jueves 29 de enero de 2015 - 12:01 AM

Autoridad ambiental investiga contaminación del río Lebrija

Ante las denuncias de las poblaciones agrícolas y organizaciones ambientalistas de Sabana de Torres y Rionegro, en las que se señala como causantes de la mortandad de peces y contaminación del río Lebrija a las empresas públicas de Alcaltarillado de Santander y de Aseo de Bucaramanga como vertidoras de aguas residuales, la Cdmb y la AMB investigan.
Escuchar este artículo

En la lupa de las autoridades ambientales están las empresas públicas y privadas del área metropolitana de Bucaramanga y la región por la supuesta contaminación que el vertimiento de sus aguas residuales estaría causando, en especial al río Lebrija.

El pasado fin de semana se presentó, como en años anteriores, una significativa mortandad de peces que fueron avistados por los pobladores de los municipios de Sabana de Torres y Rionegro.

Los pobladores junto a la ONG Cabildo Verde denunciaron a través de Vanguardia Liberal los impactos nocivos y letales que sobre el conjunto de afluentes estaría causando el vertimiento de aguas servidas o residuales y lixiviados de la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander (Empas) y el relleno sanitario El Carrasco, que está a cargo de la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab).

Pero no solo son estas dos empresas de servicio público del área Metropolitana de Bucaramanga, las señaladas por los representantes de las más de 6.000 familias que dependen de la pesca en la zona y que se declaran afectados con la mortandad de peces, y de las organizaciones ambientalistas del sector, como causantes de la debacle ecológica, sino también la Empresa Electrificadora de Santander (Essa) que debe abrir las esclusas de la represa ubicada en el corregimiento Bocas del municipio de Girón, y distintas empresas privadas que operan en la región.

Investigación y sanciones

Ante la situación, la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (Cdmb) dispuso de un contingente de expertos, quienes desde ayer adelantaron inspecciones en el sitio donde se reportó la mortandad de peces y donde se han producido vertimientos de lixiviados.

Una reunión llevó a cabo la Cdmb en el municipio de Sabana de Torres para analizar junto a los pescadores y la población las causas de la emergencia ecológica.

Leydi Mojica, coordinadora ambiental de la Cdmb advirtió que “estamos en una visita en el sitio donde se presentó la mortandad de peces, y se están revisando los vertimientos de unas empresas del sector. También estamos en El Carrasco por el rebosamiento de lixiviados sobre la vía pública tras el colapso de una alcantarilla del sitio de tratamiento de lixiviados”.

“A finales de diciembre de 2014 adelantamos la caracterización de los vertimientos de El Carrasco, que se disponen sobre la quebrada La Iglesia, de eso tenemos ya unos resultados de laboratorio acreditados por el Ideam y hemos hecho las respectivas denuncias, sobre el inadecuado manejo de los lixiviados que deriva en la contaminación del afluente”, aseguró.

Mojica afirmó que se han impuesto sanciones y manejando planes de contingencia en empresas que disponen sobre estos afluentes. “Hemos emitido medidas preventivas con el grupo de la Cdmb”.

La Emab responde por El Carrasco

El gerente de la Empresa de Aseo de Bucaramanga (Emab), Samuel Prada Cobos, manifestó a Vanguardia Liberal que el relleno sanitario El Carrasco, la quebrada La Iglesia y las fuentes de agua que depositan finalmente al río de Oro, están claramente determinadas, y el nivel de dificultad que tiene toda el área metropolitana de Bucaramanga frente a la contaminación del río de Oro es conocida por todo el mundo. “Esto porque efectivamente la quebrada La Iglesia aporta una contaminación que yo no sabría medirla en este momento, eso la miden las autoridades ambientales. Nosotros tenemos una planta de tratamiento de lixiviados que está trabajando y hasta el momento no ha sido determinada ninguna sanción frente a lo que estamos nosotros soportándole a la fuente de agua de la quebrada La Iglesia. Tenemos un seguimiento permanente por parte de las autoridades ambientales seccionales y nacionales de nuestra operación”, aseguró Prada Cobos.

El gerente de la Emab advirtió que si hubo mortandad de peces en Sabana de Torres se deben buscar las fuentes que no están siendo controladas en toda el área metropolitana de Bucaramanga y que le tributan al río de Oro. “Porque seguramente algunos de ellos hayan vertido algún químico que esté haciendo afectaciones de ese nivel”, agregó Prada Cobos que aclaró que “El Carrasco, que ciertamente es una fuente que contamina la quebrada La Iglesia, lo hace en los términos que la Ley lo permite”.

Además, “valdría la pena no especular con este tema”.

Reporte de la Essa

El subdirector de evaluación y control ambiental de la Cdmb, Darwin Anaya, indicó que realizó visita a la represa de la electrificadora en Bocas, para determinar apertura de compuertas sin autorización. “Se revisó la bitácora y reportan que solo realizaron apertura en octubre de 2014 con la debida reglamentación y permisos”, dijo. Señaló que habrá un comunicado respecto al seguimiento porque también hay derrame de lixiviados en El Carrasco.

Empas reconoce que si contamina, pero más lo hace El Carrasco

El gerente de la Empresa Pública de Alcantarillado de Santander, Humberto Prada, dijo a Vanguardia Liberal que “Empas sí contamina con los residuos domésticos, no podemos desconocerlo. Pero de unos residuos domésticos a unos lixiviados es del cielo a la tierra. La única solución es cerrar El Carrasco, pero antes construir una planta de tratamiento que funcione”. El gerente de la Empas aclaró que la empresa de servicios públicos recoge aguas domésticas de las viviendas del área metropolitana de Bucaramanga, las cuales están contaminadas, pero no son agresivas. “De todas maneras se les está haciendo un tratamiento en la planta de río Frío, donde se trata el 90% de las aguas de Floridablanca, y las aguas del norte de Bucaramanga se tratan con un sistema específico que cuando llegan al río de Oro (que luego va al río Lebrija) llevan una remoción del 40%, y la norma exige el 70%”, advirtió.

Prada objetó que los lixiviados del relleno sanitario de El Carrasco son totalmente diferentes, porque sí son agresivos en el medio ambiente. “La plata de tratamiento no funciona. Estos lixiviados caen a la quebrada La Iglesia y van al río de Oro y esto es gravísimo. En el relleno sanitario de Pereira tuvieron ese mismo problema con los lixiviados, que según una investigación generaron malformaciones en los seres humanos, y causaron lo que está ocurriendo en el sector del bajo Rionegro y Sabana de Torres. Las aguas que están contaminando son las subterráneas”, denunció el gerente de Empas.

Frente a las declaraciones dadas a esta redacción por la directora del Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), Consuelo Ordóñez, en la que advirtió que la Empas no ha querido entregarle el plan de saneamiento de vertimientos de aguas residuales, sino a la CDMB, el gerente de Empas señaló que esta última entidad es la ha hecho el control en los siete años de operación de la empresa de alcantarillado, y mientras no haya claridad al respecto su entidad seguirá entregando el plan de manejo de vertimientos de aguas residuales a la CDMB.

El gerente de Empas indicó que con una inversión aprobada por la Asamblea de Santander de $220.000 millones su entidad espera cubrir más del 80% del tratamiento de las aguas del área. “Estas inversiones las tenemos programadas para el 2015. Planta del norte de Girón, de Río Frío, colector de Mensulí y colector La Marino, planta de Piedecuesta”, aseveró.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad