viernes 07 de julio de 2023 - 12:00 AM

Denuncian abusos en contra de cocineras del río, en procedimiento policial

El hecho se registró en medio de una diligencia que adelantaron las autoridades para hacer el cerramiento del predio del Mirador del Río, al que se oponen las cocineras del Muelle. La Policía incautó las armas del esquema de protección de dos líderes que las acompañaban.
Compartir

El nuevo intento por parte de la alcaldía de Barrancabermeja para hacer el cerramiento del predio donde se proyecta la construcción del Mirador del Río, al cual se oponen las cocineras del sector El Muelle, terminó con graves denuncias de presuntos abusos por parte de la Policía en contra de las manifestantes y la incautación de las armas de dos esquemas de protección de la Unidad Nacional de Protección (UNP).

“Son catorce mujeres, que resultaron golpeadas de manera arbitraria por parte de uniformados, luego de que la alcaldía ordenara una intervención con Policía y del Esmad en el predio donde ellas protestan pacíficamente, con un agravante que no había presencia del Ministerio Público. Llegaron a maltratarlas, cuando muchas son señoras de la tercera edad”, explicó el abogado Leonardo Granados, representante de la Asociación Mujeres Paseo del Río.

Por su parte, Luis Gonzales, líder de Asojuntas del corregimiento El LLanito y defensor de Derechos Humanos en Barrancabermeja, denunció que mientras acompañaba a las manifestantes, uniformados de la Policía incautaron las armas de su esquema de protección de manera arbitraria.

“La madrugada del miércoles estábamos acompañando a las mujeres del río, y mi esquema de seguridad fue abordado por la misma Policía; aun cuando ellos se encontraban a más de 50 metros porque ellos tienen clara la norma; yo estaba ahí porque era un abuso lo que estaban cometiendo, le estaban pegando a las señoras, me golpearon también. Ellos no intervinieron y siempre se mantuvieron a más de 50 metros y aun así, les quitaron las armas”, dijo el defensor de Derechos Humanos.

Por el contrario, según el líder, en la acción adelantada por las autoridades hubo uso de armas de la fuerza pública, “por parte de la Policía, tenían armamento; incluso gente de la Sijín infiltrada de civil y armada. Yo nunca usé mal mi esquema y ellos sí se vieron vulnerados porque les quitaron las armas”, afirmó.

Esta situación, según el defensor de Derechos Humanos, lo pone en una situación de mayor riesgo, “yo he recibido amenazas y por eso la UNP me concedió el esquema, ahora mismo mis escoltas están desarmados; lo único que me ofrece la misma Policía es acompañamiento por parte de la oficina de Derechos Humanos, mientras hago todas las diligencias de las denuncias por este caso”, indicó.

Un hecho similar ocurrió con el esquema de seguridad del abogado Leonardo Granados, quien funge como representante de la Asociación Mujeres Paseo del Río. “Aquí también ordenaron quitarle las armas a nuestros esquemas de protección y al de un defensor de Derechos Humanos; estamos sin esquema; a mis escoltas los golpearon también. Los declaramos responsables si nos pasa algo”, advirtió el abogado.

Las denuncias sobre estas presuntas irregularidades y los presuntos abusos en contra del grupo de mujeres, fueron interpuestas ante las entidades competentes.

“No pueden estar armados en una manifestación”

Sobre el hecho, William Arias, subsecretario de Seguridad Ciudadana de Barrancabermeja indicó que en medio de la intervención que hizo la Policía, en un nuevo intento por hacer el cerramiento al predio donde se pretende construir el Mirador del Río, las autoridades encontraron entre el grupo personal que portaba armas de fuego, lo cual está prohibido por la ley, dado que allí se adelanta una manifestación.

“Fueron incautadas 3 pistolas calibre 9 milímetros y munición para la misma, que tenían en su poder miembros del esquema de seguridad de los protegidos Rafael Leonardo Granados Cárdenas (quien actúa en nombre y representación de la Asociación Paseo del Río,) y Luis Gonzales”, dijo el funcionario.

Y agregó que “este armamento fue dejado a disposición de la autoridad competente. Los integrantes de la Unidad Nacional de Protección que pertenecen al esquema de seguridad de las personas mencionadas, no tenían que estar armados en ese sitio, por cuanto se hizo un mal uso del esquema de seguridad, colocando de manera irresponsable, en riesgo la integridad de las personas y autoridades presentes en ese momento”, expresó.

Cabe mencionar, que las obras del Mirador del Río no se han podido iniciar por la protesta pacífica que mantienen las cocineras tradicionales, quienes se oponen al proyecto, argumentando que con él, tendrán que pagar un costoso arriendo; además que se atenta contra la tradición de comer pescado a orilla del Magdalena.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad