Jesús Arenas, el senador que entraría, ya fue llamado en tres ocasiones para que ocupara una curul, pero se ha negado a hacerlo por tener una investigación pendiente de la Procuraduría que le inhabilitaría.

Una situación similar es la que sucede en el Partido de la U. En marzo de 2006 el senador número 20 que sacó esa lista fue Manuel Enríquez Rosero, pero ese partido que se ha visto muy afectado por la renuncia de varios senadores por la parapolítica, llevan a que Enríquez ya no sea el último, sino que lo es Olano Portela, quien reemplazó a la ex senadora Marta Lucía Ramírez. Su votación, centrada en el Tolima, no superó los 8 mil votos, mientras que Enríquez tuvo 27 mil sufragios.

Tanto Arrieta como Enríquez aseguraron que se mantendrán en el Senado.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad