sábado 04 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Calamidad por daño en acueducto rural en Barrancabermeja

Más de 4.000 personas no tienen agua potable en el corregimiento La Fortuna y otras veredas cercanas, debido
al daño en la línea de conducción de agua del acueducto.
Escuchar este artículo

El Consejo Local para la Gestión del Riesgo de Desastres de Barrancabermeja acaba de recomendar a la Alcaldía declarar la calamidad pública, debido a que más de 4.000 personas en el corregimiento La Fortuna y veredas aledañas no cuentan con el servicio de agua potable.

“Una vez se reportó la emergencia, los organismos de socorro y las dependencias que hacen parte del Consejo del Riesgo activamos la ruta para poder enfrentar esta situación”, dijo el coordinador del Consejo Local de Gestión del Riesgo, Adith Romero.

El líder social del corregimiento La Fortuna Ceferino Garay informó que el pasado jueves en la mañana amanecieron sin agua en ese sector rural, la vereda Buenavista, vereda Lizama y el corregimiento Meseta de San Rafael.

“El terreno cedió y 20 tubos de los que transportan agua desde la bocatoma hasta el acueducto se vieron afectados. Aquí la situación es delicada porque el acueducto suministra agua las 24 horas del día, los siete días de la semana”, indicó el líder.

El secretario de Infraestructura de Barrancabermeja, Óscar Contreras Lázaro, dijo que el plan de acción para enfrentar la emergencia en el acueducto La Fortuna tiene tres etapas.

“Una primera etapa se cumplió ayer (jueves) con una visita que hicimos en el sitio para evaluar la situación. Hoy (viernes) se convocó al Consejo de Gestión del Riesgo, para declarar la calamidad pública”, comentó el funcionario.

La tercera etapa es de orden jurídico, para que el alcalde Alfonso Eljach decrete la calamidad pública con el fin de apropiar recursos con carácter urgente para poder reparar el acueducto.

“Lo que hay que hacer es ejecutar las obras correspondientes para volver a conectar la tubería. Hay unos recursos para el mantenimiento de un tramo de la vía, por $390 millones. Dado que se presentó la emergencia y se decreta la calamidad pública, toca apropiarse de esos recursos para enfrentarla y poder resolver de forma inmediata”, indicó el Secretario.

Mientras se adelantan las obras, más de 4.000 personas deberán recurrir a pozos y otras fuentes de agua natural, para poder suplir sus necesidades del servicio vital de agua potable en sus quehaceres diarios.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad