domingo 17 de octubre de 2021 - 12:00 AM

El Club de Mujeres Reales y su búsqueda por no revictimizarse

Eran cinco cuando iniciaron hace tres años en la sala de una casa, hoy son más de 600 y hay clubes en Barrancabermeja y otras siete ciudades de Colombia como apoyo a las víctimas de todo tipo de violencia femenina.
Escuchar este artículo

Cuando una mujer es víctima de cualquier tipo de violencia en Barrancabermeja puede acudir a las autoridades, a una Comisaría de Familia o a alguna de las muchas organizaciones que atienden el tema y prestan ayuda.

Sin embargo, hace tres años nació el Club de Mujeres Reales, un espacio diferente de empoderamiento que brinda apoyo en términos emocionales, espirituales y empresariales.

Leiry Chacón, presidenta del Club, insiste en aclarar que la organización no tiene tintes religiosos, políticos o comerciales.

El nombre se debe a un análisis que se hizo sobre la baja autoestima en la mujer actual, incentivada por una tradición cultural que hay en Colombia con el sexo femenino.

“Desde niñas nos enseñaron a ser muy pulcras, a taparnos, a diferencia de los hombres. Además, hoy hay un marketing publicitario muy fuerte que hace que creemos el imaginario de una mujer que no es real. Esas mujeres ‘perfectas’ han vivido procesos duros poniendo en riesgo su vida, incluso. Pero nos sentamos a mirarnos y nos dimos cuenta que todas somos diferentes, que tenemos estrías después de un embarazo, que unas somos blancas y otras morenas”, dijo Chacón.

Así nació esta apuesta que empezó con cinco mujeres en una casa en el barrio El Cerro.

“Desde ese momento teníamos claro que no queríamos una organización en la que se revictimizara a la mujer, queríamos un espacio donde las mujeres encontraran la oportunidad de ser escuchadas, sin importar su estrato social”, comentó la presidenta.

Hoy el proyecto se dispersó por varias ciudades de Colombia y ya hay 640 integrantes en Bucaramanga, Piedecuesta, Ibagué, Cali, Barranquilla, Cartagena y Soledad.

“Yo llevo ocho años de estar trabajado como entrenadora empresarial y personal y he conectado con muchas personas que quisieron seguir el proceso que inició en Barrancabermeja”, añadió Chacón.

En el Puerto Petrolero, antes de la pandemia, había más de 300 mujeres vinculadas pero el Covid afectó el proceso e, incluso, debido al virus perdieron varias integrantes.

“Adelina Castaño, por ejemplo, era la abogada del Club aquí en Barrancabermeja y falleció a causa del virus”.

El Club tiene varios encuentros de mujeres cada dos meses, en los que cualquier persona puede asistir y cada 15 días realizan el ‘Café conversación’ para integrar nuevas mujeres.

En este momento, según comenta Leiry, hay varios grupos de mujeres que quieren crear el proceso en Bolivia, Panamá y Perú.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad