miércoles 14 de octubre de 2009 - 10:00 AM

1.440 escolares podrían perder la oportunidad de un nuevo colegio

Hasta hoy tiene plazo el Municipio para entregarle al Ministerio de Educación Nacional el certificado de disponibilidad presupuestal para el sostenimiento, por 12 años, del colegio que la entidad nacional pretende construir en Barrancabermeja.

En ese orden de ideas, hasta hoy tiene plazo el Concejo para aprobar en plenaria el proyecto de acuerdo 028, con el que el Ejecutivo busca que le sean aprobadas vigencias futuras excepcionales para soportar el gasto mencionado. El dinero no es poco. Se trata de $20 mil 539 millones 595 mil 520, que saldría como un adelanto de las vigencias comprendidas entre 2011 y 2022, los años necesarios para que un estudiante curse estudios de las básicas primaria y secundaria.

La respuesta no sólo debe llegar al Ministerio con el certificado de disponibilidad presupuestal. También debe hacerlo con una autorización de la corporación edilicia, para que el Alcalde celebre el contrato de concesión de la infraestructura educativa.

En caso de que este proyecto no sea aprobado en el tiempo requerido; es decir, hoy, el Estado lo reasignará a otra entidad territorial, y Barrancabermeja se quedará sin un colegio que permitirá ampliar su cobertura educativa en 1.440 educandos en condiciones de desplazamiento y vulnerabilidad.

Frente a la demora de la Corporación para darle trámite, el alcalde Carlos Alberto Contreras López se abstuvo de pronunciarse, según alegó, en aras de no entorpecer el proceso.

Sin embargo, al respecto es clave anotar que, si bien ha habido retraso dada la premura de la situación, el plan apenas fue radicado por el Gobierno Local el pasado 6 de octubre.


Por qué vigencias futuras

El ponente del proyecto de acuerdo 028, concejal Rubén Darío Sánchez Leal, explicó que la necesidad de las vigencias futuras excepcionales se debe a la exigencia que el Ministerio de Educación le hace al Municipio, en relación a la garantía de operatividad de la infraestructura educativa. El dinero corresponde al pago anual que el Estado le hace a la municipalidad por estudiante matriculado, con el cual ella realiza el pago, entre otros, del cuerpo docente. En pocas palabras,  Barrancabermeja tiene que garantizarle al Estado que el operador va a tener con qué sostener el colegio.


Por qué el colegio

El Ministerio de Educación seleccionó a Barrancabermeja para ser beneficiario de la construcción y dotación de una de las 46 infraestructuras educativas que se erigirán en el país. Deberá ser entregada en concesión por parte de la entidad territorial, es decir, por la municipalidad. El proyecto forma parte de los programas de inversión de gasto público social contemplados en el Plan Nacional de Desarrollo. Para ello, el Estado pone el dinero y el municipio, el terreno y su respectiva adecuación. En el caso local, se trata del lote en el que otrora funcionó el IDEMA.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad