miércoles 01 de julio de 2009 - 10:00 AM

Alegato familiar terminó en tragedia

Un aparente hecho de intolerancia dejó una persona muerta en zona rural de San Vicente de Chucurí, el lunes pasado.

Ese día, sobre las 8:00 p.m., fue trasladado a Medicina Legal de Barrancabermeja el cuerpo sin vida de Jhon Jairo Martínez Castaño, con un disparo de escopeta en el pecho, que le había propinado su cuñado, al parecer, por defender a su hermana. El hecho ocurrió en la finca La Bonita, en Puerto Argilio, jurisdicción de San Vicente de Chucurí, situación que llenó de luto a la familia Martínez Castaño, cuyos miembros ayer aún no entendían el porqué de este desenlace fatal.

'Aparentemente él estaba tomado y estaba discutiendo con Cecilia, la que es dizque su pareja, pero por la forma como quedó el cuerpo de mi hermano me parece que no estaban peleando, él quedó sentado en una silla', aseguró Jesús Martínez Castaño, hermano de la víctima.

Ante este hecho, los familiares de la víctima señalaron que se debe investigar a fondo la situación, para que se sepa qué fue lo que realmente sucedió.

'Para nosotros esta muerte está rara, pues la mujer sólo avisó una hora después del asesinato. De todas maneras él se entregó voluntariamente a las autoridades, aunque lo dejaron en libertad', ratificó su hermano.


 


 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad