domingo 30 de diciembre de 2018 - 12:01 AM

Caso de intolerancia por poco le cuesta la vida a un hombre

Un arma blanca fue la que utilizó una mujer para ocasionarle a su compañero sentimental una herida que por poco lo saca de este mundo. Ayer el hombre ingresó al Hospital, donde se recupera satisfactoriamente, mientras la señora también fue valorada.

Visiblemente afectada llegó ayer hasta el Palacio de Justicia de Barrancabermeja una mujer de aproximadamente 45 años de edad, quien vestía una blusa de rayas. Estaba en shock y sola.

Personal de vigilancia le abrió las puertas a la femenina, quien una vez pisó las baldosas judiciales se desplomó ante la mirada atónita de los uniformados y de un puñado de curiosos que a esa hora transitaban por la zona.

No soltaba palabra y solo respiraba profundo, dio entre uno que otro quejido que daba muestras de haber vivido un episodio no habitual.

A la misma hora en que una ambulancia de Bomberos Voluntarios salía a socorrer a la mujer tras el llamado recibido por personal del Palacio de Justicia, otro vehículo de atención médica llegaba hasta el Hospital Regional del Magdalena Medio con un hombre que tenía una herida abierta en su cuello.

Se trataba del compañero sentimental de aquella mujer de blusa a rayas, quien había sido víctima de un ataque a cuchillo de manos de la persona a la que alguna vez juró amor. Los celos enfermizos acabaron con la tranquilidad en su hogar, en la vereda La Ceiba, la mañana del sábado.

“Efectivamente, es un caso de intolerancia que se vivió en el corregimiento El Centro. El esposo recibe una llamada al celular y sale de su vivienda a atenderla, es entonces cuando su compañera sentimental entra en un ataque de celos y lo ataca con un arma blanca.

Le genera una lesión en el cuello, que está siendo valorada. A esta hora es atendido en un centro asistencial del Puerto Petrolero”, explicó sobre el mediodía el mayor Edgar Marino Erazo, comandante de estación de la Policía de Barrancabermeja.

Según el oficial de Policía, tras el altercado, el cual terminó en una gresca, la mujer decide partir hacia Barrancabermeja para interponer un denuncio contra su esposo.

“La mujer huye con el objetivo de denunciarlo en el Palacio de Justicia, ya que afirma que él también la agrede. Es un caso que ya está en manos de la Fiscalía”, agregó el mayor Erazo.

Según pudo comprobar este medio, la mujer que se vio envuelta en este episodio de violencia doméstica tenía las manos teñidas de sangre y una pequeña punzada en el pecho.

Asimismo, presentaba laceraciones en su cuello y brazos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad