jueves 17 de octubre de 2019 - 12:00 AM

En la Fundación Neuro Saber no hay pacientes, solo hijos

Con el objetivo de construir un salón neurosensorial para las personas que hacen parte de la fundación Neuro Saber, ubicada en la vereda Mensulí de Piedecuesta, Blanca Nelly Mora presentó su proyecto a la campaña social Santander sin límites. Niños, adolescentes, adultos y ancianos necesitan del apoyo de la comunidad para poder seguir con su aprendizaje y rehabilitación.
Escuchar este artículo

Blanca Nelly Mora tiene 83 hijos. Sí, así como lo lee, porque para esta mujer, de 46 años, los 81 pacientes que viven en la Fundación Neuro Saber son también de su sangre, además de los dos que tiene con su esposo Carlos Alberto Mantilla.

Pero cuidar a todas estas personas no ha sido nada sencillo para Blanca Nelly, quien las siente como propias. A ellas a diario las ayuda en esa institución, la que fundó junto a su familia y que se dedica a brindar apoyo a personas con discapacidad cognitiva desde hace cuatro años.

Esta institución, que se encuentra ubicada en la vereda Mensulí de Piedecuesta, metros arriba de la sede campestre de Copetran, se postuló a la campaña social Santander sin límites, que liderada Vanguardia y un grupo de empresas aliadas, en la que se entregará un premio de hasta $25 millones a la entidad ganadora.

Para participar, Neuro Saber presentó un proyecto llamado salón neurosensorial, un sueño que tienen en la fundación para poder dar una mano, aún más grande, a todos los ciudadanos que allí reciben los cuidados necesarios. Este salón está compuesto por aparatos que “nos van a brindar estimulación a través de los sentidos, como luces de colores, sonidos, fibras ópticas, piscina de pelotas, reflector para generar relajación, difusores de aromas, que sirven para despertar los sentidos”.

Blanca Nelly, nacida en Cúcuta, explica que “nosotros participamos con 40 instituciones y clasificamos cinco; pasamos en la categoría de discapacidad. Nuestro sueño es crear un salón neurosensorial en donde los chicos con lesión cerebral, con parálisis y síndrome de Down pueden mejorar sus sentidos (vista, oído, gusto y la parte del equilibrio), a través de ciertos aparatos que nos llevan a un aprendizaje con ellos”, manifiesta la fundadora y directora de Neuro Saber.

Esta entidad nació luego de que esta líder se diera cuenta lo que hacían algunas otras instituciones en la ciudad, desde su experiencia como fisioterapeuta de la Clínica San Luis.

“Trabajé 12 años en la San Luis, me especialicé en la Escuela Colombiana de Rehabilitación. Inicialmente trabajaba como docente en la Universidad Manuela Beltrán, en la parte de prácticas de neurorehabilitación, y en ellas fui conociendo instituciones que trabajan con niños con discapacidad, en abandono, y me ‘picó la avispita’ de crear mi propia fundación para ayudar a las personas con discapacidad”, cuenta.

Quieren ayudar más

En los cuatro años que lleva de servicio esta fundación, y siete como centro educativo, esta profesional y sus cerca de 33 empleados han dedicado su vida a brindar alegrías a los familiares y a los pacientes que atienden a diario, y que ya suman más de 400 beneficiados.

“Nosotros atendemos parálisis cerebral, retardo mental, síndrome de Down, autismo, problemas de aprendizaje y conducta, por eso se llama Neuro Saber, porque es aprendizaje y rehabilitación basada en el juego y la pedagogía”, expresa esta fisioterapeuta, a quien se le sale una sonrisa cada vez que uno de los niños o jóvenes que allí viven la llama mamá.

Algunos de estos tratamientos son gratuitos, debido a que atienden a personas sin recursos, que no tienen cómo llevar a sus hijos o a jóvenes y niños que han sido enviados allí por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, para recibir un tratamiento digno, y que les permita tener un mejor estilo de vida.

“Neuro Saber nació como un aliado estratégico del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. Pero también atendemos a personas de escasos recursos, de manera gratuita. La mayoría de personas que nos llegan no tienen los recursos para hacer la rehabilitación de sus hijos”, explica la Directora.

Actualmente, en la entidad viven 81 personas, entre niños, niñas, adolescentes y adultos mayores, que necesitan ayuda porque tienen algún tipo de discapacidad cognitiva. Allí, según su fundadora, trabajan con ellos “la parte de educación, lúdico, recreativo, danzas, música, teatro y deportes”.

Sueñan con ganar

Para que la rehabilitación de quienes son atendidos en Neuro Saber siga por su mejor camino, Blanca Nelly espera ganar las votaciones de la campaña Santander sin límites. A partir del próximo domingo 20 de octubre se puede votar ingresando a la página web www.santandersinlimites.com en donde pueden elegir alguna de las cinco categorías o fundaciones.

Para votar por Neuro Saber pueden hacer clic en Población en condición de discapacidad. Allí diligencia su correo electrónico, da clic en Votar y posteriormente el sistema le enviará a su correo un mensaje de confirmación del voto, el cual debe responder para que este sea válido. La votación va hasta el 6 de diciembre.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad