domingo 28 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Vamos ganando, pero no hemos ganado todavía: Uribe Vélez

Cuando faltan un poco más de cuatro meses para que finalice su segundo gobierno y con ocho años ininterrumpidos al frente de los destinos de Colombia, no puede decirse que el Presidente, Álvaro Uribe Vélez, haya dejado de lado el lema que le propuso al país el primer día de su mandato: 'Trabajar, trabajar y trabajar'.

Sigue levantándose a las cuatro de la mañana para recibir dos horas después un reporte detallado del orden público, con datos exactos de cómo se comportan cada día las cifras de crímenes en las principales ciudades, en comparación con la misma fecha en años pasados.

El Presidente accedió a hablar con Colprensa sobre algunos de los principales hechos que preocupan al país. Lo hizo en esas primeras horas de la jornada, en la intimidad de su despacho, con un escritorio previsiblemente lleno con documentos del alto Gobierno, adornado con una colección de 23 caballos (su animal preferido) en distintos materiales y una sorpresiva talla en madera de Harry Potter volando sobre su escoba; todo enmarcado entre decenas de libros, dentro de los que destacan una edición de bolsillo de Juan Salvador Gaviota, una selección de obras del folclorista Candelario Obeso, una biografía (aún en su empaque) de Maquiavelo y una bellísima edición del ‘Arte de la Guerra’ de Sun Tzu, el mismo que dijo: 'La suprema excelencia es someter al enemigo sin luchar'.

Preguntas y respuestas

Esta semana el país volvió a sufrir un acto muy grave de terrorismo. ¿Qué es lo que está pasando en esa zona de Buenaventura?
La situación de orden público de Buenaventura había mejorado sensiblemente. Nos preocupan muchísimo el atentado en la carretera y el carro bomba. No se puede bajar la guardia, es necesario mantenernos en alerta. Hemos ofrecido una recompensa de 300 millones de pesos a quienes con su información faciliten la captura de los responsables. Hoy (viernes) haremos un Consejo de Seguridad en la ciudad. La seguridad democrática tiene fragilidades que obligan a mejorarla todos los días.

¿Con hechos como los de esta semana, siente que sí se le está ganado en la lucha al narcoterrorismo?
Vamos ganando, pero no hemos ganado todavía. Por eso no podemos aflojar, no podemos tener vacilaciones, debilidades o actitudes de apaciguamiento que fracasaron en el pasado.

¿Qué hace falta para vencer definitivamente a los grupos violentos?
Persistencia. Colombia en 200 años de vida independiente solamente ha tenido 47 años de paz. Una política persistente de seguridad tiene que garantizar a las nuevas generaciones la paz y la prosperidad colectivas que han sido esquivas a las generaciones presentes y anteriores.

Esperamos la liberación de dos secuestrados de las Farc. ¿Es posible que en lo que queda de su Gobierno, haya acuerdos para más liberados?
El terrorismo pretende hacer proselitismo electoral con los secuestrados. Por fortuna, ya ahora les queda más difícil engañar al país. El Gobierno seguirá trabajando hasta el último día por el rescate o liberación de los secuestrados y en la derrota de este delito que se ha reducido a menos del 8 por ciento de lo que era. Qué tristeza que liberen unas personas con 12 años de cautiverio y que a una familia solamente le entreguen los restos de un ser querido.

Ya hay diez candidatos presidenciales. Tres de ellos defienden abiertamente sus políticas. ¿Ese panorama lo deja tranquilo sobre la continuidad a su Gobierno?
Las políticas de Seguridad Democrática, promoción de la inversión y cohesión social han demostrado sus virtudes, pero apenas están en las primeras etapas. Por eso es importante mejorarlas, sin abandonarlas, perfeccionar el rumbo y mantener el rumbo. El oportunismo por motivos de obtener votos ha sido un problema en la historia de la política, creo que es importante que cada ciudadano, al examinar a los candidatos, busque dónde están la genuina convicción y el sincero compromiso.

Después de conocidas las declaraciones del Procurador sobre los problemas en las elecciones al Congreso y las alertas sobre las futuras, ¿cree que hay garantías suficientes para las elecciones presidenciales?
Las Fuerzas Armadas han hecho un inmenso esfuerzo para garantizar que estas sean las elecciones más tranquilas de los últimos 30 años. Este Gobierno ha logrado rescatar la política de la esclavitud a que había sido sometida por el terrorismo. Además se aprobó la Reforma Constitucional que castiga con más severidad la financiación ilícita y la intromisión de organizaciones violentas en los partidos. El órgano electoral es independiente, la Registraduría ha tenido más recursos que en 2006, cuando la carga de trabajo también fue alta, no hay razón para el desorden ni para servir licor allí donde debe empezar el respeto a la ley seca electoral. Ojalá todo se corrija para la elección presidencial.

La Corte Suprema sigue sin elegir al nuevo Fiscal. ¿Qué cree que está pasando al interior de la Corte con la terna que usted envío?
El Gobierno guardó silencio frente a una carta conminatoria sobre fecha para presentar la terna, que envió la Corte en junio; a principios de julio se entregó la terna, después se aceptó la renuncia de dos de los integrantes, el Gobierno lo hizo con humildad. Han transcurrido más de ocho meses y no hay Fiscal en propiedad, lo cual es grave para una institución con más de 22.000 funcionarios, independiente de las calidades del Dr. Mendoza Diago, Fiscal encargado. El Gobierno ha sido respetuoso con las instituciones, tarea que corresponde a todos los órganos. La interinidad dificulta adelantar la política contra el crimen.

En la Corte Constitucional estudian la Emergencia Social. Sin importar lo que pase allí, ¿el Gobierno tramitará en el Congreso una reforma al sector salud?
El Gobierno ha trabajado intensamente por la salud durante estos años: hemos reformado 220 hospitales sin cerrar uno solo, hemos reformado las clínicas del Seguro Social, la Nueva EPS sustituyó a la antigua del Seguro con un ahorro profundo en costos de funcionamiento, también se reformaron las empresas de pensiones y de riesgos profesionales. Además de lo anterior, están las reformas a Cajanal y a Caprecom. Hemos pasado de 23 millones de asegurados a 43 millones. La Emergencia Social busca nuevos recursos, nuevas fuentes, menos trámites como el giro directo y el proceso simple para el pago de urgencias por accidentes y así hacer posible el pago del extra POS y la nivelación de los beneficios de Régimen Subsidiado con el Contributivo. El Congreso tiene la facultad de pronunciarse sobre la Emergencia. Es menos difícil para el Gobierno que termina y para el que empieza, tramitar unas normas permanentes con la Emergencia vigente que con una declaratoria de inexequibilidad.

¿Considera injustas las críticas según las cuales en estos ocho años aumentaron las vinculaciones de políticos con la ‘parapolítica’?
Los crímenes de la ‘parapolítica’ son anteriores a este Gobierno. Se necesitó que llegara la Seguridad Democrática para que se liberara la política del sometimiento al terrorismo. Antes no se había actuado, pero en privado era comentario general. Todavía están en la impunidad la Farcpolítica y la Elenopolítica. Este Gobierno ha desmontado el paramilitarismo y debilitado a la guerrilla.

¿Cuáles han sido su mayor alegría y su mayor tristeza en los ocho años de su Gobierno?
Tristezas muchas: carros bombas, las muertes del Ministro Juan Luis Londoño y de Pedro Juan Moreno, el asesinato de los doctores Gilberto Echeverri y Guillermo Gaviria y de los diputados vallecaucanos. Hay alegría al percibir que los niños tienen más optimismo en Colombia.

Después de dos períodos siendo Presidente de Colombia, ¿cómo se está preparando para ser ex Presidente?
Reivindico una sola virtud: amor a Colombia. Con ese sentimiento siempre creciente procuraremos servir a la Patria hasta el último día de la vida. Ahora que estamos en el Bicentenario es oportuno recordar una frase del General Santander, horas antes de morir, que nos da un buen ejemplo: 'El último día hábil de mi vida es el primero en que dejo de dedicarme a la independencia, a la libertad y al bienestar de la Nueva Granada'.

¿Cómo quiere que el país lo recuerde?
No sé cómo habrá de recordarme, pero sí sé que recordaré a mis compatriotas sin olvido y con superior afecto.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad