domingo 03 de marzo de 2019 - 12:00 AM

El abandono es Monumental

El emblemático Monumento a la Locomotora, en la carrera 36, es uno de los patrimonios artísticos que está que se cae a pedazos. Una tragedia puede suceder de irse abajo la estructura. Patrimonios históricos como la capilla San Luis Beltrán y la antigua sede de la Escuela Normal Superior, entre otros, están en el más completo abandono.
Escuchar este artículo

Los barranqueños se enorgullecen de sus riquezas petrolera, pesquera, y acuífera, pero lo que más resaltan son sus manifestaciones culturales y artísticas, las cuales han influenciado la construcción de edificaciones y monumentos que se convirtieron en patrimonios culturales, artísticos, e históricos.

Bienes que en la actualidad se caen a pedazos, abandonados unos, otros inmersos en litigios penales, expuestos a desaparecer de la faz de la ciudad.

Vanguardia Liberal los visitó, y un panorama desalentador fue lo que encontró.

El antiguo Hospital San Rafael, la capilla San Luis Beltrán, la antigua sede de la Escuela Normal de Señoritas, la Plaza de Mercado Central, y el Monumento de la Locomotora, son ejemplos claros de la desidia gubernamental, en materia de preservación, restauración, y protección.

Pero lo más preocupante es que las Administraciones Municipal y Departamental aún no tienen clara la lista de bienes que pueden ser catalogados como patrimonio.

“Muchos de los bienes culturales y de patrimonio del Departamento no están declarados por el Municipio, tampoco están en una lista indicativa. Entonces surge la importancia que Barrancabermeja avance en el proceso de determinar la lista indicativa, según los requisitos de la ley de patrimonio nacional”, manifestó la secretaria de Cultura y Turismo de Santander, Maylin Tatiana Jaramillo.

La funcionaria aseguró que para la Gobernación es importante que los barranqueños participen en los proyectos.

“Este año tenemos más de $1.300 millones destinados para la convocatoria para la restauración y protección del patrimonio cultural material e inmaterial del departamento”, detalló la funcionaria.

La jefe de la Oficina Asesora de Planeación de Barrancabermeja, Elizabeth Lobo Gualdrón, explicó que el tema debe abordarse con pinzas, dado que existen una serie de acciones y fallos que han tenido a la Administración Municipal más preocupada de la identificación y aclaración de la norma que establece los bienes, para luego determinar cómo y que entidad tiene que intervenirlos.

Uno de los bienes más venerados por los barranqueños es la capilla San Luis Beltrán. Y es que la edificación, ubicada en la calle 48 con carrera tercera, fue la primera iglesia del Puerto Petrolero. Al Igual que muchos patrimonios históricos de la ciudad, la capilla que se construyó en 1904, en la época en que Barrancabermeja era un corregimiento de San Vicente de Chucurí, está en estado de abandono, a punto de convertirse en ruinas. El inmueble tenía una deuda de más de $20 millones por concepto de impuesto predial, y la Alcaldía le endilgó la propiedad a la Diócesis, la cual en un documento manifestó que no lo era, que había perdido la posesión hace más de 65 años. Los vigías del patrimonio aseguraron que interpondrán una acción de cumplimiento al Municipio para que el bien sea restaurado.

A la Plaza de Mercado Central hace 15 años se descargaban 400 toneladas diarias de alimentos, en la actualidad 10, sin embargo el centro de acopio es el más importante de Barrancabermeja. El bien inmueble considerado patrimonio histórico y cultural de la ciudad, hoy afronta serios problemas, por cuenta de las obras de remodelación que en el pabellón de carnes se ejecutan, las cuales fueron suspendidas. La plaza se fundó en 1944, a través de la escritura pública número 521. Una sociedad anónima de economía mixta se creó, pero el bien terminó en manos de un particular, que se atribuye la titularidad del bien. En la actualidad se está elaborando un Plan de Manejo Especial de Protección, para ello el Municipio invirtió $773 millones.

Mirar entre los barrotes del antiguo Hospital San Rafael, ubicado en el sector comercial, da tristeza. En el lugar donde nació la primera generación de barranqueños netos, hoy manadas de gatos se abren paso entre la maleza de la edificación que ha estado a punto de ser demolida en dos ocasiones por los actuales propietarios del inmueble construido en 1946. Romelia Ortiz, de 74 años, recuerda con nostalgia los años en los que allí médicos, estudiantes, profesores, y jueces convergían, porque el edificio fue sede de la Unipaz, luego de los juzgados. “Buscamos que los dueños restauren el bien, lo dejen como lo recibieron”, manifestó Arnulfo Bastos, consejero municipal de Cultura.

Enrique Rueda celebrará su onomástico 86. Sentado en una silla de una cafetería, a pocos metros del edificio donde funcionó la Normal de Señoritas, en la calle 50 con carrera quinta, el venerable anciano recordó cuando a los siete años su mamá lo matriculó en la escuela de varones. Luego suspiró entristecido al ver en lo que se ha convertido el inmueble que el Hermano Luis Antonio Gómez construyó para las Hermanas de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena en 1934. “Es un muladar, está abandonado”, dijo del centro donde se formaron las primeras docentes. El edificio sirvió luego de refugio de desplazados del Opón por tres años, quienes al retirarse saquearon sus instalaciones. “Estamos evaluando la posibilidad de instaurar una acción de cumplimiento contra el Municipio, para la restauración del bien inmueble”, informó el consejero municipal de Cultura.

Según los Vigías del Patrimonio el Monumento de la Locomotora del Ferrocarril, las figuras de la fauna silvestre del río Yuma en el separador central de la avenida 52, el Monumento al Obrero Petrolero del corregimiento El Centro, el Monumento al Pescador en el Muelle, y la Llama Encendida de la calle 60, que hacen parte del patrimonio artístico de la ciudad “están en estado de total abandono”.

“Son monumentos históricos que representan cosas importantes, pero están abandonados”.

“Las administraciones municipales han abandonado los patrimonios, no le están invirtiendo recursos. Eso traería turismo”.

Capilla San Luis Beltrán
Plaza de Mercado Central
Antiguo Hospital San Rafael
Escuela Normal de Señoritas
monumentos
Barranqueños claman atención a los bienes patrimonios históricos
Laura Silva,
ama de casa
William Ramírez, empleado
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad