miércoles 29 de junio de 2022 - 12:00 AM

Agoniza el patrimonio histórico y cultural de Barrancabermeja

La capilla San Luis Beltrán, la antigua Escuela Normal de Señoritas y el antiguo Hospital, bienes de interés cultural de Barrancabermeja, ya no muestran lo mejor de sus años. Al contrario, estos lugares de gran valor histórico para el ‘Puerto Petrolero’, hoy están entre las ruinas y posibles demoliciones.

El patrimonio Histórico y Cultural de Barrancabermeja agoniza, se cae a pedazos, desaparece en medio del abandono y la falta de acciones administrativas y de protección para conservar estos lugares que guardan historias mágicas y que hace años se constituían en sitios importantes en la vida de los primeros pobladores del Puerto.

Para Arnulfo Bastos, vigía del Patrimonio en Barrancabermeja, es triste ver la realidad de los Bienes de Interés Cultural e Histórico del Distrito, “se encuentran en total abandono y hemos estado haciendo gestión para que se le den siquiera los primeros auxilios para conservarlos y para que no continúen deteriorándose, están en peligro de demolición, de un colapso total por el abandono en que se encuentran”, explicó.

Para el vigía, una de las situaciones más grave tiene que ver con el vilo en que está el reconocimiento de ocho bienes declarado de interés cultural en el año 2002.

“Ha habido problemas en la obligación que tienen el registrador de afectar esos bienes y estamos en un tire y afloje con litigios en varios juzgados y en el Tribunal administrativo de Santander. Y hay diferencias en los fallos, en un tiempo falla que si son bienes y en otros que no; esas decisiones nos tienen en vilo y estamos investigando porque no sabemos por qué pasa eso, si la ley es clara y dice que todos los bienes que quedaron incluidos en los planes de ordenamiento territorial antes de la norma, es decir antes del año 2008, son considerados bienes de interés cultural y en este caso el POT de Barrancabermeja los incluyó en el 2002, por ende los cobija esa protección especial”, dijo.

Asegura, que se hace urgente que con 100 años de vida, Barrancabermeja “rescate los lugares emblemáticos y se mantenga viva la historia e identidad de lo que somos”.

Capilla San Luis Beltrán

Fue el primer templo católico que se levantó en Barrancabermeja. Estaba situada en el sector donde hoy está ubicado el parque Bolívar (sector comercial) en la esquina de la carrera 3 con calle 6.

La capilla se construyó “en la época en que Barrancabermeja era un corregimiento de San Vicente de Chucurí, en el año de 1904, estaba hecha de bahareque”, afirmó Arturo Moncada, historiador y miembro de la Corporación Memoria y Patrimonio.

En la década de los años 20, fue intervenida, cuando Barrancabermeja ya era municipio y con la llegada de la Tropical Oil Company, que decidió invertir en su construcción. Según el historiador, lo curioso es que los dueños de la empresa en ese entonces no eran católicos sino protestantes y eso marcó la estructura física del templo.

“Eso se ve reflejado en la fachada de la iglesia. Mientras la parte de abajo fue construida la estilo español, la torreta de la parte alta evidencia un estilo propio de una iglesia presbiteriana del sur de los Estados Unidos’, comentó Moncada.

Finalizando los años 20, con la construcción de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, que fue elevada como catedral, la vieja capilla salió de funcionamiento. Posteriormente fue una escuela por donde pasaron grandes personalidades locales.

Hoy, el lugar permanece cerrado, entre la maleza y las basuras que se acumulan en la parte exterior. Esta sin cubierta, pero conserva algunas paredes y columnas de su infraestructura original, los predios siguen siendo propiedad del municipio, pero según el vigía Arnulfo Bastos, hoy se amenaza con un posible comodato.

“Ahora es propiedad de Barrancabermeja, pero está encerrada, en abandono y lo que parece ser es que quieren darla en comodato, lo que nos preocupa porque nos dicen que van a restaurar estos bienes que están dentro del proyecto Malecón del Río pero quieren darlo en comodato y nos preocupa que quieran demoler lo que está en pie”, contó.

Para el vigía, la capilla representa el inicio de la vida católica en Barrancabermeja, de ahí la importancia de rescatar su infraestructura para ponerla al servicio de los barranqueños.

Antigua Normal
de Señoritas

Está situada en el sector comercial de Barrancabermeja y es uno de los centros educativos más antiguos de la ciudad, hoy es un edificio en total abandono.

El colegio, según el creador cultural Daniel Cañas, es de “arquitectura republicana, construido por un austriaco que también ayudó a constituir la alcaldía y la iglesia Sagrado Corazón de Jesús”, dijo.

Entre las historias que guarda este lugar, está que por allí pasó la madre Laura, nombrada la primera santa de Colombia, “fue construida en 1934, era el Colegio de la Inmaculada Concepción, era de unas hermanas, un noviciado que más tarde cogería la hermana Laura”, relató Daniel Cañas, creador cultural de Barrancabermeja.

El inmueble fue tomado en arriendo en el año 1966 por las hermanas de Cristo Rey y allí logran consolidar una institución educativa exclusiva para mujeres con vocación de maestras. En él, se graduaron cientos de docentes de la ciudad de Barrancabermeja hasta el año 1994, cuando la nueva ley de educación ordenó que las Escuelas Normales tenían que reestructurarse.

Desde esa época el lugar permanece inhabitado. Hoy, la infraestructura está en grave deterioro, en medio de la maleza y el abandono.

Antiguo Hospital-
Sede Unipaz

Aquí nacieron las primeras generaciones de barranqueños netos. El Hospital fue construido en el año 1929, fue el primer edificio que tuvo Barrancabermeja y para la época era una de las infraestructuras más modernas. En 1963 fue sede del aparato judicial y posteriormente pasó a ser sede de la Universidad de la Paz.

En 2002 fue identificado como patrimonio histórico y cultural, pero paradójicamente en 2007, el edificio fue vendido a unos antioqueños que en varias ocasiones pretendieron derribarlo completamente. El negocio, del cual hoy se busca la nulidad, fue realizado en el gobierno de Hugo Aguilar. Su venta, presuntamente ilegal, nunca se demandó.

En diversas ocasiones, el lugar ha pretendido ser demolido para construir allí un centro comercial, “han hecho dos intentos de demoliciones, pero hemos acudido a demandas y hemos logrado parar las obras”, dijo Bastos.

Este patrimonio sigue en manos de privados, en medio del abandono y con algunas paredes que han sido demolidas, a espera de órdenes judiciales que permitan su protección y eviten su demolición.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad