domingo 21 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Sistema electoral pide un cambio extremo

Las demoras en el proceso de conteo y escrutinio de votos, las frecuentes denuncias sobre dineros ilícitos en campañas y la alta complejidad para ejercer el voto durante las elecciones, hecho que se refleja en el alto número de votos nulos, plantea la discusión: ¿es necesario reformar el sistema electoral colombiano y su sistema de partidos para garantizar la transparencia electoral?

De acuerdo con los especialistas consultados, los principales problemas que deben ser subsanados en el sistema electoral colombiano mediante una reforma, son los procesos relacionados con la financiación de la política, el tema de la responsabilidad de los partidos en la conformación de las listas y el tema de listas cerradas y abiertas, en cuanto a sistema de partidos.

NORMATIVIDAD

De acuerdo con el ex magistrado del Consejo Nacional Electoral, Antonio José Lizarazo, uno de los aspectos más importantes es que hay temas del sistema electoral colombiano, como el voto en blanco, que no han tenido desarrollo legal. Por ello, afirma Lizarazo, el sistema electoral 'permanece anclado en el pasado. Su organización y funcionamiento no refleja aún las concepciones políticas y jurídicas que en materia electoral inspiraron la Constitución de 1991 y sus posteriores reformas'.

El escrutinio de las votaciones es una prueba de eso, pues de acuerdo con el ex magistrado, 'se adelanta como si se tratara de una actuación en interés de particulares y cuya finalidad fuera la de producir resultados formales rápidos'. Sin embargo, para Lizarazo esta importante función se realiza sin tener en cuenta si los resultados 'corresponden o no a la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas'.

En el mismo sentido el especialista en derecho electoral José Vicente Sánchez, sostiene que el sistema 'debe modernizarse. Debe modificarse el código electoral que es de 1986 y que habla de papeletas en vez de votos electrónicos, que es el derecho que consagra la Constitución'.

PARTIDOS

Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral, afirma que es importante mirar la responsabilidad política de los partidos en la conformación de las listas, y de la misma manera sostiene que es importante mirar el tema de listas cerradas y abiertas.

De acuerdo con Barrios, el tema del voto preferente es delicado, pues lo que propicia es una competencia entre los miembros del mismo partido y de la lista por consecución de recursos para sus campañas, 'hecho que puede derivar en prácticas ilícitas dada la presión de conseguir el escaño'.

De acuerdo con la investigadora, las listas de voto preferente también ponen la responsabilidad política sobre el candidato de manera individual y no sobre el partido, lo que se traduce en que 'las colectividades no presentan listas de partido sino pequeñas franquicias políticas'.

La Directora de la Misión de Observación Electoral puntualiza que uno de los retos del sistema electoral, 'es superar la personalización de la política'.

VOTO ELECTRÓNICO

El lento proceso de conteo de votación y el problema de verificación de registros pone en la mesa la discusión de la modernización del acto de sufragio. De acuerdo con José Vicente Sánchez, uno de los primeros temas que debe ser discutido es la reglamentación del voto electrónico. Según Sánchez, pese a que la Constitución de 1991 estipula dicho asunto como un derecho, 'este no se ha hecho efectivo'.

Para Sánchez, este tipo de voto brinda dos fuentes de verificación: uno, la cintilla de registro que recibe la persona una vez que vota; y dos, el registro electrónico que pasa a ser automáticamente parte del consolidado en la máquina, lo que agiliza el proceso'.

Otra de las ventajas que Sánchez ve es que esta forma de voto tiene únicamente un centro de cómputo. Según Sánchez, 'sólo tienen participación activa los partidos con sus ingenieros que tienen los códigos y sus claves para corroborar la información una vez se ha terminado el proceso electoral'.

Otro de los puntos a favor sobre la implementación del voto electrónico es que los escrutinios de mesa van consolidando de manera automática una vez se vota, pues queda el registro electrónico. Esto permite tener datos verificables y porcentajes en menos de dos horas de terminado el proceso, lo que para Sánchez reduce los costos del proceso pues habrían menos sitios y el voto sería más rápido.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad