martes 14 de mayo de 2019 - 12:00 AM

El muelle se está cayendo, demandarán

35 propietarios de restaurantes, 45 vendedores de pescado y 5 vendedores informales están en riesgo, pero también todas las personas que utilizan el muelle. El abogado de los afectados anunció querella penal contra Cormagdalena.

Una demanda interpondrá en contra de Cormagdalena el representante de los vendedores informales del Paseo del Río, Leonardo Granados, argumentando demora en la reubicación de estas personas, que desde el 27 de agosto de 2018 han visto afectadas sus ventas por el cierre del paso peatonal y vehicular del muelle.

Sin embargo la querella penal va más allá, porque, según el jurista, se va a cumplir un año de la declaratoria de riesgo de colapso de 749 metros lineales, que conforman la estructura del muelle, y Cormagdalena aún no ha determinado la forma como va a reparar los hundimientos en la placa, los cuales en cualquier momento pueden causar una tragedia sin precedentes.

Cabe recordar que el riesgo de colapso del muelle y la Terminal Fluvial Yuma obligó a la Alcaldía de Barrancabermeja a declarar el 30 de agosto de 2018 la calamidad pública.

La demanda

El abogado Leonardo Granados manifestó que con la demanda se pretende advertir al Ministerio Público, que fue declarada la calamidad pública porque existe un riesgo latente, que amerita la aplicación del artículo 68 de la Ley 1523 de 2012.

“Cormagdalena debe, a partir de la declaratoria de calamidad pública, fijar los recursos para una contratación que le permita declarar la urgencia manifiesta, para contratar los servicios de tecnología que le permita evitar que la estructura siga hundiéndose.

“Pero lo que estamos viendo es que la falla sigue avanzando. Las placas del muelle se están hundiendo, porque el agua del río las está socavando. Desde que se declaró la calamidad pública han habido dos subiendas del río, que han generado la socavación de la plataforma principal del muelle. Esto pone en riesgo las estructuras de los restaurantes, y la vida de trabajadores, comerciantes y vendedores del sector”, denunció el abogado.

Granados aseguró que Cormagdalena tiene la responsabilidad de ejecutar las obras de mantenimiento, reparación integral y sustitución de la tablestaca del muelle.

Cabe recordar que en el plan de acción, una vez se declaró la calamidad pública y se determinó el cierre del paso peatonal y vehicular del muelle, la Alcaldía y Cormagdalena establecieron identificar a la población afectada, cerrar el paso por el área, reubicar a los comerciantes que pierden su puesto de trabajo, y desarrollar obras de reconstrucción del muelle.

Cormagdalena

La ingeniera Claudia Martínez, profesional especializada de la subdirección de navegación de Cormagdalena, señaló a Vanguardia que la Corporación está atendiendo la emergencia que se presentó en la Terminal Fluvial Yuma y lo que se pretende es restablecer el servicio de transporte de pasajeros por el río Magdalena, lo más pronto posible.

“Hemos tenido inconvenientes con ese contrato, pero tenemos el compromiso de que el 11 de junio se termine la obra, para posteriormente poder restablecer el servicio de la terminal fluvial”, advirtió.

Martínez indicó que en relación al resto de la tablestaca del muelle “hemos estado trabajado conjuntamente con el Municipio de Barrancabermeja, porque realmente la vocación de ello es de una vía y un espacio público, que si bien es cierto fue entregado en alguna oportunidad a Cormagdalena, el uso es público que no estamos regulando nosotros (Cormagdalena)”.

“Lo que sí nos indicó el Municipio es que debíamos limitar el uso para pasajeros y vehículos, y es lo que se ha hecho a través de unos cierres provisionales. Sin embargo tanto la Administración Municipal como Cormagdalena están trabajando en una apuesta conjunta, para que a través de recursos del Sistema General de Regalías, que es lo que nosotros hemos ofrecido, el Municipio presente un proyecto para rehabilitar la tablestaca, y poder recuperar el espacio público que se ha ido perdiendo”, manifestó.

La ingeniera aclaró que a pesar de que los recursos son administrados por Cormagdalena, quien los compromete es el OCAD, conformado por representantes de los municipios ribereños.

“Eso se ha venido trabajando de la mano de la Alcaldía y la Gobernación de Santander, para que se presente el proyecto al organismo colegiado, se puedan aprobar y disponer los recursos para la rehabilitación de la tablestaca. Lo que se quiere es recuperar la zona, con otro mecanismo de protección, bajo el entendido de que ya esa zona perdió la vocación de zona portuaria, es de espacio público”, explicó.

Qué dice la Alcaldía

La secretaria de Medio Ambiente, Maribel López, indicó que las Secretarías de Gobierno y General trabajan en la reubicación de los vendedores.

No respetan el cerramiento
El coordinador del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, Roberto Bernal Jiménez, aseguró que se han hecho las visitas y los informes técnicos del caso. Bernal Jiménez advirtió que “la gente no ha respetado las medidas de cerramiento, que prohiben transitar, realizar actividades de venta de pescado y productos, porque en cualquier momento las placas de concreto pueden fallar, de la misma manera como fallaron en la Terminal Fluvial Yuma”. El coordinador del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres aseguró que en la franja que corresponde al muelle del Paseo del Río puede colapsar la estructura. “Es por eso es que hemos insistido en que en ese sector no pueden transitar personas. Y estamos esperando el cerramiento que tiene que hacer Cormagdalena, para evitar que cualquier persona resulte afectada”, manifestó.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad