jueves 06 de febrero de 2020 - 12:00 AM

¿Qué hay detrás de los retrasos en las obras del intercambiador de Fátima en Floridablanca?

El exsecretario de Infraestructura departamental, Mauricio Mejía, y el exalcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, se achacaron responsabilidades por los retrasos en la construcción del intercambiador de Fátima.
Escuchar este artículo

Los retrasos en la culminación de las obras del intercambiador de Fátima en Floridablanca, continúa suscitando molestias no solo en la comunidad florideña sino también al interior de la política santandereana.

Además: Comunidad de Floridablanca protestó por la no culminación de intercambiadores

Tras las protestas registradas a primeras horas de ayer por decena de ciudadanos exigiendo la puesta en marcha del intercambiador al nororiente de Floridablanca, el exsecretario de Infraestructura departamental, Mauricio Mejía y el exalcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, se enfrentaron en redes sociales achacándose responsabilidades por las demoras de la megaobra que ya alcanza los $60 millones.

Fallas de diseño

El primero en ‘atacar’ fue el exsecretario de Infraestructura departamental y hoy Diputado de Santander, Mauricio Mejía, quien en Twitter llamó de “irresponsable’ al exalcalde Mantilla, en el tema del manejo de los recursos del intercambiador de Fátima.

Según, Mejía Abello, a pesar de que los recursos estaban garantizados desde un comienzo tanto por la Gobernación como por la Alcaldía de Floridablanca, las fallas en los diseños de la obra, (los cuales fueron contratados por el exalcalde, Héctor Mantilla), conllevaron a las demoras que hoy tienen a la comunidad florideña sin poder hacer uso del intercambiador de Fátima.

“Los malos diseños generaron demoras, generaron retrasos, que finalmente terminaron repercutiendo en la interventoría. Pero lo que llama la atención es que el 16 de diciembre se den cuenta que les falta tres meses más aunque el contratista había dicho, (firmado en acta), que terminaba el 31 de diciembre, por eso la interventoría no se necesitaba adicionar, porque la interventoría estaba contratada hasta el 25 de diciembre con la adición que le hicieron. Ahora si a la obra le falta “poquitico” como dice el exalcalde, ¿por qué está pidiendo 3 meses de plazo más que le valen $600 millones más para la interventoría. Ahí algo no suena bien”, cuestionó el Diputado de Cambio Radical.

Retrasos en la interventoría

Por su parte, el exmandatario local, Héctor Mantilla desestimó los señalamientos del exsecretario de Infraestructura y por el contrario lo señaló a él como el responsable de que la obra no se haya terminado a tiempo.

Según Mantilla Rueda, a pesar de que la Alcaldía de Floridablanca ya había contratado la ejecución de la obra de Fátima, tan solo seis meses después, la Gobernación de Santander, a través del entonces Secretario de Infraestructura, Mauricio Mejía, contrató la interventoría, situación que retrasó significativamente el inició de los trabajo de campo.

“Mi labor era licitar las obras y la Gobernación licitaba las interventorías. Yo licito las obras una vez se firmó el convenio. En el caso de Fátima con un tiempo estimado para ejecución de 18 meses según los diseños, sorpresivamente, la Gobernación se demoró muchísimo en la licitación de la interventoría y cuando la licita, la licita por menos tiempo, solo por un año y ese es el agravante que impide que hoy se puedan reanudar los contratos, porque pese a que el Alcalde, (Miguel Moreno, tenga la plata, si las interventorías no tienen adicionado el plazo y la plata, pues Miguel no puede reanudar las obras, por lo que no puede terminarlas y mucho menos liquidarlas”, señaló el exalcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla.

¿El puente está quebrado?

A la polémica suscitada por el cruce de versiones sostenido por los dos exfuncionarios, se sumaron versiones de fuentes cercanas a la ejecución del megaproyecto quienes le afirmaron a esta redacción que los retrasos en las obras del intercambiador de Fátima fueron debido a fallas estructurales de la obra.

Según las fuentes, quienes pidieron reserva de su identidad, posibles fallas en el diseño del intercambiador pusieron en riesgo la estabilidad de la obra, la cual, incluso estuvo a punto de caerse.

“Esa obra está fracasada por bobadas, porque los problemas graves ya los pasó. Lo más grave es que hubiera caído ese puente, porque cuando le fueran a quitar la formaleta del sector sur, (los palos y todo lo que sostiene la estructura mientras seca), cuando empezaron a retirar eso, el puente empezó a irse y empezó a traquear, por lo que les tocó suspender el retiro de la formaleta y cuando fueron a revisar efectivamente el puente se había ido y los ingenieros concluyeron que si se quitaba la formaleta el puente se iba al suelo. Ante esta situación, tocó contratar a otros expertos que hicieran otros diseños que salvaran el puente y de ahí es donde aparecen las platinas que ahora están atornilladas a la estructura, porque esas son las que están evitando que el puente se caiga”, señalaron las fuentes.

El exalcalde de Floridablanca desmintió dicha versión y aseguró que la estructura del intercambiador nunca ha estado en peligro, así como tampoco se ha truncado el avance de obra de la misma.

“Esas son unas versiones que salieron a la luz pública a principio del años pasado por parte de unos enemigos viscerales del proyecto en las que aseguraban que el puente se iba a caer pero eso es totalmente falso. Nosotros demostramos que eso no era cierto, nunca pasó eso. El verdadero retraso que me impidió a mí poder inaugurar la obra, fue que la Gobernación de Santander el año pasado se demoró en adicionar los recursos, (la adición uno), se demoró en hacerla, Yo la hice en agosto, (mi parte), y ellos, (Gobernación), la terminaron firmando en noviembre”, señaló Héctor Mantilla.

Le también: Interventor detectó “imprevisto” en el Intercambiador de Fátima

Presuntos intereses tras la interventoría

Así mismo, fuentes que tuvieron acceso a los procesos de adjudicación de las interventorías para las obras de Papi Quiero Piña y Fátima, señalaron al exsecretario Mauricio Mejía de tener interés directo porque el proceso interventor de la obra de Fátima fuera realizado por el Consorcio Fátima 2018.

“La orden del doctor Mejía de contratar la interventoría por solo 12 meses se dio porque los contratistas adjudicatarios son socios de él. Si el contrato se daba por más de un año tenía que pasar por vigencias futuras a la Asamblea y se les disparaban los indicadores y no le cumplían los requisitos las interventorías. Es así como Zafra y García Parra, son quienes se quedaron con el contrato de interventoría que era por más de $3 mil millones y si uno les hace la triangulación ellos fueron los que se quedaron con gran parte de la contratación que licitó Mauricio Mejía en Bucaramanga”, advirtieron las fuentes.

Por su parte, Mauricio Mejía desestimó dichas afirmaciones y aseveró que contrario a lo sucedido con la licitación de la obra del intercambiador de Fátima en el proceso de adjudicación de la interventoría sí hubo pluralidad de oferentes.

“Los interventores no tienen nada que ver conmigo. Más cercanos serán a ellos. Sé quiénes son como constructores, porque a diferencia de la obra que la sacaron y la adjudicaron casi que a un único oferente la interventoría sí fue un concurso en el que se presentaron varios. Parte de la demora del Departamento fue precisamente por las reclamaciones que hubo en el proceso de adjudicación de la interventoría. Ahí sí más cercanos son los contratistas de las obras, (Papi Quiero Piña y Fátima), que son los mismos para ambos lados. Pero que yo tenga que ver algo con los interventores, no, no tengo nada que ver, los conozco pero por su experiencia como constructores. En las consultorías a diferencia de las obras, ahí no se evalúa precio, ahí se evalúa cumplimiento y de ahí en adelante se miran las ofertas económicas. Ese es un cuento chino”, acotó Mejía Abello.

Le puede interesar: ¿Qué se cumplió de lo prometido por Tavera?

Obras tardarían 4 meses más

Así mismo, el secretario de Infraestructura departamental, Jaime René Rodríguez, informó que la administración Aguilar se encuentra realizando los trámites para poder adicionar los recursos de balance que permitan garantizar los dineros para el adicional de la interventoría del intercambiador de Fátima. Según el funcionario, dicho proceso podría tardar aproximadamente un mes.

“El contrato quedó suspendido el año pasado, nosotros encontramos el contrato suspendido con la motivación de que se debía adicionar unos recursos para que el contrato pueda tener interventoría. Nosotros tenemos este año todo el tema presupuestal donde debemos adicionar recursos de balance y luego volver a expedir un CDP para ese adicional, actualizar el proyecto para ese adicional, en eso estamos en este mes y más o menos en unos 20 días o un mes estamos ya sacando ese certificado para poder iniciar”, señaló el Secretario de Infraestructura de Santander.

Así las cosas, solo a finales del mes de febrero se estarían realizando los adicionales para la interventoría del intercambiador de Fátima. Una vez esté listo el adicional la administración de Floridablanca no podrá dar reinicio a las obras del intercambiador, trabajos que según cálculos de la Alcaldía podrían tardar por lo menos tres meses más. Es decir, solo hasta finales del mes de mayo se estaría finalizando las obras del paso elevado que quedará ubicado en límites con Bucaramanga, entre los barrios San Bernardo, Santa Fe y Zapamanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad