lunes 15 de marzo de 2010 - 1:15 PM

Volvió a triunfar el uribismo

Ya no cabe duda alguna de que el uribismo sigue siendo la fuerza mayoritaria del país, aún sin que Uribe pueda ser candidato presidencial. Contado el 82 por ciento de los votos, el Partido de La U conseguía el primer lugar de votación a Senado y Cámara. Le seguía, muy de cerca el Partido Conservador, también fiel uribista hasta el final. Y el tercer partido oficial, PIN, con listas hechas de otros partidos, consiguió posicionarse como una de las fuerzas políticas del país.

Con estos resultados empieza a aparecer cada vez más claro que en la primera vuelta presidencial queden de primeros dos uribistas. Uno de ellos, Juan Manuel Santos, de La U, que no sólo gana encuestas, sino que detrás tiene la organización política suficiente para hacer realidad las proyecciones de los sondeos.  Y el otro, bien puede ser Andrés Felipe Arias.

¿Se dará una alianza Santos-Arias para la primera vuelta presidencial, sumando así las dos maquinarias que acaban de demostrar su poder poniendo casi el 50 por ciento de los votos al Congreso? Quién sabe si esa sea la salida y si el Partido Conservador se resigne a sumarse a la candidatura de Santos. Es quizás más probable que se presenten los dos, con la tranquilidad de que sumados, y capturando también los votos del uribista PIN, terminen por dejar por fuera la posibilidad de que un opositor al gobierno quede en juego para la segunda vuelta.


Fajardo, El GRAN QUEMADO

A juzgar por lo que arrojaban las encuestas, siempre se creyó que Sergio Fajardo tendría una opción bastante firme para llegar de segundo en la primera vuelta de mayo. Después de esta derrota, eso ya no parece posible. Según los datos disponibles al cierre de esta edición, Compromiso Ciudadano, de Fajardo, no alcanzaría el umbral para conseguir siquiera una curul en el Congreso. Ahora estará arrepentido de no haber aceptado alianzas con los Verdes cuando éstos se la ofrecieron en bandeja.


LOS OPOSITORES

Uno de los partidos opositores a Uribe, el Liberal, que quedó como tercera fuerza, y Cambio Radical, que anoche se peleaba con el PIN y el Polo el cuarto lugar en la votación al Senado (con 82,91 por ciento de las mesas escrutadas), tendrán que sumar fuerzas si quieren tener alguna opción en la primera vuelta presidencial. Si llegan divididos, es probable que sucumban ante la aplanadora uribista.

Las opciones del Polo Democrático se vieron mermadas por la fractura interna y seguramente por un voto castigo muy severo en Bogotá por el pobre desempeño de Samuel Moreno. Así, las posibilidades de Gustavo Petro para la ronda presidencial se ven mermadas, salvo que logre conseguir alguna alianza con los liberales. Pero éstos tendrán que decidir entre Cambio Radical o el Polo, porque no se ve posible que Petro y Vargas Lleras, el uno de izquierda y otro de derecha, consigan cerrar su enorme distancia ideológica y lleguen a algún acuerdo. De todos modos, entre Vargas, Pardo y Petro sería difícil adivinar cuál depone sus opciones personales para aumentar las probabilidades de que alguno de ellos llegue a la Casa de Nariño.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad