jueves 18 de abril de 2013 - 12:00 AM

Senado aplaza debate sobre matrimonio igualitario

Pese a que completa varias semanas en el centro de la controversia por cuenta de las radicales posiciones tanto a favor como en contra de su contenido, el proyecto de ley que pretende reglamentar el matrimonio entre parejas del mismo sexo tampoco se votó ayer en la plenaria del Senado.
Escuchar este artículo

La determinación, que se tomó con 35 votos a favor y 28 en contra debido a que la discusión no estaba siendo transmitida, fue precedida por un agitado debate en el que congresistas discutieron sobre el reconocimiento a la igualdad de las comunidades minoritarias y sobre las implicaciones que traería la aprobación del matrimonio gay en Colombia.

De esta manera, el ponente del proyecto, Armando Benedetti, aseguró que la discusión más allá de la aprobación del matrimonio gay, se centraba en el reconocimiento a la igualdad de las comunidades minoritarias en el país.

“La columna de la desigualdad que se utilizó contra la mujer, para hablar de las razas o de las comunidades indígenas, es la misma columna con la que se discrimina el matrimonio de la comunidad Lgbti. Este tema tiene que ver con el trato igualitario en Colombia”, aseguró el congresista.

Adicionalmente, Benedetti hizo un fuerte llamado a que se legisle sin religión en el Congreso y aseguró que aunque era católico no entendía “por qué la iglesia se metía en estos asuntos”.

No obstante, el principal llamado al Senado lo hizo Benedetti por cuenta de la solicitud de la Corte Constitucional, que aseguró seguiría legislando si en el Congreso no se debatían y votaban este tipo de iniciativas.

“Parece que hay otros intereses más importantes en el Congreso que por estar pendiente del choque de derecho con la Corte Constitucional va a sacar bandera blanca y no va a discutir y entonces será la Corte Constitucional la que terminará legislando”, aseveró el congresista.

Y agregó, “es ahí cuando iniciativas como la del Senador Romero para revocar el Congreso parece que tuvieran sentido”.

Por su parte, la intervención del Presidente del Congreso, Roy Barreras, quien no presidió la sesión, se enfocó en gran parte a defenderse por los señalamientos que le han hecho por firmar un pacto con comunidades cristianas para oponerse al matrimonio gay, y recordó que su posición era en contra de la adopción más no de la unión.

Sin embargo, tras su discurso pidió a los senadores hundir el proyecto, de acuerdo a como lo anunció en horas de la mañana  tras hacer público un acuerdo suscrito entre el Partido de La U y el Partido Conservador, bancadas que suman mayoría en esa célula legislativa.

Durante la sesión también intervinieron representantes tanto a favor como en contra de las relaciones homosexuales. El discurso del activista Mario Cely quien habló de que las relaciones gay “producían enfermedades” fue duramente criticado por los congresistas.

El nuevo debate fue programado para el 22 de abril.

Ciudadanos se enfrentan por el matrimonio igualitario

COLPRENSA, BOGOTÁ
La Plaza de Bolívar fue escenario ayer de una protesta que tuvo como centro de la polémica el matrimonio igualitario.
Desde antes del mediodía un grupo de cristianos, apoyado por concejales de Bogotá y senadores, hicieron presencia en la plaza, frente al Capitolio Nacional, con más de quinientas personas que estuvieron presentes hasta el final del debate.

Unos pocos metros más allá de los cristianos, cerca de la estatua de Simón Bolívar, se apostaron los representantes de las comunidades Lgbti, que estuvieron acompañadas de música y mariachis, para protestar por el hundimiento del proyecto.

En medio de esa protesta también se dio un momento de tensión cuando un grupo de varios jóvenes neonazis se enfrentaron verbalmente con el representante a la Cámara, Iván Cepeda, quien acompañaba a las comunidades Lgbti.

La ‘unión solemne’ es una discriminación

Debido a que en los últimos días desde el Partido de La U se han escuchado proposiciones relacionadas con presentar un proyecto de ley que en vez de hablar de ‘matrimonio’ cree la figura de ‘unión solemne’, Armando Benedetti pidió que no se considere esa idea.
“Una unión solemne no es nada más que un contrato, como un contrato de arrendamiento, esa figura es una forma frontal de estigmatizar a la comunidad Lgbti y eso no puede pasar en Colombia”, precisó el congresista.
Esa percepción la apoyó la representante a la Cámara y autora del proyecto Alba Luz Pinilla, quien aseguró que un trato de ese tipo es discriminatorio con las minorías sexuales y va en contravía de lo que determinó la Corte Constitucional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad