viernes 24 de junio de 2022 - 12:00 AM

El “chorro” de Sitio Nuevo sigue sin taparse

Comunidades denunciaron que pese a los constantes llamados a las autoridades locales y departamentales, no se han hecho labores para reparar el Dique que se rompió en el corregimiento de Sitio Nuevo (Puerto Wilches) y que generó graves inundaciones en la zona.

El panorama para los habitantes del corregimiento de Sitio Nuevo en el municipio de Puerto Wilches (Santander) sigue siendo el mismo desde hace cinco meses; sus habitantes viven entre el miedo que les produce la ruptura de la muralla que contenía las aguas del río Magdalena y las graves inundaciones, que aún persisten.

“Ya son más de cuatro meses con nuestras casas en el agua y nadie hace nada”, dijo Yuly Pacheco Noguera, habitante del sector.

Las súplicas para que “tapen el chorro”, hoy las hacen solamente a Dios, pues aseguran que se cansaron de pedir al gobierno local y departamental que adelanten los trabajos para reparar el dique y así, se pueda mitigar el riesgo y poner fin a las inundaciones de las comunidades aledañas.

Luis Navarro, un finquero del sector, aseguró que existe un contrato de suministro de maquinaria para realizar las labores en la zona, pero que, curiosamente, no existen los materiales para reparar el “chorro”.

“Llevamos cinco meses inundados, tenemos las tierras todas inundadas, estamos en un completo desastre por las aguas del río Magdalena, nosotros hemos hecho el llamado a la administración pero pasa algo curioso y es que nos entregan un contrato con la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos, el cual es de maquinaria, acá hay planchón pero hay falencias porque no hay sacos”; dijo Navarro.

En medio del río, se instaló tubería que donó Ecopetrol, pero paralelo a ellas se debe contener la fuerza de la corriente de agua con al menos 4.000 grandes sacos de fibra conocidos como bolsas “Big Bag”, los cuales no aparecen por ningún lado, “me parece muy chistoso pero a la vez es preocupante. Se debe tapar un tramo de un lado como de 150 metros y otro como de 100, en donde toca hacer una barrera en sacos y no hay los sacos y no sabemos qué pasa, porque está la maquinaria pero cómo se trabaja si no hay los elemento. Y mientras tanto nosotros estamos con el agua al cuello, sin plata y no sabemos ya que hacer”, dijo.

El desespero y el afán por contener las aguas en este punto llevó a la comunidad a buscar, por sus propios medios, la forma de adquirir las bolsas Big Bag, pero los esfuerzos no han sido suficientes, “La comunidad ha pagado obreros para hacer trabajos, en este momento entregamos 210 bolsas porque no hay, no nos han suministrado y ha sido muy difícil para nosotros conseguir esta cantidad, entonces no sabemos cómo vamos a terminar las obras y lo peor es que en la alcaldía no nos dan respuestas”, dijo Luis Navarro.

Mientras tanto, las comunidades aseguran que deben vivir en medio del agua y del riesgo de que el rompimiento se haga más grande y sufran una tragedia peor a la que viven en este momento.

Al cierre de esta edición, pese a los llamados constantes de este medio de comunicación, la alcaldía del municipio de Puerto Wilches no había emitido pronunciamiento frente al tema.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad