sábado 30 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

CAS le dio nuevo ‘reversazo’ al POT de Barrancabermeja

Después de 17 años, Barrancabermeja no ha podido renovar su Plan de Ordenamiento Territorial y difícilmente la administración de Darío Echeverri lo puede realizar, dado el tiempo que resta. La CAS dijo esta semana que al documento le faltan ajustes, especialmente en el tema de suelos.
Escuchar este artículo

Un duro revés tuvo el Municipio esta semana, luego de conocerse la decisión de la Corporación Autónoma de Santander, CAS, de echar para atrás el documento de renovación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), por cuarta vez en la administración de Darío Echeverri.

Así las cosas, difícilmente este documento podrá ser aprobado este año, por lo cual será la administración de Alfonso Eljach la que deba darle vida al asunto, en el cual se han invertido más de $23.000 millones por parte de las últimas administraciones.

Según explicó el director de la CAS, Juan Gabriel Álvarez, hay puntos solicitados que no se ajustaron conforme a las exigencias.

“Se ha devuelto porque no ha cumplido con el 100% de las especificaciones en la parte de materia ambiental. Yo le había comunicado al Alcalde (Darío Echeverri) que al documento le faltaban algunos elementos para ser aprobado por la corporación”, explicó el funcionario.

Según, él, la responsabilidad “es del municipio, que es quien debe entregar todos los insumos, la documentación, todo con respecto al esquema de ordenamiento territorial, por lo tanto, a mí me lo presentan, mis técnicos lo analizan y si no cumplen lo devolvemos”.

¿Qué faltó?

En cuántos a las observaciones que deben ser ajustadas en el renovado POT de Barrancabermeja, el Director de la CAS dijo que los reparos que la entidad ha tenido conciernen a la expansión de suelo.

“Son recomendaciones conforme a la ley. En su momento habían solicitado una gran cantidad de hectáreas para que fueran de zona urbana y no cumplían con lo que tienen que ver con saneamiento básico y otros detalles, tienen que cumplir con el alcantarillado, recolección de basuras, de los orgánicos, todo lo que tiene que ver con eso, por eso lo hemos devuelto”, dijo Álvarez en el Puerto Petrolero.

¿Qué dice el Municipio?

La secretaria de Planeación Municipal, Elizabeth Lobo, dijo sobre esta notificación que es un proceso de concertación.

Según la funcionaria, la situación no es un rifirrafe entre el Municipio de Barrancabermeja y la Corporación Autónoma de Santander.

“No es que el Gobierno le eche la culpa a la CAS, y la CAS al Gobierno, no. Este es un proceso de concertación, la autoridad ambiental ha hecho una serie de mesas técnicas de revisión del documento, previa a la concertación. Nosotros como Municipio hemos atendido estos requerimientos y los hemos entregado a la autoridad ambiental”, precisó Lobo.

Asimismo, la secretaria de Planeación aclaró que “hace cuatro días recibimos nuevamente unas observaciones. La CAS venía revisando todo el componente de gestión del riesgo. Sin que este componente quede completamente perfecto, la autoridad ambiental no entraba a hacer la concertación sobre los demás temas ambientales”.

En ese sentido, la secretaria Elizabeth Lobo explicó que “en este momento ya la CAS se ha pronunciado sobre los determinantes ambientales, estamos haciendo el ajuste para llevarlo a cabo. Este viernes estamos citados para entregar los resultados de las observaciones que se hicieron”.

un largo camino
La carta de navegación territorial de la ciudad que actualmente rige viene desde el año 2002, de ahí la importancia de su actualización.
Gobiernos anteriores le invirtieron al tema más de $13.000 millones sin resultados positivos, mientras que la actual administración hizo lo propio con $10.000 millones, pero tampoco se logró la actualización del POT.
La administración de Echeverri presentó en 2018 el documento a la CAS para su respectiva revisión, pero fue devuelto. En mayo de 2019, nuevamente fue radicado ante la CAS, sin lograr poder tener el visto bueno de la entidad. Luego vinieron mesas técnicas para poder avanzar en las recomendaciones. En agosto fue radicado por tercera vez, pero el documento no pasó.
dato
El componente ambiental del documento que diseñó la administración de Echeverri, por el cual la CAS ha hecho múltiples reparos, le costó al municipio $490 millones.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad