sábado 12 de enero de 2019 - 12:00 AM

“Carlos estaba en el lugar equivocado”

Los familiares de Carlos Alberto Calderón, asesinado el miércoles en la noche, dicen que él no debía nada.

Extrañados se mostraron ayer los familiares de Carlos Alberto Calderón Téllez, por la manera en que este hombre perdió la vida el pasado miércoles en Puerto Wilches.

Según le dijeron ayer a Vanguardia Liberal frente a las instalaciones del Instituto Nacional de Medicina Legal, su ser querido estaba donde no debía, ya que no le conocieron problemas como para que alguien lo asesinara.

“Carlos estaba en el lugar equivocado, porque era una persona muy sana, que no se metía con nadie.

Él vivía solo y creemos que fue al bar ese (Doña Bella) y simplemente los que hicieron eso llegaron fue a buscar a las personas que estaban con él”, señaló ayer una de las tías de la víctima.

Asimismo, otros parientes de la víctima pidieron a las autoridades que se investigue el caso, ya que este no puede quedar impune.

“’Mi hermano era un pescador. Se dedicaba a lo que saliera, pero más que nada a la pesca.

Nos duele esto que pasó y nos duele que nadie nos haya avisado a nosotros como familia que a él lo habían matado. Porque eso ocurrió el miércoles por la noche y nos vinieron a llamar solo hasta ayer (jueves) por la mañana y no es justo”, señaló una hermana del hombre víctima de los disparos.

Como se recordará, el hecho en el cual perdió la vida Carlos Calderón ocurrió en la zona de tolerancia de Puerto Wilches, a donde hombres con armas cortas llegaron y sin mediar palabra dispararon contra los allí presentes.

Tras el ataque criminal dos personas murieron, Carlos Calderón, de 41 años de edad, y Lisbeth Carolina Jiménez Núñez, ciudadana venezolana que tenía 36 años y hacía dos años había llegado al municipio santandereano.

¿Los responsables?

Sobre los autores de este doble homicidio, las autoridades de Policía avanzan en la investigación, según explicaron ayer, sin embargo, no hay pistas de los responsables.

Sobre el material recopilado por los investigadores en el lugar de los hechos se conoce que hay un video que serviría para identificar a quienes dispararon contra las tres personas presentes en el bar Doña Bella el miércoles sobre las 10:40 de la noche.

Una mujer herida

La tercera víctima que dejó el atentado del miércoles responde al nombre de Yuleimi Contreras, de 27 años de edad, quien trabajaba como administradora del bar.

Sobre esta mujer, Vanguardia Liberal pudo cotejar ayer que el jueves en la tarde fue trasladada del Hospital Regional del Magdalena Medio, en Barrancabermeja, al Hospital Universitario de Santander.

“La paciente salió de cirugía y en estos momentos se encuentra en sala de observación”, explicó una fuente del HUS ayer en la mañana.

Esta ciudadana, de nacionalidad venezolana, recibió dos disparos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad